Navarra registra más muertes que nacimientos y un ligero repunte de los matrimonios con extranjeros

Pese a estar aún lejos del reemplazo generacional (2,1) con 1,39 hijos por mujer, es la 2ª comunidad con la tasa de fecundidad más alta Aumenta la esperanza de vida a 84,2 años

17.12.2019 | 18:05
Crecimiento vegetativo en Navarra.

Pese a estar aún lejos del reemplazo generacional (2,1) con 1,39 hijos por mujer, es la 2ª Comunidad con la tasa de fecundidad más elevada - Aumenta la esperanza de vida, 81,3 años en los hombres y 86,8 años en mujeres

pamplona- El movimiento natural de la población de Navarra cerró 2018, por segundo año consecutivo, con crecimiento vegetativo negativo de 421 personas, es decir hubo más fallecimientos (5.819) que nacimientos (5.398). No obstante, aunque la natalidad continuó con la tendencia a la baja de la última década -solo interrumpida en 2014-, según los datos publicados ayer por el Instituto de Estadística de Navarra-NaStat, que, por otro lado, aunque sin alcanzar la tasa de reemplazo (2,1) sitúan a la Comunidad Foral como la segunda del Estado, detrás de Murcia, en tasa de fecundidad: el número medio de hijos por mujer se sitúa en 1,3 y la media estatal baja a 1,29; tasa que en Navarra obedece a la contribución a la natalidad de las mujeres de origen extranjero.

Los datos publicados por el Instituto de Estadística de Navarra-NaStat evidencian también que se mantiene la línea ascendente en cuanto a la esperanza de vida, que alcanza los 81,3 años en los hombres y 86,8 años en mujeres, aumentando cada una de ellas dos décimas respecto a las de 2017. Además de los datos y evoluciones referidos a nacimientos, fallecimientos y esperanza de vida, en esta estadística se recogen también las incidencias registradas en cuanto a nupcialidad, capítulo en el que el total de 2.100 matrimonios formalizados en 2018, suponen un descenso del 9,9% respecto a las uniones de un año antes. Destaca en este apartado también un ligero repunte de las uniones entre personas de Navarra con parejas de origen extranjero que aunque sube del 11,6 al 13,1 en un año, es inferior a los porcentajes alcanzados hace 10 años cuando estas uniones suponían el 16,2% en 2009 o el 15,6% en 2010-11.

nacimientos El número total de nacimientos se situó en el año 2018, al que se refieren estos datos, en 5.398, -el 50,2% de ellos niños y el 49,8%, niñas-, que supone una disminución del 6,1% con respecto al año anterior continuando la tendencia de la última década, en la que han caído un 23,2% desde 2008.

Las defunciones, en total 5.819, también descendieron el año pasado, en un 0,4% en términos relativos y en 25 en números absolutos, el 50,7% correspondientes a hombres, mientras que la tasa de mortalidad infantil fue de 1,9 por cada mil nacidos vivos. Otros datos indican que la esperanza de vida vuelve a crecer en Navarra hasta los 84,2 años, la segunda más alta del Estado por detrás de Madrid, 81,3 años en el caso de los hombres y 86,6 en el de las mujeres.

menos bodas En cuanto a la nupcialidad, el Na-Stat muestra que el número de matrimonios bajó en 2018 en un 9,9% en relación a 2017 y del total de los registrados, 2.100, un 75% fueron civiles. Desde que en 2010 las uniones civiles superaran a las eclesiásticas, el porcentaje de estos últimos ha ido decreciendo y en 2018 hubo 520, el 25,4% del total.

Por otro lado, un 85,5% de las uniones de produjo entre personas de nacionalidad española y un 2,4% correspondieron a parejas del mismo sexo (35,7% entre hombres y 33,7% entre mujeres). La edad media de los primeros matrimonios, el 78,5% de los habidos, mantuvo la tendencia creciente de años anteriores y llegó a los 35,7 años entre los hombres y los 33,7 entre las mujeres. A nivel estatal, el número de uniones también disminuyó, en este caso un 0,8%, situándose la tasa bruta de nupcialidad en 3,54 uniones por mil habitantes.

La estadística añade en este sentido que el número medio de hijos por mujer descendió hasta situarse en 1,39, la segunda más alta del Estado en cuanto a CCAA y la cuarta teniendo en cuenta a las ciudades de Mellilla y Ceuta, y la edad media de maternidad fue de 32,5 años, similar a la registrada un año antes y la sexta mayor entre las autonomías.

Esta evolución confirma que la disminución de nacimientos guarda relación con el retraso en la edad de ser madres y de hecho del total de nacimientos de 2018 en el 42,3% la madre tenía 35 años o más y en el 4,6% 40 o más.

Unas edades que bajan entre las madres extranjeras, que tuvieron el 22,6% de los nacidos, un 1,6% más que en 2017, con una edad media de 30,4 años. Los nacimientos de madres no casadas aumentaron 4 décimas y llegaron al 37,2% del total. En cuanto a las edades de las madres, destaca el aumento de mujeres que fueron madres con 35 o más años, suponiendo como queda dicho un 42,3% del total, porcentaje que sigue creciendo en detrimento de los nacimientos de madres de 30 a 34 años.