Consejos para convivir con un paciente de alzheimer en el confinamiento

22.03.2020 | 19:12
El decálogo de AFAN.

PAMPLONA. La asociación de familiares de personas enfermas de Alzheimer (AFAN) ha elaborado un decálogo de recomendaciones para familiares y cuidadores con el objetivo de "facilitar la convivencia" con las personas afectadas de demencia en este periodo de confinamiento.

La asociación ha resaltado el "continuo goteo de llamadas de familiares sin las herramientas necesarias para mantener en su domicilio a las personas afectadas, que no retienen en su memoria la necesidad de este confinamiento e insisten en continuar con su rutina diaria, que en muchos casos incluye un paseo".

Asimismo, ha explicado que "el cambio de rutinas rompe la estabilidad de estos pacientes, para los que continuar unos horarios y unas rutinas mejora su estado".

"La convivencia ininterrumpida las 24 horas precisa generar rutinas nuevas, actividades y hábitos en las familias; así como exige dotarse de una mayor dosis de paciencia y empatía por parte del familiar cuidador", ha indicado en una nota AFAN que, por este motivo, ha elaborado un decálogo de recomendaciones "dirigidas tanto para la persona afectada como para cuidar el estado de salud de la persona cuidadora".

El decálogo de AFAN aboga, por un lado, por "dar las explicaciones necesarias, adaptadas a su capacidad de asimilación y comprensión", así como evitar el "contagio emocional". "Es importante transmitir calma, optimismo y seguridad de que seguiremos cuidando de ellos de forma directa o a través del teléfono", ha subrayado.

Asimismo, ha aconsejado mantener las rutinas diarias, ayudar a la persona afectada a mantenerse activa, usar música para "calmar a la persona con demencia" y usar el afecto y el buen humor "con el objetivo de hacer su entorno acogedor".

En el caso de que la persona afectada intente "con perseverancia" salir de casa, AFAN recomienda "intentar realizar actividades distractoras" y si es imposible mantenerle en casa y llamar a su médico de atención primaria para valorar medidas.

La asociación también ha apelado a la persona cuidadora a buscar "vías de desahogo alternativas, procurando tener pequeños espacios para ello". También a buscar una persona sustituta que comparta la responsabilidad y a mantener el contacto social a través del teléfono, videollamadas o diferentes aplicaciones y redes sociales.

Asimismo, para las familias que tienen a la persona con demencia en un centro geriátrico y seguramente tienen restringidas las visitas, AFAN ha animado a "confiar en el buen hacer del centro y solicitar información por teléfono en los horarios de atención".

La asociación ha resaltado que "vivimos una situación extrema, pero temporal" y ha instado a las familias y personas cuidadoras a contactar con la asociación a través de los teléfonos 948 27 52 52 y 693 402 175 (de 9 a 18h de lunes a jueves y de 9 a 14h el viernes), 673 585 862 para la zona de la Ribera (de 9 a 14h de lunes a viernes).