Navarra hará análisis inmediatos para que no se pierdan pruebas en denuncias de sumisión química

Los forenses harán un protocolo para la comisión de coordinación contra la violencia de género

10.02.2020 | 08:28
Integrantes de la comisión de coordinación contra la violencia de género.

pamplona - La comisión de coordinación contra la violencia de género en Navarra se reunió ayer bajo la presidencia de la magistrada Esther Erice, presidenta de la Audiencia Provincial de Navarra, para trabajar en la mejora de la atención a las víctimas de violencia de género. En este sentido, Erice anunció que los responsables del Instituto Navarro de Medicina Legal van a crear un protocolo de actuación ante agresiones sexuales en las que se sospeché que ha habido ingesta de tóxicos que ocasionen sumisión de las víctimas por sustancias químicas. Según la magistrada, en el caso del uso de este tipo de sustancias, como la burundanga, "hay que actuar con mucha rapidez" ya que "si el tiempo no es breve perdemos la prueba para siempre". Por ello, los análisis de sangre de las víctimas se llevarán a cabo ahora en los centros hospitalarios navarros de manera inmediata a que se tenga conocimiento del hecho en cuestión y también se procederá a congelar dicha muestra con la misma agilidad y se tomarán medidas especiales para el transporte de esos indicios. El análisis de muestras permitirá ahora que se intenten esclarecer delitos que hasta el momento son muy difícil de probar, debido a que estas sustancias desaparecen muy rápidamente del cuerpo. Por ello, la rapidez del personal sanitario o de los agentes de seguridad para detectar los síntomas producidos por dicha droga es fundamental.

UNIFICAR CRITERIOS DE DENUNCIA Durante la reunión la comisión abordó también un estudio realizado para unificar los criterios en la recogida de denuncias para que no existan diferencias en le proceso que se sigue, independientemente del cuerpo que las reciba. Erice reconoció que desde este grupo de trabajo se ha detectado una dificultad entre las víctimas a la hora de comprender la información que se le traslada desde los cuerpos policiales y la administración, por lo que, indicó, van a crear una herramienta "que simplifique la recepción de esta información. Hay que derivar de forma adecuada a la víctima, no siempre lo que esa mujer reclama es una intervención policial o judicial y puede ser necesario un recurso de otro tipo".

Asimismo, señaló, "existe también un problema a la hora de ofrecer atención a las víctimas durante los fines de semana", cuando varía el personal y los horarios, por lo que van a trabajar en establecer un recorrido en esta labor "para que no se deteriore esta atención". Según apuntó Erice, en la sesión de trabajo, lo que denominó un "autoanálisis", se estudiará también el recorrido que siguen las denuncias referidas a violencia de género para así analizar cuales de estas denuncias no llegan a enjuiciamiento y el motivo de que no lo hagan.

La comisión está diseñada en toda España para velar por la unidad de acción de las diferentes instituciones en la prevención y respuesta contra la violencia sobre las mujeres. En Navarra, en el ámbito judicial, está integrada por la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Pamplona, Margarita Pérez-Salazar; la juez de lo Penal número 5 de Pamplona, órgano que enjuicia en exclusiva todos los delitos de violencia de género con penas de hasta 5 años de prisión, Esther Fernández Arjonilla; el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, el tribunal que juzga todos los delitos de este tipo con penas de más de 5 años, José Francisco Cobo, el responsable en esta materia de la fiscalía, Francisco Úriz, así como el secretario de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Francisco Javier Isasi.

Asimismo, forman parte de esta comisión las unidades de todos los cuerpos policiales especializadas en la investigación de estos delitos y protección de las víctimas, los forenses de valoración integral encargados de una actuación global e integral en casos de violencia de género, las oficinas de ayuda a las víctimas, la responsable de la Delegación del Gobierno en la materia, personal de los servicios sociales del Ayuntamiento de Pamplona, los decanos de los colegios de abogados y procuradores y la directora del Instituto Navarro para la Igualdad.