La actividad del BAN evita la emisión de 4.000 toneladas de CO2 al año

La UPNA cuantifica el beneficio medioambiental de la reducción del desperdicio de comida

01.10.2020 | 00:50
La consejera Gómez (dcha), junto a los asistentes a la presentación.

pamplona – Un estudio elaborado por el Instituto de Innovación y Sostenibilidad en la Cadena Agroalimentaria (IS-FOOD) de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) para el Banco de Alimentos de Navarra (BAN) ha analizado el beneficio medioambiental que supone la reducción del desperdicio de comida fruto de la actividad de la entidad solidaria. El estudio indica que en los años 2018 y 2019 se evitaron las emisiones de 4.568 y 4.157 toneladas de CO2 equivalente (CO2e, unidad de medida para exponer los resultados de las emisiones de gases de efecto invernadero), cifra muy superior a las emisiones producidas por la actividad del BAN, que fueron de 147 y 148 CO2e, respectivamente.

El estudio, realizado Maite Martínez Aldaya, Beatriz Soret Lafraya y Alejandra Armijos Piedra, detalla la procedencia de las emisiones de gases de efecto invernadero de la entidad, explicando que "las emisiones indirectas (transporte de mercancías de los donantes, transporte de entrega de alimentos a entidades sociales o desplazamientos de voluntarios, etc), representan el 82% de las emisiones totales".

A la presentación del informe acudieron la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez; Ana Burusco, directora general de Universidad, y Andrés Carbonero, director general de Protección Social y Cooperación al Desarrollo. También estuvieron presentes Amaya Larraya, alcaldesa del Valle de Egüés, y representantes de la Fundación la Caixa, entre otras entidades colaboradoras con el estudio. / Foto: