El ojo que todo lo ve en la carretera

05.06.2021 | 19:52
Un agente prepara el lector de matrículas

El Grupo de Delincuencia del Automóvil de la Policía Foral ha desarrollado un dispositivo pionero para localizar conductores privados del carnet

Un dispositivo instalado en el techo del coche patrulla lee una matrícula tras otra y las alertas se suceden. Coche sin seguro obligatorio, coche sin la ITV en vigor... Hasta que la voz electrónica de mujer da el aviso definitivo: "Atención, conductor con pérdida de vigencia". El Grupo de Delincuencia del Automóvil (GDA) de la Policía Foral, en colaboración con la empresa Tradesegur, ha desarrollado una aplicación pionera en España destinada a los equipos de detección de matrículas OCR (del inglés Optical Character Recognition, Reconocimiento Óptico de Caracteres), que facilita la localización de conductores que se hayan visto privados del permiso de conducir, tanto por sentencia judicial como por la pérdida total de puntos.

SABER MÁS 1.200 conductores están privados del carnet en Navarra y 30 son de alto riesgo para la seguridad vial

SABER MÁS Un conductor tiene retirado el permiso hasta el año 2035 y otro hasta 2031


El Área de Tráfico y Seguridad Vial de la Policía Foral ha adquirido dos equipos de lectores de matrícula con conexión a la base de datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) que ya están operativos y que posibilitan una rápida identificación de aquellos vehículos que circulan por las vías públicas sin requisitos administrativos reglamentarios como seguro obligatorio o ITV, también estando de baja temporal o definitiva. "Ambos equipos están habilitados para funcionar en estático sobre trípode o en dinámico en el exterior de vehículos policiales, con o sin distintivos", señalan los integrantes del GDA, que por medio de una tableta electrónica acceden a toda la información que el dispositivo facilita de las matrículas de los vehículos que va leyendo.

Gracias a la implementación de la nueva funcionalidad pionera en los Cuerpos policiales de todo el Estado, los agentes de la Policía Foral ya están capacitados para realizar consultas y localizar propietarios de vehículos que circulen con el permiso de conducir retirado, delito tipificado en el artículo 384 del Código Penal y castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 12 a 24 meses, además de la retirada del permiso, y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días o asistencia a talleres de seguridad vial.

COMPROBACIÓN DE LA IDENTIDAD


Una vez que el dispositivo OCR detecta un vehículo cuyo titular ha perdido la vigencia del carné de conducir, los agentes que dan apoyo a la patrulla principal le dan el alto para verificar la identidad de la persona que conduce y constatar que es la misma sobre la que pesa la retirada del permiso de conducción. El sistema, que funciona de día y de noche, también puede ser utilizando en marcha, es decir, situado sobre el techo de un coche policial mientras este va circulando.

La mayor ventaja de los nuevos lectores, que en los pocos días que llevan operativos han permitido imputar a cuatro infractores, es la eficacia y la rapidez en la comprobación de los datos, ya que sin ellos los agentes deben teclear en su terminal de comunicaciones portátil las matrículas y permanecer a la espera de recibir un mensaje de texto inmediato con la información del coche sospechoso. Aunque este sistema de trabajo también posibilita conocer si existe alguna incidencia sobre el titular de un vehículo, no la concreta, por lo que los agentes deben comunicarse con el Centro de Mando y Coordinación de Pamplona para que realice las comprobaciones pertinentes en la base de datos de la DGT, lo que implica una menor capacidad de trabajo. 

noticias de noticiasdenavarra