Coronavirus en Navarra hoy: 8 ingresos y un fallecido más este miércoles, con 181 nuevos casos el miércoles, con un descenso semanal del 12%

204 personas permanecen hospitalizadas con y por Covid-19 - Txantrea encabezó el listado diario de positivos, con 11, seguido de Iturrama con 10, y Ermitagaña con 8

29.04.2021 | 00:32
Personas de entre 70 y 74 años reciben las primeras vacunas de Janssen contra el coronavirus en Pamplona.

Navarra detectó este miércoles 28 de abril 181 nuevos casos de Covid-19, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), tras realizar en el sistema público de salud 2.814 pruebas (1.736 pruebas PCR y 1.078 test de antígenos), lo que sitúa la positividad en el 6,4 %. Son 25 más que el martes, aunque ligeramente por debajo de los 184 del mismo día de la semana anterior y de los 188 de hace 14 días. En lo que va de semana los casos han bajado un 12 % (467-535).

Ocho ingresos relacionados con el coronavirus, dos de ellos en la UCI, se produjeron este miércoles y se registró un fallecimiento, un hombre de 73 años, ha informado el Gobierno foral. En la actualidad, 204 personas permanecen ingresadas con y por COVID-19 (una menos que ayer), 40 de las cuales se encuentran en puestos UCI (una menos que ayer) y otras 19 en hospitalización domiciliaria (una más que ayer). Los demás, 145 pacientes, están en planta (uno menos que ayer).

En los últimos días, la Comunidad ha detectado 184 casos el miércoles de la semana pasada (7,7%), 190 el jueves (7%), 165 el viernes (5,3%), 143 el sábado (6,8%), 128 el domingo (7,8%), 130 el lunes (5,5%) y los 156 del martes (5,3%).

Por otro lado, ayer se administraron 6.770 dosis de vacunas frente al Covid-19, con lo que el total de dosis administradas asciende a 234.186. El número de personas con vacunación completa es de 67.962.

Los casos diarios aflojan lentamente pero los hospitales navarros no dejan de recibir pacientes contagios de covid-19. La consejera de Salud, Santos Induráin, señaló ayer que Navarra se encuentra en una situación de "frágil estabilización" de los casos de coronavirus, aunque se continúa "en riesgo muy alto" y los hospitales están "muy presionados", con 49 ingresos en los últimos tres días, incluyendo el miércoles.

Induráin, en la rueda de prensa posterior a la sesión del Ejecutivo, detalló que el último boletín epidemiológico constata que el crecimiento de nuevos casos "se está ralentizando". "Pero bajando de una manera muy suave y contenida", subrayó. En este sentido, afirmó que "estamos rozando una frágil estabilización", ya que, según dijo, "al factor cuantitativo de los datos de contagios e ingresos hay que sumar siempre el impredecible efecto de las cepas y nuevas variantes, a la vista sobre todo o que está pasando en otras autonomías y países". Con respecto a ello, recordó que en Navarra se han detectado casos de cepa brasileña y sudafricana, aunque han sido muy pocos y se consiguieron atajar a tiempo. Actualmente, prácticamente el 100% de los casos se ha contagiado de la cepa británica.


Impacto de la flexibilización o endurecimiento de las medidas sociales para hacer frente a la Covid desde octubre. Se ralentiza en la última ola por variante británica. (Verde: flexibilización) (Naranja/rojo: endurecimiento). Gráfico: Javier Remírez

No obstante, los casos detectados la semana pasada descendieron un 6% con respecto a la anterior, una bajada que pese a no ser muy significativa parece que revela que la transmisión tiende a frenarse. "Empezamos a respirar un poco, aunque los hospitales siguen muy presionados", señaló Induráin, que explicó que el descenso del 6% no es "un valor significativo", dado que "supone continuar con una incidencia de 363 casos por 100.00 habitantes en 14 días". "Esto hace que la situación siga siendo muy delicada y esto tiene un reflejo en los hospitales que hoy miércoles tienen 204 personas ingresadas, 40 de ellas en UCI", expuso. Asimismo, la consejera remarcó que "aunque no hemos tenido que desprogramar operaciones, los mensajes que llegan desde el ámbito hospitalario y asistencial es que no hay que descuidarse lo más mínimo".

"LA VACUNA TIENE LIMITACIONES" Precisamente, Induráin puso la esperanza en la vacuna, la principal arma para vencer al virus. Sin embargo, matizó que el que una persona esté vacunada no quiere decir que esté libre de contagiarse y transmitir el virus. "La vacuna, aunque con efectos determinantes, también tiene sus limitaciones. Las personas vacunadas pueden contagiarse y transmitir, y tenemos que tenerlo en cuenta", subrayó, para insistir en que "sigue siendo necesario que cada cual adopte medidas de protección individual" y adoptar medidas colectivas.

Asimismo, Induráin puso de manifiesto que la pasada semana hubo un incremento de las defunciones de 4 a 13, de modo que esta cuarta ola "sí que repite el patrón del decalaje temporal en el que los contagios se traducen en ingresos a la semana, otra semana más tarde a la UCI y defunciones a los 15-20 días".

El barrio pamplonés de Chantrea encabezó el miércoles el listado diario de positivos por municipios y zonas de salud, con 11, seguido de Iturrama con 10, y Ermitagaña con 8. La capital navarra acumuló 74 contagios en total. A continuación, Barañáin con 8, Altsasu, Burlada y Buztintxuri, con 7, Lakuntza y Rochapea, con 6, y Berriozar, Cortes, Sarriguren, Funes, II Ensanche y San Juan, con 5.



Más datos del miércoles


Sobre los nuevos contagios, por zonas, en Pamplona / Iruña y su comarca se registraron el 66% de los casos positivos, en el área de Tudela, el 8% y en el área de Estella-Lizarra, el 6%. Los demás positivos (20%) se reparten por otras zonas de Navarra.

En cuanto a la distribución por franjas de edad de los nuevos casos registrados, los grupos mayoritarios son el de 45 a 59 años, con un 24%, y el de 30 a 44 años, con el 22%. A continuación, se sitúan los grupos de menores de 15 años, con el 19%, y los de 15 a 29 años, con un 17%. Finalmente, se sitúa el grupo de 60 a 75 años, con un 15%, y el de mayores de 75 años, con el 3% de los nuevos contagios. La edad media de los nuevos positivos se sitúa en los 38,2 años.

Con respecto al género, el 54% de los casos son mujeres y el 46% restante, hombres.

Desde la perspectiva de la ocupación hospitalaria, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), tras el balance de ingresos y altas, 204 personas permanecen ingresadas con y por COVID-19 (una menos que ayer), 40 de las cuales se encuentran en puestos UCI (una menos que ayer) y otras 19 en hospitalización domiciliaria (una más que ayer). Los demás, 145 pacientes, están en planta (uno menos que ayer). Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, y ocupan espacios COVID-19.

La incidencia acumulada de infecciones por el virus, según los reportes diarios, se sitúa en Navarra en 59.399 casos confirmados.



Cierre perimetral

El Gobierno de Navarra, previa consulta con los ayuntamientos de Arbizu, Etxarri Aranatz, Lodosa y Villafranca, aprobó en la jornada de ayer prorrogar una semana más el cierre perimetral decretado desde el pasado 15 de abril en las cuatro localidades navarras, por lo que la medida para contener la expansión de la covid-19 seguirá en vigor hasta el jueves, 6 de mayo (incluido). Asimismo, se extiende hasta ese mismo día el cierre perimetral de Cadreita, en vigor desde el 9 de abril, informaron desde el departamento.

A pesar de que las medidas extraordinarias puestas en marcha en las cinco localidades han permitido un descenso de los elevados índices de contagios y positividad, así como rebajar la tendencia ascendente que presentaban, el Departamento de Salud, tras analizar los informes sanitarios y epidemiológicos de cada uno de ellos, consideró necesario alargar una semana más el cierre perimetral en estos municipios para acabar de apuntalar la contención del virus.

En Etxarri Aranatz, con cerca de 2.500 habitantes, la incidencia a 14 días se sitúa en 2.496 casos por 100.000 habitantes, mientras que a 7 días ésta se halla en 845 casos.

En el municipio de Arbizu, de unos 1.000 habitantes, la incidencia acumulada a 14 días es de 2.446 casos, cifra que a 7 días se encuentra en 453 casos.

Por su parte, en Lodosa, con cerca de 4.800 habitantes, la incidencia acumulada a 14 días se sitúa en 830 casos y, a 7 días, en 290, mientras que la localidad de Villafranca, de unos 2.900 habitantes, estos registros se sitúan, respectivamente, en 1.229 y 526 casos por 100.000 habitantes.

Por su lado, Cadreita presenta una incidencia a 14 días de 865 casos, cifra que en los últimos 7 días se encuentra en los 407 casos.

Con respecto al cierre perimetral de estas cinco localidades, el Departamento de Salud recordó ayer que de la limitación de movilidad de personas para la entrada y salida del municipio –no así de los domicilios– se exceptúan aquellos desplazamientos que tienen que ver con obligaciones laborales, sanitarias, educativas, retorno a la residencia habitual y atención a personas vulnerables, así como otras causas de fuerza mayor.



Estado de alarma

El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, adelantó ayer que el Gobierno de Navarra está valorando "desde un punto de vista de eficacia sanitaria y también desde el amparo legal", la configuración las medidas concretas que se aplicaran para evitar la expansión de la covid-19 en la Comunidad Foral a partir del 9 de mayo, una vez se levante el estado de alarma.

En declaraciones realizadas tras la sesión de gobierno, Remírez declaró que para ver qué hacer con todo lo que ampara el estado de alarma como el cierre perimetral, la limitación del horario nocturno entre las 23.00 y las 6.00 horas y la limitación de reuniones en interior de las viviendas a las unidades convivenciales, se trata de una cuestión que sería necesario que "ver ahora mismo la evolución de los datos para concretar la semana que viene y ver el margen de actuación a partir del 9 de mayo".

RESPALDO DE LOS TRIBUNALES En este sentido, Remírez volvió a recordar que, en el caso de Navarra, "los tribunales ampararon las medidas que están ahora bajo el amparo del estado de alarma y que la Comunidad Foral tomó previamente, como el cierre perimetral". Aún así, puntualizó que existen ocuestiones que "no se consideraron en su momento, como la limitación de horario o de la unidad convivencial. Estaría por ver si es posible asumirlo fuera del estado de alarma".

Al ser preguntado por si se continuará con el cierre perimetral de la Comunidad Foral una vez se levante el estado de alarma, insistió en que "es una cuestión que estamos valorando y estudiando desde el punto de vista sanitario y de amparo legal, que sean medidas que atiendan a la situación sanitaria y que sean medidas motivadas y proporcionadas desde un punto de vista quirúrgico".

El vicepresidente primero incidió en la necesidad de establecer "cuáles son las decisiones concretas que se pueden tomar dentro del margen de la legalidad y también es importante ver cuáles son las medidas que puedan adoptar las comunidades limítrofes", concluyó.


 

noticias de noticiasdenavarra