Navarra toma medidas para garantizar la capacidad de la red sanitaria por el coronavirus

El plan de contingencia considera a la Atención Primaria como pieza clave

16.03.2020 | 21:00
De izquierda a derecha, Carlos Artundo, Santos Induráin, y María Ángeles Nuin


PAMPLONA. La red pública sanitaria de Navarra está dando respuesta a la epidemia de coronavirus y tiene capacidad suficiente para afrontar la atención a la creciente demanda que se espera en los próximos días, según ha indicado hoy la consejera de Salud, Santos Induráin. A día de hoy, la red pública podría habilitar 114 nuevas camas sumándolas a las 1.466 existentes. Asimismo, se cuenta con un total de 42 puestos específicos de Cuidados Intensivos, a los que cabría añadir otros cuatro adicionales en función de la demanda. Además, existen 58 puestos dotados de dispositivos de ventilación que, llegado el caso, podrían convertirse también en unidades de atención para pacientes críticos.

En lo que se refiere a las posibles necesidades de personal asistencial, se están dando los pasos necesarios para incorporar nuevos profesionales al sistema, entre ellos residentes de últimos años y personal jubilado. Por otro lado, en los próximos días, se dispondrá de más material y equipos sanitarios.

Segundo fallecimiento en Navarra por Covid-19

Esta mañana, se ha registrado el segundo fallecimiento en Navarra por infección de coronavirus Covid-19. Se trata de una mujer de 86 años con pluripatología crónica grave, que ingresó en el Complejo Hospitalario de Navarra el pasado 1 de marzo.

La consejera Induráin, acompañada por el director general de Salud, Carlos Artundo, y por la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral (ISPLN), María Ángeles Nuin, ha informado sobre la situación actual de la epidemia y sobre las medidas adoptadas en el ámbito sanitario para combatirla.

Según los datos facilitados a las 13.00 horas, en coordinación con el Ministerio de Sanidad, el número de positivos asciende a 274, de los cuales el 74% requiere atención en sus domicilios. 62 personas se encuentran hospitalizadas (9 de ellas en la UCI) y otras 8 se encuentran en régimen hospitalización domiciliaria.

En este sentido, Carlos Artundo ha avanzado que el número de casos continuará incrementándose de forma continua en los próximos días. El director general de Salud ha mostrado su confianza en que, en un plazo breve, la curva de crecimiento se estabilice e, incluso, comience a descender.

Por otro lado, Artundo ha insistido en que el Gobierno de Navarra garantiza la asistencia sanitaria gratuita a todas las personas residentes en la Comunidad Foral, con independencia de que posean o no la tarjeta sanitaria.

Refuerzo en Atención Primaria y Especializada

El director general de Salud también ha explicado el plan de contingencia, que comprende a la red sanitaria navarra en su totalidad, tanto pública como privada. Según ha indicado, en la actualidad, se encuentra en vigor la 1ª Fase (de 3), en la que se han reforzado los recursos de la red pública.

El plan de contingencia considera a la Atención Primaria como pieza clave en la estrategia contra el coronavirus. En este sentido, se van a reforzar los servicios de Urgencias Periféricas de Huarte, Noáin y Orkoien. Se contempla también la posibilidad de abrir los centros de salud de las zonas urbanas los sábados y domingos, si así fuera necesario. Se reforzarán los equipos de recogida de muestras para diagnóstico por PCR, por parte del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias (SUE), que seguirá jugando también un papel clave en el seguimiento domiciliario de los pacientes que lo precisen.

Por otro lado, la capacidad de la red hospitalaria pública de Navarra dispone, actualmente, de unas 1.466 camas, pudiendo habilitarse otras 114 más, si fuera necesario. Asimismo, cuenta con un total de 42 puestos específicos de Cuidados Intensivos, que pueden contar con otros cuatro adicionales, en función de la demanda. Además, existen 58 puestos dotados de dispositivos de ventilación, que, llegado el caso, podrían convertirse en unidades de atención a pacientes críticos.

La mayor capacidad de ampliación de recursos hospitalarios se concentra en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), que dispone actualmente de 1.141 camas, con posibilidad de añadir 95 camas más, distribuidas tanto en el área de Irunlarrea como en la Clínica Ubarmin. Los cuatro puestos ampliables de UCI se encuentran también en el CHN, que pasaría de 36 a 40 puestos.

En los Hospitales comarcales de Tudela y Estella, se podrían ampliar inicialmente cuatro camas más a las 104 de las que ya dispone el Hospital García Orcoyen, mientras que el Reina Sofía tiene capacidad de ampliación inmediata para pasar de 221 a 236 (15 más). En ambos centros pueden planificarse ampliaciones posteriores.

Además de la utilización de toda la estructura de la red pública sanitaria, para generar espacios destinados a la atención de los pacientes, la 2ª fase del Plan de Contingencia elaborado por el Departamento de Salud contempla también la posibilidad de disponer de los centros privados de Navarra, que, en su máxima capacidad, cuentan con los siguientes y respectivas camas: San Juan de Dios, 74 camas; Clínica San Miguel, 40 camas, además de 4 puestos de UCI; Clínica Universidad de Navarra, 240 camas, además de 24 puestos de UCI.

Nuevos protocolos

Los responsables sanitarios de la Comunidad Foral han explicado también el cambio de protocolos, tanto en lo que se refiere a la atención de otras patologías diferentes al coronavirus, como a la realización de la prueba PCR para detectar el virus. Respecto a la primera cuestión han indicado que la actividad prevista se está evaluando y, en su caso reprogramando, con el fin de garantizar la atención de los casos que no pueden esperar y la protección del personal sanitario, para que pueda seguir prestando dicha asistencia.

Igualmente, en lo que se refiere a la prueba PCR, han recordado que ésta se reserva para pacientes con síntomas de infección respiratoria aguda hospitalizados o residentes en centros sociosanitarios, así como a profesionales sanitarios o esenciales (bomberos, policías, equipos asistenciales del 112, etc.), y personas vulnerables. No se realizará a las personas con síntomas leves, quienes deberán permanecer aislados en sus domicilios durante 14 días. La medición de estos posibles casos se llevará a cabo mediante una red de vigilancia epidemiológica similar a la que ya existe para la gripe, lo cual permitirá conocer la evolución de la pandemia.

Finalmente, los responsables de Salud han agradecido la respuesta de la sociedad navarra a las nuevas medidas derivadas del estado de alarma y han reiterado el llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía y a la solidaridad con las personas más vulnerables, especialmente a las personas mayores que viven solas.

Cobertura sanitaria para todas y todos los residentes

El Gobierno de Navarra garantiza la cobertura sanitaria universal y gratuita a todas las personas residentes en la Comunidad foral, con independencia de que se posea o no la tarjeta sanitaria, ante la inquietud de algunos colectivos de migrantes sobre cómo actuar si sufren síntomas del coronavirus.

Desde el Departamento de Políticas Migratorias y Justicia, en coordinación con el Departamento de Salud, se está haciendo llegar esta información a los diferentes colectivos de migrantes, a quienes se les indica que sigan el protocolo establecido por el Gobierno de Navarra; es decir, llamar al centro de salud correspondiente en el caso de síntomas relacionados con la enfermedad o al 112 en el supuesto de que se precise atención urgente.

Cabe destacar que los teléfonos de atención del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra (112 y Consejo Sanitario, 948 290 290) disponen de sistemas de traducción para que las personas migrantes que no puedan comunicarse en castellano o euskera puedan hacerlo en su idioma nativo, tanto en los teléfonos de emergencia como en los diferentes centros de salud.

En este sentido, el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, ha explicado hoy que "la cobertura va a ser total y gratuita para todas las personas que residen en Navarra, independientemente de cuál sea su situación legal o administrativa. Es muy importante- ha añadido- que esto llegue a oídos de toda la ciudadanía, ya que estamos hablando de una emergencia sanitaria por encima de cualquier otra consideración".