Aurelio Barricarte: "Es un mito que si una persona se pone la vacuna pasa una pequeña gripe después"

"Va a ser muy difícil diferenciar la gripe de la covid: ambas son enfermedades víricas con similares mecanismos de transmisión" - "No permitiremos que queden vacunas en el frigorífico: si se agota la población de riesgo que se vacuna y disponemos de ellas, se abrirá la vacunación al resto de la población"

05.10.2020 | 16:04
Aurelio Barricarte, jefe de sección de Enfermedades Transmisibles y Vacunaciones del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra

-¿Por qué se ha adelantado la campaña de vacunación este año?
-Para prolongar la campaña de vacunación y disponer de tiempo suficiente para mejorar las coberturas. Es necesario aumentar las coberturas vacunales de gripe en un contexto de pandemia de COVID -19.

-Hay personas que tienen miedo a ponerse a la vacuna de la gripe y no son los antivacunas de grupos organizados. ¿Sabe a qué se debe ese temor?
-La vacunación de la gripe no tiene contraindicaciones, solo en caso de anafilaxia en dosis anteriores o en caso de reacción alérgica a proteínas de alguno de los componentes, como pueden ser las proteínas del huevo. En cualquier caso, para estos últimos, hay vacunas que no incorporan este componente en su elaboración.

-¿Es cierto que si una persona se pone la vacuna pasa una pequeña gripe inmediatamente después de ponérsela? 
-Eso es un mito. Habitualmente coincide la vacunación con los primeros cambios de tiempo y los primeros resfriados, y puede producirse una confusión entre una "pequeña gripe" y los síntomas de un resfriado posterior a la vacuna. La vacuna de la gripe no produce gripe, ya que la vacuna no tiene virus vivos, aunque sí pueden darse efectos adversos, casi siempre leves, como el dolor o el enrojecimiento en el lugar de punción.

-¿Cómo de eficaz será la de este año?
-La efectividad de la vacuna del año pasado fue del 53%. Fue una efectividad moderada, pero supuso una disminución importante en ingresos, en consultas de atención primaria y en muertes. En general, la vacuna ayuda a evitar más de la mitad de los casos y, en caso de padecerla, a tener un síndrome gripal más leve.

-¿Hay algún colectivo nuevo al que se recomiende vacunarse fuera de los habituales: mayores, crónicos, personal sanitario...?
-La vacuna está indicada para todas esas personas, en especial para grupos de alto riesgo de padecer complicaciones por gripe. Aquí tenemos a las y los mayores de 60 años, así como adultos y niños mayores de seis meses con problemas de salud: enfermedad cardiovascular, incluida la hipertensión, diabetes, obesidad mórbida, enfermedades renales, hepáticas o neuromusculares, anemias, trastornos hemorrágicos, cáncer, implantados cocleares, celíacos y personas con disfunción cognitiva. También para adolescentes en tratamiento con ácido acetilsalicílico y este año se incluyen también los prematuros con al menos seis meses de edad. Además, para mujeres embarazadas, independientemente del momento de su embarazo. También, además del personal sanitario, se recomienda para profesionales sociosanitarios y para quienes procuren cuidados a domicilio, para prevenir el riesgo de que pudieran transmitir la enfermedad a personas de alto riesgo. Por eso mismo, también se recomienda a niños y niñas que convivan en el hogar con personas de alto riesgo. Asimismo, también se incluye entre las personas a las que se recomienda vacunarse a los docentes de cualquier nivel educativo, integrantes de las fuerzas de seguridad, bomberos y bomberas, servicios de Protección Civil, personal de emergencias sanitarias, trabajadores y trabajadoras de instituciones penitenciarias y de centros de internamiento por resolución judicial.

-¿Por qué no va estar disponible en las farmacias este año? ¿Cuántas ha comprado el Departamento de Salud? --Este año, se cuenta con un total de 270.000 dosis. Se ha duplicado el número con respecto a años precedentes, gracias al aumento de la compra por parte de Navarra, junto con las que han llegado desde la administración estatal. La compra extraordinaria de vacunas ha hecho que esta no llegue a las farmacias, como otros años, pero no vamos a permitir que las vacunas adquiridas se queden en el frigorífico: si se va a agotar la población de riesgo que se vacuna y disponemos de vacunas, se abrirá la posibilidad de vacunación al resto de la población. Siempre teniendo en cuenta que no podemos destinar dosis a población sin riesgo, si eso hace que nos quedemos sin vacunas para los que sí tienen riesgo.

-¿Se espera que haya menos gripe por el uso generalizado de las mascarillas?
Como hemos dicho, la vía de transmisión es la misma para la gripe y para el COVID, por lo que las medidas que se aplican para la prevención de una enfermedad son válidas para la prevención de la otra. Tenemos el ejemplo de lo que ha ocurrido en el hemisferio sur, donde Australia prácticamente no ha tenido gripe, aunque también hay que reseñar que Australia es uno de los países con mayor cobertura de vacunación antigripal. Por ello, hay que insistir en la vacunación como un arma fundamental en la estrategia de prevención.

-¿Prevén que haya más o menos personas que se vacunen este año?
-Los objetivos que nos planteamos son ambiciosos. Esperamos que se llegue a la vacunación del 75% de las personas mayores de 60 años, con especial énfasis en aquellas de estas personas que residan en instituciones cerradas. En años precedentes, de este grupo se han vacunado en torno al 55%, y solo nos encontramos en torno al 75% en los mayores de 80 años. Asimismo, esperamos doblar las vacunaciones entre el personal sanitario, hasta alcanzar el 75%, y llegar también al 60% de las mujeres embarazadas y personas con condiciones de riesgo.

-¿Qué relación hay entre la gripe y el coronavirus?
-Ambas son enfermedades víricas con similares mecanismos de transmisión, por vía respiratoria. En ambos casos, se produce la transmisión por la proximidad inferior al metro y medio entre personas, y se favorece al encontrarse en espacios cerrados. También en ambos casos se puede producir por fómites, al tocar con nuestras manos superficies contaminadas.

-¿Puede suponer la vacuna de la gripe una cierta inmunización frente al coronavirus?
No. La vacuna solamente la gripe. No obstante puede evitar infecciones al mismo tiempo de gripe y coronavirus (coinfecciones) que han demostrado una mayor mortalidad.

-Hay estudios que indican que cuanto más alto es el porcentaje de vacunación menores son los contagios de coronavirus ¿Se han confirmado las conclusiones de estos estudios?
-Hasta ahora no se considera definitiva esta asociación de cobertura antigripal y contagiosidad.

-¿Cómo distingo si tengo catarro, gripe o covid?
-Va a ser muy difícil en la atención sanitaria por clínica o por exploración diferenciar una enfermedad de otra. El diagnóstico diferencial tendrá que venir de la mano de los tests. Además, también será muy válido valorar la onda en la que podamos estar de gripe. En los sistemas centinela de vigilancia como el que tenemos, en los picos de gripe, en la mayoría de los casos en los que el médico sospecha que un caso se trata de gripe, luego se confirma este diagnóstico.

-¿Se puede tener gripe y covid al mismo tiempo? 
Sí, puede ocurrir. Además se da la circunstancia de que la coinfección de gripe y SARS-CoV-2 multiplica por dos la mortalidad por COVID-19, por lo que es importante la vacunación en los grupos de riesgo.

-¿Temen que el sistema sanitario sufra tensiones al coincidir la gripe y el covid?
-La gripe provoca todos los años entre 400 y 800 hospitalizaciones, así como 30 y 40 ingresos en UCI. Puede haber un peligro de que esto se agrave si se une al COVID, y de ahí la necesidad de prevenirlo al máximo posible mediante una medida de la que sí disponemos, como es la vacunación. En cualquier caso, todos los años hay un refuerzo del dispositivo asistencial en los diferentes ámbitos, con medidas adecuadas a los picos de la demanda que pudieran producirse, teniendo en cuenta la evolución de la enfermedad. En los hospitales se realiza una gestión adecuada de las camas y se cuenta también con el recurso de la hospitalización a domicilio. En Atención Primaria, se priorizan las atenciones en el día, y se refuerzan las atenciones tanto en los centros de salud como en las urgencias extrahospitalarias.