Unas 1.500 plazas de OPE ya cubiertas podrían ser revisadas si prospera la pretensión de UGT

El Decreto, que se aplica desde hace dos años, sigue en vigor hasta que la sentencia sea firme

10.02.2020 | 05:35
Opositoras a una de las plazas de la OPE de maestros en unos exámenes realizados el pasado junio.

El Decreto, que se aplica desde hace dos años, sigue en vigor hasta que la sentencia del Tribunal sea firme.

pamplona - Alrededor de 1.500 plazas de Ofertas Públicas de Empleo (OPE) ya adjudicadas podrían verse afectadas tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) de anular parcialmente el Decreto Foral 103/2017 que reformaba parte de la Ley del Euskera, aunque todavía no se tenga muy claro desde el Gobierno de Navarra si este fallo afectará a los concursos-oposiciones ya realizados o tan solo se volverá al anterior Decreto, que se remonta al año 2003. Esta revisión podría realizarse si prospera la pretensión de UGT, cuyo representante de Función Pública, Jesús Elizalde, avanzó ayer que este sindicato apoyará que se revisen las Ofertas Públicas de Empleo convocadas desde diciembre de 2017.

El Decreto Foral 103/2017, en vigor desde hace casi dos años, ha sido aplicado en las OPE de 2017, 2018 y en la de Educación del presente año, tres ofertas que en total suman casi 2.000 plazas a las que habría que restarles tanto los puestos bilingües -que ayer avaló el TSJN en otra sentencia-, como los de la zona vascófona y los que el euskera era requisito y no un mérito. En total, en torno a millar y medio de personas ven ahora cómo las convocatorias de sus plazas podrían revisarse tras la sentencia, sin contar otros procesos como los traslados o los méritos, que añadirían algunos cuantos casos más a la larga lista.

En cualquier caso, y hasta que la sentencia no sea firme -si no hay recurso en un plazo de treinta días o, si lo hubiera, hasta cuando el Tribunal Supremo dicte su fallo- los que se crean afectados porque su proceso se ajustó en base al Decreto ahora parcialmente derogado no podrían reclamar la revisión de las plazas, por lo que el proceso se antoja largo y farragoso.

solo ugt está a favor de revisar De los sindicatos consultados por este periódico solo UGT, promotor del recurso, estaría a favor de revisar las plazas adjudicadas conforme al decreto ahora anulado parcialmente.

Mientras tanto sus socios en la reclamación, AFAPNA, discrepan. Desde el sindicato propio de la Administración creen que esos puestos ya establecidos no se deberían volver a revisar ya que se hicieron conforme a una legislación vigente y con unas bases que los solicitantes ya conocían, por lo que "no se va a ir en contra" de los trabajadores que accedieron a su plaza en concursos-oposiciones anteriores.

En una posición neutral se encuentra también CCOO, que no pedirá la impugnación de plazas pero que tampoco paralizará las posibles reclamaciones que pueda haber tras una sentencia que critican duramente desde ELA y LAB.

el decreto sigue en vigor A pesar de la sentencia del TSJN, el Decreto Foral continúa en vigor hasta que la misma no sea en firme, algo que no ocurrirá, al menos, hasta dentro de un mes.

Es por eso que en algunas convocatorias próximas, como las de celadores -110 plazas, 2 con requisito de euskera- y auxiliares administrativos -136 plazas, 20 con requisito de euskera-, ambas en el mes de noviembre, se continuará puntuando como mérito el euskera para las plazas en las que no sea requisito, tanto como por la vigencia de la Ley como por estar ya establecidas las bases de la convocatoria, aceptadas ya por los solicitantes. Bases que podrían cambiar sustancialmente en próximas convocatorias.

en detalle

Sin nada claro. Tanto el Gobierno como los sindicatos no tienen muy claro si el fallo del TSJN afectará a los concursos-oposiciones ya realizados.

Mucho tiempo para reclamar. En el caso que exista la opción de reclamar una plaza tras la reforma del decreto solo se hará después de una sentencia firme, por lo que el proceso se puede dilatar mucho en el tiempo para los solicitantes.

la cifra

246

Son el número de plazas en las dos próximas convocatorias -celadores y auxiliares administrativos-, que seguirán teniendo como base el decreto ahora parcialmente anulado por el TSJN pero que seguirá en vigor hasta que no haya sentencia firme.