Un ghanés de 17 años muere ahogado en el río Aragón a su paso por Marcilla

Se trata del segundo ahogamiento que se registra en Navarra en los últimos días

01.08.2020 | 00:05
Zona del río Aragón a su paso por Marcilla donde se ahogó el joven.

pamplona Un joven ghanés de 17 años falleció ayer por la tarde mientras se bañaba en el río Aragón a su paso por Marcilla junto a varios compañeros del Centro de Observación de Acogida (COA) de la localidad navarra donde residía desde hace ocho meses.

El resto de jóvenes que se estaban bañando en el río junto al fallecido –que en ese momento no estaban siendo supervisados por ningún tutor del COA– alertaron de su desaparición mediante una llamada recibida en el teléfono 112 de SOS Navarra sobre las 17 horas de ayer. El chico, que según sus acompañantes no sabía nadar, saltó al río desde una piedra en una zona habitual de baño y no salió a la superficie, por lo que, tras unos minutos de búsqueda, los amigos del fallecido decidieron pedir ayuda.

Hasta el lugar fueron movilizados los bomberos del parque de Peralta, que a su vez desplazaron una lancha zodiac, el Grupo de Rescate Acuático del Servicio de Bomberos y varios agentes de unidades de Prevención de las comisarías de la Policía Foral de Tudela y de Tafalla. Después de tres horas de búsqueda por el río Aragón, los buceadores encontraron el cuerpo sin vida del joven sumergido y lo sacaron del agua sobre las 20.15 horas sin poder hacer nada por salvarlo. El cadáver fue trasladado al Instituto Navarro de Medicina Legal con el fin de que le sea practicada la autopsia.

Asimismo, también acudieron al lugar del suceso el alcalde de Marcilla, Mario Fabo, así como el coordinador y educadores del COA en el que residía el fallecido desde hace ocho meses. Según el alcalde de la localidad navarra, este joven iba a abandonar el Centro la próxima semana cuando estaba previsto que fuera a ser trasladado a un piso tutelado junto a otros compañeros en situación de dificultad o conflicto social.

Por su parte, Fabo, quien lamentó la "triste tragedia" que azotó ayer a Marcilla, aseguró que el cierre de algunas piscinas a raíz de la crisis de la covid-19 ha traído consigo "que cada vez más gente acuda al río", siendo especialmente peligroso "que se bañen aquellas personas que no conocen la zona y no saben nadar". Así, el alcalde de Marcilla explicó que el Aragón es un río "aparentemente calmado en la superficie, pero que puede tener fuertes corrientes por debajo. Además lo que cubre es muy cambiante depende de la zona y puede llegar a alcanzar hasta los tres metros de profundidad", añadió Fabo.

2º ahogamiento en una semana Se trata de la segunda muerte por ahogamiento que se registra en la Comunidad Foral en los últimos días tras la ocurrida el pasado día 23 de julio en Milagro, también en el río Aragón. En dicho suceso perdió la vida la joven de 18 años María Fátima García Chávez, natural de Colombia y residente en Tudela.