La UPNA plantea alternativas para no depender del carbón

82 estudiantes desarrollan el Plan urgente de descarbonizacion a fin de sustituir la energía fósil

18.04.2022 | 00:16
Integrantes del grupo que obtuvo el accésit, cuya portavoz fue Irene Izco Berástegui.

La dependencia energética de los combustibles fósiles como el gas natural y el gasoleo (por ejemplo el proveniente de Rusia) es un reto que se quiere solventar desarrollando fuentes de energía alternativas. Por esta razón, Navarra sin malos humos: Plan urgente de descarbonización 2027 fue la propuesta planteada en el Desafío renovable de la Cátedra de Energías Renovables de la UPNA, celebrado el pasado 17 y 18 de marzo en las instalaciones universitarias.

Los participantes, 82 en total, fueron en su mayoría alumnos del Master en Ingeniería Industrial, aunque también participaron cuatro alumnos del Máster en Energías Renovables: Generación Eléctrica. Se organizaron en equipos y cada uno de ellos diseñó un Plan de Descarbonización, una guía con la que avanzar hacia una sociedad menos dependiente de los combustibles fósiles, con un horizonte temporal establecido en 2027. Según los organizadores, aunque Navarra ya genera gran parte de la electricidad con energías renovables, es también muy dependiente de los combustibles fósiles.

El equipo ganador, premiado con 500 euros, estuvo formado por Iñigo Pascual Iglesia (portavoz), Álvaro Conejo Coomonte, Iñigo Sagaseta de Iludoz Garralda, Ana Abascal de Orte, Iñaki Alzuguren Larraza, Myriam Garralda Abascal, Irene Ugartemendia San Miguel, Alessandro de Obesso Sánchez, Jorge Lozano Gasca y Ana Morte Costea. El accésit, de 300 euros, fue otorgado al plan presentado por las alumnas Irene Izco Berástegui (portavoz), Sara Irurzun Redín, Beatriz Dallo Dicastillo, Nuria Lanz Goicoechea, Elida Mendieta Irisarri, Leyre Gordo Archanco, Elisa Irujo Izcue, Sara Míguez Irigoyen y Nerea Pascual Lezaun.

propuesta ganadora Los participantes en el desafío debían analizar cada sector (transporte, industria, agricultura, servicio, ámbito doméstico, administración, etc.), y averiguar de dónde provienen los consumos de combustibles fósiles, estudiar qué cambios podrían realizarse para sustituirse y sus costes así como la viabilidad y rapidez de implantación. Asimismo debían proponer medidas con un horizonte temporal de cinco años.

Alessandro de Obesso, pamplonés de 22 años, explica que para este certamen, cuyo jurado estaba integrado "por representantes de Siemens y otras empresas estratégicas del sector energético", su planteamiento ha sido "reducir el gasto de carbón en agricultura, industria, transporte y vivienda". Para lograr esto presentan como opciones "la energía térmica, con la que se puede obtener energía del calor; y la mejora de los parques solares y eólicos". Su propuesta detalla asimismo "de qué manera realizar este proceso de sustitución de la energía fósil", especificando, "cómo trabajar con cada fuente energética año por año hasta 2027".

En su opinión lo que distingue a su proyecto de los de los demás equipos es que "incluye medidas más realistas, algunas de las cuales, de hecho, ya están siendo llevadas a cabo por empresas".

elaboración La primera parte del diseño de este plan, en palabras de Obesso, fue "analizar el contexto, observar en qué ámbitos (agricultura, industria, transporte o vivienda) se gasta más energía". Una vez obtenidos estos datos, hubo un proceso de brainstorming o lluvia de ideas en la que "los miembros del equipo plantearon posibilidades y todas ellas se apuntaron en una pizarra". Hecho esto, "se asignaron tres ideas a cada uno de esos cuatro sectores y se investigó su viabilidad económica y tecnológica". "En caso de que no la tuviera, la idea en cuestión se descartaba, y si era viable, se seguía adelante con ella y se profundizaba en cuál podía ser su utilidad", continúa Obesso.

Este proyecto, según explica este estudiante0, es una propuesta teórica hecha en el marco del Master en Ingeniería Industrial de la UPNA, y que por tanto no está pensada su aplicación en la práctica. Sin embargo, añade que el desarrollo de fuentes de energía alternativas al carbón "es algo en lo que mucha gente se está movilizando". "Quizás no ocurra en un plazo de dos años, pero de cara al futuro la mayoría de científicos y empresas apostará por las energías alternativas y diseñará planes de descarbonización, tal y como hemos hecho nosotros", concluye.

"Presentamos como opciones la energía térmica y la mejora de parques eólicos y solares"

alessandro de obesso

Estudiante de Ingeniería Industrial


noticias de noticiasdenavarra