La covid incrementa en un 16% el número de navarros en situación de pobreza

Actualmente hay 51.838 personas con una renta inferior al 60% de la media

26.01.2021 | 00:37
Una persona pide dinero en el paseo Sarasate de Pamplona. Foto: Iban Aguinaga

pamplona – La pobreza severa podría aumentar en el Estado en 790.000 personas y llegar a 5,1 millones como consecuencia de la covid-19, según el informe anual de desigualdad de la ONG Oxfam Intermón publicado ayer. Según el documento, el total de personas en esta situación, que son las que viven con menos del equivalente a 16 euros al día, podría alcanzar la cifra de 5,1 millones, lo que supone un aumento desde el 9,2% registrado antes de la pandemia hasta el 10,9%.

"Los datos demuestran cómo la pandemia se ha cebado con las personas más vulnerables", declaró el director de Oxfam Intermón, Franc Cortada, quien añadió que "sin una respuesta adecuada, hay un grave riesgo de que la salida de la crisis profundice y eternice las desigualdades en España, empobreciendo a las personas más pobres mientras las más ricas se recuperan a paso firme".

De los datos se desprende que la tasa de pobreza relativa en el Estado español pasaría del 20,7% hasta el 22,9%, lo que supone un millón de personas más por debajo de la línea de pobreza, estimada en 24 euros al día, hasta alcanzar los 10,9 millones de personas durante el 2020.

En todo caso, la ONG señaló que "los ERTE pueden haber evitado que más de 710.000 personas hayan caído en la pobreza" por lo que indica que esta medida ha sido "esencial" para limitar el incremento de la pobreza y la desigualdad, con una reducción estimada de 1,17 puntos en el índice de desigualdad de Gini.

También estima que si el Ingreso Mínimo Vital (IMV) se hubiera implementado en su totalidad –por el momento ha llegado a 160.000 de los 850.000 hogares previstos–, habría salvado de la pobreza a 277.000 personas, habría reducido la pobreza severa en 230.000 personas y el índice de Gini se habría reducido en 0,5 puntos.

Por comunidades, el informe indica que Baleares sería la más afectada por el aumento de la pobreza seguida por La Rioja y Navarra, donde se ha incrementado en un 16,1% el número de personas en pobreza relativa al aumentar en 7.186 navarros respecto a la situación pre-covid. En números absolutos, el mayor incremento de personas por debajo de la línea de pobreza relativa –personas con una renta inferior al 60% de la media– se produciría en Andalucía, con más de 270.000 personas, seguida por Madrid y Cataluña.

Atendiendo a la población migrante, Oxfam señaló que el índice de pobreza entre estas personas alcanzaría el 57%, frente al 22,9% de media del total de la población; y añadió que quedan en situación especialmente vulnerable las 300.000 personas trabajadoras en situación administrativa irregular, cuyos empleos se concentran en sectores particularmente afectados por la pandemia.

Junto a los migrantes, los jóvenes y mujeres son los colectivos más afectados por la desigualdad que ha provocado la covid. Entre las personas jóvenes, esta desigualdad en los ingresos salariales aumentó 1,6 veces por encima del promedio, mientras que la tasa de desempleo llega al 55% entre los menores de 20 años.

Las mujeres, por su parte, constituyen el 57% de todas las personas subempleadas y el 73% de las que trabajan a tiempo parcial.

una década para recuperarse Por otro lado, según el informe internacional de Oxfam El virus de la desigualdad, publicado también ayer, a nivel mundial, "las mil mayores fortunas del mundo ya habían recuperado las pérdidas económicas originadas por la pandemia", mientras que "los al menos 200 millones de personas que según el cálculo del Banco Mundial podrían haber caído en la pobreza por la pandemia necesitarían más de una década para recuperarse".

Según la ONG, si los gobiernos lograran reducir la desigualdad en el mundo en un 2% anualmente, conseguirían salvar de la pobreza a esos 200 millones adicionales en tres años en lugar de en una década.

Al mismo tiempo, precisó que la pandemia ha desencadenado "la peor crisis laboral en más de 90 años", y que tiene "el potencial de aumentar la desigualdad económica en todos los países del mundo al mismo tiempo, una situación sin precedentes desde que empezara a registrarse este tipo de datos hace más de un siglo".