La vuelta a clase será el 4 o el 7 de septiembre y Educación trabaja para que sea presencial

El consejero de Educación culmina con los sindicatos las reuniones para elaborar el Plan de Contingencia

05.06.2020 | 01:52
Escolares del colegio público Iturrama, el primer día de clase del curso que está a punto de finalizar.

pamplona – El esperado regreso a las aulas del alumnado navarro tendrá lugar el viernes 4 o el lunes 7 de septiembre. Esas son las fechas elegidas por el departamento de Educación para iniciar el próximo curso. Los centros educativos deben ahora configurar su calendario académico en base a las instrucciones establecidas por el departamento, que fija en 175 el número mínimo de días lectivos y marca el fin de las clases en los días 21 o 22 de junio. Por su parte, Educación ha iniciado un proceso de comunicación directa con la comunidad educativa para configurar el Plan de Contingencia para el próximo curso, en el que ya trabaja con el reto de retomar la enseñanza presencial.

Lo avanzó hace tres semanas en una entrevista concedida a este periódico y es la idea que ha trasladado a las distintas organizaciones educativas en las tres reuniones celebradas esta semana, la última ayer con las patronales de la enseñanza concertada. "El departamento trabaja con la idea de que el próximo curso comience con el alumnado en clase todos los días". El consejero de Educación, Carlos Gimeno, tiene claro que el objetivo para 2020-21 es "recuperar la modalidad presencial ya que otro parón podría ser grave para el alumnado más desfavorecido".

El máximo responsable del departamento es consciente de que todo dependerá de la situación sanitaria en la que se encuentre Navarra después del verano, de ahí la decisión de elaborar un Plan de Contingencia en el que se recojan los diferentes escenarios y se contemplen los máximos requisitos de seguridad y salud para el alumnado. Este plan, que confían en tener listo a finales de junio, establece actuaciones en cinco ámbitos: organización escolar adaptada a la pandemia (distribución de espacios, cálculo de recursos personales, actividades complementarias); formación en competencias digitales; actualización de programaciones didácticas; formación en planes tutoriales a distancia y dotación tecnológica.

Esta es el diseño primario pero el departamento de Educación quiere que la propuesta final sea lo más consensuada posible con la comunidad educativa. De ahí que el martes se reuniera con las federaciones de apymas de la Mesa de Padres y Madres de Navarra, el miércoles con las direcciones de colegios e institutos de la red pública y ayer con las patronales de la enseñanza concertada. Este proceso de comunicación directa concluye hoy con el encuentro que mantendrá el departamento con lo sindicatos presentes en la mesa sectorial de educación. "No es el único proceso para hablar del próximo curso. El departamento también ha contactado con el tercer sector y con los responsables de los centros de educación especial", aseguran desde Educación.

problemas de espacio Las distintas organizaciones educativas están trasladando al departamento su preocupación por cómo puede afectar la pandemia al próximo curso escolar. En concreto, las direcciones de centros ven muy complicado atender a todos sus alumnos en las instalaciones de sus centros en caso de que se reduzcan las ratios y haya que garantizar la distancia de seguridad. Asimismo, estos colectivos pidieron más medios técnicos y mejor formación para impulsar la docencia online.

Por su parte, las federaciones de apymas pidieron al departamento que trabaje para garantizar el regreso a las aulas del mayor número posible de alumnos y alumnas, especialmente de Infantil y Primaria y del alumnado con necesidades educativas especiales. También abogaron por explorar medidas que faciliten la conciliación de las familias y que se oferte el transporte y comedor, cumpliendo con las exigencias sanitarias.