Las mayores condenas que cumplir por el 'caso Alsasua' son de 7,5 años al refundirse las penas

Los acusados podrán pedir permisos en su mayoría puesto que han cumplido ya un cuarto de sus condenas

10.02.2020 | 06:36
Imagen de la manifestación celebrada en Pamplona en junio del pasado año.

El límite previsto en el Código Penal: los jóvenes acusados podrán pedir permisos en su mayoría puesto que han cumplido ya un cuarto de sus condenas.

PAMPLONa - A la espera de si buscan amparo en el Tribunal Constitucional, los jóvenes condenados por el caso Alsasua seguirán en situación de prisión provisional en la que se encuentran desde hace 17 meses (en el caso de Iñaki Abad, Aratz Urrizola, Jon Ander Cob y Julen Goikoetxea) y de 1.043 días que son los que llevan encarcelados Oihan Arnanz, Adur Ramírez de Alda y Jokin Unamuno. En el caso de estos tres últimos, condenados a penas de entre 8,5 y 9,5 años de cárcel, para el cumplimiento efectivo de dichas condenas entrará en acción lo que se conoce en el argot penitenciario como el triple de la mayor al refundirse las penas. Es decir, el límite previsto en el Código Penal según el cual un reo no puede permanecer en prisión por más tiempo que el triple del establecido en la mayor de sus condenas. Como Oihan, Adur y Jokin son condenados por un delito de atentado y tres de lesiones (en el caso de Oihan también por uno de desórdenes públicos), se debe multiplicar por tres la pena más grave (2,5 años) y el resultado (7,5 años) es el tiempo del cumplimiento efectivo que estarán en prisión. Según los expertos consultados, en su caso, y en el de los otros condenados a penas aún menores, al haber cumplido en la mayoría de los casos un cuarto de la condena, ya estarían en disposición de poder solicitar permisos penitenciarios para abandonar la prisión ocasionalmente. "Debe ser un camino fácilmente transitable, pero en este caso ya no sabemos qué pensar", decía ayer un especialista.

El letrado José Luis Galán, abogado de Aratz Urrizola e Iñaki Abad, que han visto reducida notablemente su pena porque se les habían atribuido delitos inexistentes (en ningún hecho probado aparecía que habían golpeado a todas las víctimas, como se les condenó de inicio), criticó ayer que de esa sentencia de la AN "hubiera conclusiones contradictorias como las que condenaban a Iñaki y Aratz que acarrearan de inmediato su puesta en prisión provisional. Esa decisión no pudo ser revisada, lo que además contraviene tratados internacionales". - E.C.