Navarra cierra el interior de bares en Semana Santa ante una ola 'más veloz de lo esperado'

Las restricciones, también con rebaja de aforo en comercios, 'de Jueves Santo al 8 de abril' - Preocupa la cepa británica, que se dispara en interiores y escuelas

26.03.2021 | 11:00
Un grupo de jóvenes con mascarilla pasa junto al bar el Tinglado de Pamplona, donde los clientes llevan también la misma protección.

El Gobierno de Navarra, ante el "repentino e inesperado" repunte de casos de Covid-19 de los últimos días, ha anunciado este viernes nuevas restricciones, como el cierre de nuevo del interior de la hostelería y la reducción de aforos en el comercio, con el fin de rebajar la amenazante cuarta ola de contagios de cara a Semana Santa. Las medidas contemplan la reducción del aforo en las grandes superficies del 40 al 30 % y el cierre de bingos, salas de juegos y salones recreativos.

 
Se prevé que las nuevas restricciones entren en vigor a las 0:00 horas del Jueves Santo 1 de abril. La fecha definitiva de cierre dependerá del día en que el TSJN autorice la propuesta del Departamento de Salud, y podrían anticiparse. Así lo ha anunciado hoy la consejera, Santos Induráin. Los responsables de Salud han contactado a lo largo de esta mañana con representantes de la hostelería y del comercio para comunicarles las nuevas medidas adoptadas. Esta tarde está convocada una reunión entre las partes.

Estas medidas complementan las ya aprobadas para el periodo de Semana Santa, que han entrado en vigor este viernes. Se trata, como se recordará, de la limitación a un máximo de 6 personas en las reuniones en ámbitos públicos abiertos, a 4 personas en el interior de locales públicos, y a única unidad de convivencia en los encuentros privados. Se mantiene también el cierre perimetral de la Comunidad Foral y el toque de queda entre las 23:00 horas y las 06:00 horas.

Entre los argumentos esgrimidos por Salud para decretar el endurecimiento de las restricciones está el hecho de que la cepa británica se está demostrando mucho más contagiosa: alcanza ya el 92 % de los casos detectados, y además preocupa que se han disparado los contagios en el ámbito escolar y en las interacciones sociales en interiores. CONSULTA AQUÍ LA RUEDA DE PRENSA DE SANTOS INDURÁIN Y CARLOS ARTUNDO

Lo más destacado de la comparecencia de este viernes en la que se han anunciado más medidas anticovid:

  • -Navarra cierra "desde Jueves Santo" el interior de bares y reduce aforos en el comercio al menos hasta el 8 de abril
  • -"La cuarta ola viene a gran velocidad y viene muy en serio", alerta Salud
  • -Preocupa la contagiosidad y elevada incidencia de la cepa británica, que se corresponde ya con más del 90 % de los casos detectados
  • -Se disparan los contagios en el ámbito escolar, aumenta la movilidad y la interacción social en interiores
  • -"No esperábamos un repunte de casos tan repentino", afirma Santos Induráin
  • -"Por favor, las interacciones sociales, ahora que llega el buen tiempo, que sean en exteriores", pide Artundo
  • -"Merece la pena el cierre del interior de la hostelería. Si conseguimos disminuir el tamaño de la cuarta ola habremos obtenido cosas importantes"
  • -Santos Induráin: "No podemos perder la esperanza. Entiendo el desasosiego de la población, pero estamos en el penúltimo esfuerzo"

Los temores de los responsables de Salud del Gobierno foral de cara a un posible repunte del coronavirus en el periodo vacacional han quedado plasmados en los últimos días en los informes que radiografian la situación en la Comunidad Foral. Al respecto, Salud Pública ya advirtió que "preocupan mucho" los próximos días festivos.

Medidas al detalle


Quedan excluidos de la obligación de cierre de interiores los comedores de hoteles y otros alojamientos que podrán servir comidas sólo a sus huéspedes, con un máximo de 6 personas por mesa. Podrán además abrir los servicios incluidos en centros sanitarios, sociosanitarios, comedores escolares y universitarios, comedores de empresa y servicios de comedor de carácter social.
 
Además, se podrá autorizar la apertura de forma excepcional del interior de determinados locales que tengan servicio de restauración para trabajadores del transporte de viajeros o de mercancías acreditados.
 
Las terrazas permanecerán abiertas al 100%, hasta las 21 horas. En ellas, la distancia entre las mesas será de 2 metros y el número de personas por mesa no podrá ser más de 4, cantidad que excepcionalmente puede aumentar a 6 si la dimensión de la mesa o grupo de mesas garantiza la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros. El consumo será siempre sentado en mesa y será obligatoria la mascarilla, salvo en el momento puntual de la consumición.
 
No se podrá fumar en las terrazas a no ser que esté garantizada la distancia de 2 metros de otras personas. Hay que recordar que está prohibido fumar en movimiento. La sanción fijada por incumplir la norma sobre el consumo de tabaco es de 300 euros.
 
En cuanto al aforo comercial,  se reduce al 30% en las medias y grandes superficies, en donde no se podrá permanecer en las zonas comunes, ni hacer uso de las zonas recreativas. El pequeño comercio permanecerá  a un 50% de aforo máximo.
 
En los mercadillos, los puestos deberán estar separados frontalmente por 4,5 metros y lateralmente por al menos 1,5 metros, o en su defecto estar separados por elementos aislantes. Se garantizará la distancia interpersonal de 1,5 metros.

Navarra registró el jueves más de 200 nuevos casos de infección por Covid-19. Los contagios se han vuelto a disparar en los últimos días y son ya un 83 % más que los registrados en el mismo periodo de la semana anterior.

A lo largo de semana anterior se detectaron en Navarra 119 casos el jueves 18 de marzo (6% de positividad), 100 el viernes (8%), 89 el sábado (6,9%), 66 el domingo (5,7%), 118 el lunes (5,2%), 171 el martes (5,5%) y 158 el miércoles (4,9%).

 
Hay que recordar que según las proyecciones estadísticas que maneja el Gobierno foral, de los nuevos casos diarios aproximadamente el 5 % acabará hospitalizado, el 0,5 % en una cama UCI y el 0,5 % fallecerá. La tasa de positividad también arrojó números preocupantes: un 8,6 % tras la realización de 2.406 pruebas en la red pública de salud.

Según los datos epidemiológicos, la media de casos diaria se ha triplicado en las últimas tres semanas. En la semana del 8 al 14 de marzo se registraron 380 casos, con una media de 54 contagios diarios; en la semana del 15 al 21, la suma fue de 612 casos, con una media de 87 casos diarios, y en los últimos cuatro días (del 22 al 25), la media ha sido de 653 contagios, con 163 casos diarios.

Por su parte, la incidencia a 14 días se ha duplicado. Si el 14 de marzo se contabilizaban 126,72 casos por 100.000 habitantes, a día de hoy ascienden a 222 casos por 100.000 h. El incremento es más llamativo en la incidencia a 7 días, que ha crecido un 133%. Este índice era de 61,45 el 14 de marzo; del 129,47 el día 21 de marzo y de 143,7 casos por 100.000 habitantes a día de hoy, a falta de confirmación del informe del Ministerio.

En cuanto a la presión hospitalaria, en estos días ha aumentado un 30%. Se ha pasado de 73 personas ingresadas de media en la semana del 8 al 14 (16 de ellas en la UCI), A 95 personas este miércoles, de ellas 20 en la UCI, lo que supone pasar a un nivel "alto" de riesgo.

Finalmente, el índice de positividad ha pasado de 3,18 de media en la semana del 8 al 14 de marzo al 8,6 del día de la jornada de ayer.
 

"No esperábamos un repunte tan repentino"


Induráin ha justificado las nuevas medidas ante la evolución de los casos de Covid-19 en Navarra. "Movilidad más interacción social es igual a más contagios y más impacto en el sistema hospitalario y los días que vienen son especialmente propicios para ello", ha destacado, para señalar que "no esperábamos un repunte tan repentino".

La consejera ha indicado que las nuevas medidas restrictivas son un "duro golpe" para el sector, sector en el que se está tramitando el pago de ayudas para la semana de Pascua. "Pedimos a la sociedad que sea extremadamente prudente en el ámbito privado, en reuniones en casas, porque nos jugamos mucho", ha dicho.

Según ha expuesto, "el concepto de anticipación preventiva es clave en la actual situación". "Esta ola viene en serio y viene muy rápida, más de lo esperado", en parte por la incidencia de la cepa británica, que está presente en más 90 por ciento de los casos.

Induráin ha detallado así que "la velocidad de los contagios en los últimos días nos ha despertado todas las alertas". "El 14 de marzo teníamos 40 casos diarios y hoy 205, cinco veces más", ha expuesto, para detallar que "la incidencia de casos a los 7 días está a nivel muy alto, de 144 casos por 100.000".

Si bien ha comentado que los indicadores de ocupación sanitaria "no son tan alarmantes", sí ha recordado que hoy en la UCI hay ingresadas 20 personas, nivel alto. "Precisamente tiempo es lo que tenemos que ganar para no perder vidas. En breve plazo podríamos situarnos en un escenario de riesgo muy alto y es necesaria esa situación preventiva", ha dicho, para reiterar que "estamos ante el penúltimo esfuerzo" ciudadano.


"Ahora, si entra el virus en casa, todos los convivientes se contagian"


Por su parte, el director general de Salud, Carlos Artundo, ha manifestado que en la actual situación hay factores en contra como la cepa británica ya que ayer estaba presente en más del 90 por ciento de los casos, una cepa que "es más contagiosa y transmisible que la que conocíamos". Según ha dicho, "lo estamos viendo en el medio escolar" en Navarra y "hay un número de alumnos y profesores que no habíamos visto en otros momentos". También se ve en las unidades convivenciales. "Si entra el virus en la casa, todas las personas convivientes se terminan afectando", ha dicho.

Precisamente sobre el ámbito escolar, ha señalado que se reunió con el departamento de Educación y "llegamos a la conclusión de activar de manera piloto un protocolo de cribado más extenso", de manera que "cuando se objetiva a partir de dos casos, se cribe al conjunto del grupo".

El segundo factor que va en contra ha dicho que es el incremento de la movilidad de la población y el tercero el aumento de los contactos sociales. "Estamos viendo cómo aumentan, la gente se relaciona más, se junta más", ha dicho, para señalar que otro factor es el agotamiento de la sociedad. No obstante, ha pedido que no se falle ahora, "estamos relativamente cerca del final y no podemos aflojar, hay que mantener la cabeza, la inteligencia social y colectiva".

Artundo ha añadido que también hay factores a favor como "lo aprendido, lo que sabemos que funciona", así como que "vamos hacia el buen tiempo, que no va bien para el virus". "También a favor están las vacunas, que todavía no hemos podido acelerar porque el suministro es el que es. Se prevé un aumento significativo y prevemos que en el segundo y tercer trimestres haya un aumento de vacunas", ha dicho, para comentar que en las residencias de ancianos no hay prácticamente casos y si hay alguno aislado tiene sintomatología leve, como tampoco hay casi casos en los trabajadores sanitarios.

El director general de Salud ha dicho que "merece la pena sin duda hacer este esfuerzo" con la restricción de las medidas para Semana Santa. "Tienen costes y beneficios. Si conseguimos disminuir la cuarta ola habremos conseguido cosas importantes. El objetivo en esta cuarta ola es minimizar más el impacto, con menores casos, menores hospitalizaciones, los ingresos en UCI, los fallecimientos y el impacto en la vida económica social", ha apuntado.

Artundo ha querido "transmitir ánimo" a los ciudadanos, "estamos más cerca del final y hay que disfrutar de lo que tenemos, sin riesgo". "Se puede disfrutar con los convivientes, con otras personas en exteriores, se puede disfrutar de la cultura...", ha dicho, para indicar que este fin de semana estará aún el interior de hostelería abierto, "pero va a hacer buen tiempo", así que ha pedido que las actividades sean en exteriores, "donde el riesgo se minimiza". "Aunque no esté regulado, lo más importante es el comportamiento social", ha dicho.

'Semáforo covid'


El Ministerio de Sanidad considera que las terrazas de los bares y restaurantes que tienen al menos tres paramentos y techo deben considerarse también como interiores de los establecimientos, que plantea cerrar si, entre otras cosas, la incidencia acumulada alcanza los 150 casos de coronavirus por 100.000 habitantes. Esta tasa la superan actualmente cinco comunidades, entre ellas Navarra.

Así plantea en el documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de la covid-19, que aprobó el pasado 26 de febrero la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, ha sido publicado en boletines oficiales la pasada semana.

Se trata de un documento sobre el que aún tiene que trabajar la Comisión de Salud Pública –que establece las recomendaciones generales– y posteriormente tiene que tener la luz verde del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), donde las decisiones se toman por consenso entre el ministerio y las comunidades. Es una actualización del aprobado en octubre, aún vigente, que como entonces propone los criterios comunes para la interpretación de los indicadores básicos en el SNS que permiten realizar una evaluación de la pandemia en cada territorio, dirigida a detectar niveles de riesgo para la población.