Un boom de llamadas para reservar casa rural en Tierra Estella

Los propietarios de Casa Rural Hilaris, en Muniain de Guesálaz, reabren tras llevar cerrados desde octubre

30.05.2021 | 15:56
Parte trasera de la Casa Rural Hilaris, en Tierra Estella

Raúl Gómez es copropietario juntado a dos socios más de la Casa Rural Hilaris, ubicada en Muniain de Guesálaz, en tierra Estella, y que cuenta con cuenta con 8 habitaciones, biblioteca, bar, jacuzzi climatizado en el jardín, barbacoa y jardines con zonas de juegos para niños y hasta un mirador. Gómez cuenta que acaban de reabrirla, ya que han estado cerrados hasta el levantamiento del cierre perimetral, el 9 de mayo. "Debido al cierre prolongado hemos tenido que reducir gastos fijos, al no tener ningún ingreso. Una empleada acaba de salir del Erte esta semana gracias a la reapertura", cuenta. El motivo del cierre tan prolongado, explica, eran las restricciones a la movilidad y a las reuniones de gente impuestas para controlar la pandemia con el estado de alarma. El tipo de clientela que suele acudir a Hilaris son precisamente los grupos grandes, de amigos o familias. "No se podían juntar más de seis personas, y esta es una casa preparada para doce. El precio es el de doce personas, porque la alquilamos íntegra. Entonces, debido a las restricciones, que decían que no se podían juntar más de seis personas y a la caída de la demanda debido a que los clientes no podían venir de otras comunidades, optamos por no abrirla", explica. "El alquiler es de la casa íntegra, ya que el servicio de limpieza, así como otros gastos fijos van a ser los mismos", agrega.

"Haber perdido tantos meses, la temporada alta, con Nochevieja, Nochebuena, Reyes, ha sido duro, pero hemos tenido la fortuna de que el banco nos ha hecho una moratoria en los pagos", declara. Estos seis meses, relata, han aprovechado para realizar tareas de mantenimiento.
Ahora, después de esta reapertura perimetral, Gómez sostiene que han notado que la gente está "deseando salir y juntarse". "En el mes de junio, que no había nada reservado, ya tenemos tres findes de semana cogidos. En julio tenemos alguna y agosto la mitad", aclara. El boom de reservas, apunta, ha sido claro. "Esta semana, mi compañero, que es el que gestiona las llamadas, ha estado muy liado atendiendo solicitudes. La verdad es que la gente se va animando ahora, porque hace una semana no teníamos nada", asegura.

Su clientela para este verano, apunta, proviene de todo el Estado: Andalucía, Valencia, País Vasco, La Rioja, Madrid y Cataluña, igual que otros años. "Normalmente viene gente de todas las comunidades. El verano pasado, cuando levantaron el cierre perimetral, la gente también tenía muchas ganas de salir después del confinamiento, y este año está pasando lo mismo", remató.

Hilaris, que en noviembre cumplirá 10 años de trayectoria, también cuenta con una clientela que suele repetir anualmente, explica Gómez. Sin embargo, este año esos usuarios ya no han reservado con meses de antelación. "Tienen temor a que la situación cambie y se vuelvan a poner confinamientos", apunta. De momento, Gómez declara que en su establecimiento también "hemos preparado medidas anticovid, con los manuales en códigos Qr, así como una reordenación de los espacios para garantizar más distancia", apunta.

noticias de noticiasdenavarra