El Gobierno Foral satisfecho con la condena a 'La Manada' por agresión sexual

El pasado mes de febrero, el Ejecutivo navarro presentó recurso de casación ante el Tribunal Supremo por entender que hubo violación y que la sentencia debía contemplar penas mayores

09.02.2020 | 16:02
La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, ha valorado el fallo anunciado por el Tribunal Supremo.

PAMPLONA. El Gobierno de Navarra ha mostrado su "satisfacción" ante el fallo del Tribunal Supremo que confirma la calificación de agresión sexual que, desde el inicio y a lo largo de todo el proceso contra 'La Manada', ha defendido esta institución, al entender que existía un delito continuado de violencia, tal y como señala el alto tribunal.

Desde el inicio del procedimiento, el Gobierno de Navarra se ha personado como acusación particular en defensa y protección de la víctima de la violación grupal de los Sanfermines de 2016, a quien reitera su apoyo y solidaridad.

El pasado mes de febrero, el Ejecutivo navarro presentó recurso de casación ante el Tribunal Supremo por entender que hubo violación y que la sentencia debía contemplar penas mayores, tal y como hoy ha reconocido el Tribunal.

Además de congratularse por la revocación de las anteriores sentencias, reitera su "firme rechazo y absoluta condena de cualquier caso de violencia sexual ya que supone una intolerable violación de los derechos humanos que atenta contra la vida y la libertad, una violencia que revictimiza a las niñas y mujeres".

En este sentido, reafirma su "férreo compromiso para que no haya una sola situación de violencia contra las mujeres".

"Teniendo en cuenta que la raíz del problema es la desigualdad de mujeres y hombres, hay que seguir trabajando e impulsando las políticas de igualdad como la vía más eficaz de prevención y erradicación, a la par que continuar articulando medidas y recursos para la protección y atención integral a las mujeres que sufren este tipo de violencia que atenta contra su vida y que dificulta la plena ciudadanía de la mitad de la población en una sociedad democrática", asevera.