Navarra: desescalada "prudente" y distinta en pueblos y ciudades

Artundo: "No pueden ser las medidas las mismas en según que cuestiones en Ustarroz, Garde o Pamplona"

28.04.2020 | 14:09
En marcha en Navarra el estudio de seroprevalencia

El Gobierno de Navarra está preparando una estrategia de desescalada ante el coronavirus "lo más prudente posible" y "asimétrica" dentro del territorio de la propia Comunidad foral, teniendo en cuenta que no es igual la situación de pequeñas poblaciones que la de las ciudades.

El director general de Salud del Gobierno de Navarra, Carlos Artundo, que ha comparecido en rueda de prensa tras haber superado el coronavirus, ha afirmado que "todos tenemos muchísimas ganas de salir, pero lo que creo que es importante tener en cuenta es la prudencia, que es absolutamente exigible en cuanto a esta nueva fase que empezamos".

Así, Artundo ha pedido que "lo que hagamos lo hagamos poco a poco, con cabeza y con muchísima prudencia". "No podemos volver atrás y tirar por la borda, simplemente a la basura, la cantidad de esfuerzo, todo lo que se ha hecho como sociedad, todo lo que han hecho los profesionales, lo que ha hecho el conjunto de la comunidad, una lección de ciudadanía que nos ha dado la gente. Eso no lo podemos poner en peligro, por tanto, lo que hagamos hay que hacerlo con rigor, con cabeza, sabiendo dónde estamos en cada momento para poder introducir las medidas de corrección cuando sea necesario", ha dicho.

Comienza en Navarra el estudio de seroprevalencia:

El director general de Salud ha afirmado que la fase de desescalada es "incluso más compleja" que el proceso vivido hasta ahora. "Hay que hacer un balance entre la recuperación de la actividad asistencial tanto en los centros de atención primaria como en los hospitales y la necesidad de mantener algunas capacidades estratégicas para poder responder lo más rápidamente posible si se objetiva un rebrote del coronavirus", ha asegurado.

Del mismo modo, ha señalado que "también hay que hacer un balance entre la protección de la salud pública y la minimización del impacto económico y social que todas las medidas de confinamiento tienen".

Carlos Artundo ha afirmado que en este proceso "acertaremos más y nos equivocaremos menos si vamos de la mano de la evidencia científica, de los que saben más, de los profesionales, de los expertos, y también sobre todo si tenemos un sistema de información y monitorización que nos permita predecir, anticiparnos y adaptarnos ante las situaciones que se van a ir produciendo".

Según ha señalado, el Gobierno foral está "construyendo y planificando una estrategia lo más prudente y seria posible en Navarra, que será en el marco de la estrategia global del Estado y también coordinando y aprendiendo mutuamente con otras Comunidades Autónomas y por supuesto a la vista de las experiencias que hay a nivel internacional".

Carlos Artundo ha afirmado que esa estrategia deberá tener en cuenta "la asimetría foral". "No pueden ser las medidas las mismas en algunas cosas en Ustarroz, en Garde o en Pamplona. Tendremos que trabajar inteligentemente muy de acuerdo con los ayuntamientos, en el nivel local", ha dicho.

Además, ha señalado que "tenemos que trabajar desde una lógica interdepartamental e intersectorial". "Esto no afecta solamente al Departamento de Salud, afecta a todos los departamentos y todos los sectores para organizar y gestionar unas medidas de transición lo mejor posible, aprendiendo de la primara fase, utilizando todo el talento, la imaginación, la creatividad de la sociedad civil de Navarra, que ha sido tremendamente importante en esta fase", ha dicho.

Para diseñar esta estrategia, el Gobierno contará con tres ámbitos. Por un lado, el ámbito científico, en torno al Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra; por otro lado, el ámbito social, con una Comisión para la Transición en Navarra, en la que participarán personas reconocidas en sus respectivos ámbitos puedan aportar a la construcción de esta estrategia de transición en Navarra; y por último, el ámbito del Parlamento de Navarra, "que tendrá que tomar las decisiones que considere en los aspectos importantes de esta fase de transición", ha señalado Artundo.

Además de esto, el Gobierno de Navarra se está dotando de "un grupo de expertos, pequeño, pero muy sólido, sobre todo en materia de salud pública, que esperamos que nos puedan acompañar y ayudar en esta fase que enfrentamos".

En todo caso, Carlos Artundo ha dicho que los pasos que dé Navarra "no van a ser muy diferentes de lo que se están planteando en todos los sitios y de los que se ha planteado en la experiencia internacional". "Lo que sí es verdad es que esta fase de transición tiene que tener algunas asimetrías por territorios. No significa ventajismo o quién se adelanta a otro, sino simplemente la implementación de medidas con carácter asimétrico, respondiendo a la realidad concreta de ese territorio", ha afirmado.

El director general de Salud ha señalado que "es difícil" hacer una comparación de la situación de Navarra con respecto a otras Comunidades ante la fase de desescalada porque no se han publicado "dotes concluyentes" de algunas variables que se están midiendo. No obstante, ha dicho que "las capacidades del sistema sanitario son uno de los puntos clave y ahí me atrevería a decir que en Navarra podemos estar razonablemente tranquilos, porque se ha demostrado que el sistema sanitario con un sobreesfuerzo impresionante ha podido responder sin llegar nunca ni de lejos a las capacidades potenciales máximas".

Por su parte, Aurelio Barricarte, jefe de Enfermedades Transmisibles y Vacunaciones, ha explicado que para la etapa de transición se exige que "el sistema sanitario esté totalmente preparado para dar asistencia a todas las demandas por COVID o no COVID, y en condiciones normales, no en condiciones de crisis". "Navarra se está preparando, como imagino que están haciendo en los demás sitios", ha afirmado.

Barricarte ha señalado que "tiene que haber capacidad suficiente y reservas de equipos de protección individual, tiene que haber capacidad suficiente de los equipos de Atención Primaria de diagnosticar precozmente con PCR a todos los casos posibles, no deben quedar casos posibles o sospechosos sin diagnosticar, y tiene que haber elementos de vigilancia epidemiológico y de control suficiente para que todos los casos confirmados se aislen y se pongan en seguimiento a todos los casos diagnosticados".

Aurelio Barricarte ha afirmado que "estas condiciones son las que realmente debemos cumplir para llegar a una etapa de transición en la que podamos ver precozmente si cambia la tendencia en la aparición de la enfermedad y poner elementos que controlen ese cambio de la tendencia".

Por su parte, Nieves Ascunce, directora de Epidemiología y Prevención Sanitaria, ha explicado el estudio de seroprevalencia que ya ha puesto en marcha el Gobierno foral, dentro del análisis dirigido por el Ministerio de Sanidad y el Instituto Carlos III, con el fin de estimar el porcentaje de población que ha desarrollado anticuerpos frente a la COVID-19.

La muestra correspondiente a Navarra, seleccionada de modo que sea representativa por grupos de edad y sexo, abarca a 2.360 personas, integradas en 761 grupos familiares. Este estudio no interfiere con la realización de pruebas diagnósticas por PCR para conocer la incidencia de posibles nuevos casos de infección. El Gobierno ya ha comenzado a contactar con estas personas.

Nieves Ascuence ha afirmado que las primeras respuestas de los ciudadanos "han sido muy favorables". "Me he pegado toda la vida diciendo que por favor atiendan a nuestra llamada, al programa de cáncer de mama, al programa de cáncer de cuello de útero, de colon, y una vez más me toca decir que por favor atiendan a nuestra llamada, que es un tema muy interesante, con un beneficio personal y que desde luego lo que tiene es un beneficio poblacional para toda Navarra y para todos nosotros en esa toma de decisiones tan importante que nos va a tocar hacer", ha dicho.

noticias de noticiasdenavarra