ALERTA SANITARIA

Recomiendan que comuniones y bodas se celebren en la intimidad tras detectarse varios brotes

Gobierno foral y Arzobispado piden que los banquetes posteriores se realicen únicamente con convivientes

07.10.2020 | 00:22
Imagen de archivo de dos novios fotografiándose en la calle durante la pandemia.

Pamplona – El surgimiento de varios brotes de covid-19 a raíz de la celebración de comuniones ha llevado al Gobierno de Navarra y al Arzobispado a pedir que este tipo de eventos religiosos (bodas, comuniones, bautizos...) se realicen en la intimidad, especialmente, los banquetes posteriores, en los que recomiendan que tan solo participen los familiares convivientes. Ambas instituciones acordaron el lunes realizar esta petición conjunta con el objetivo de prevenir el incremento del riesgo de propagación del virus, precisamente tras haberse decretado varios brotes con origen en comuniones.

La más reciente, que tuvo lugar en Pamplona ha causado una docena de contagios, y también ha habido focos previos. En este sentido, cabe destacar el brote de la boda de Tudela que se celebró a finales del pasado mes de julio y que acumuló medio centenar de positivos. Ante esta situación, el Ejecutivo como el Arzobispado han pedido a las familias que tomen precauciones a la hora de llevar a cabo dichas celebraciones para evitar el surgimiento de nuevos focos.

Aumento de los actos En las últimas semanas se ha constatado una aumento de este tipo de celebraciones, sobre todo de comuniones y confirmaciones, actos que generalmente tienen lugar en el mes de mayo y que el confinamiento obligó a posponer. Según fuentes del Arzobispado el aumento en las últimas semanas ha sido "notable" ya que muchas familias están llevando a cabo los actos religiosos, en los que se cumplen las medidas y las restricciones decretadas por Salud, pero extienden la recomendación de no congregarse en grandes grupos en los banquetes posteriores para evitar contagios.

En concreto, la normativa actual para la celebración de actos religiosos o civiles, como bodas o comuniones, establece el aforo máximo en el 50% de la capacidad, con más de dos metros cuadrados por persona. Asimismo, las restricciones se extienden a los establecimientos de hostelería en los que se celebra el posterior banquete en la que se deberá guardar la distancia interpersonal de 1,5 metros y se establece el aforo máximo en 50 personas en interior y 75 en exterior. De la misma forma, son de obligado cumplimiento el resto de la normativa general, como los horarios de cierre y un máximo de seis personas por mesa.

noticias de noticiasdenavarra