El juicio por el triple crimen de Cáseda arrancará el 24 de mayo

Un jurado popular decidirá sobre los tres acusados, que se enfrentan a 60 años de prisión por un triple asesinato

30.03.2021 | 19:14
Calle Nueva de Cáseda, en la que ocurrieron los hechos el 18 de septiembre de 2018

El juicio por el triple crimen de Cáseda ya tiene fecha para su celebración: arrancará el 24 de mayo y será un jurado popular el que deberá determinar la autoría y las circunstancias que rodearon la muerte de Fermín Jiménez Echeverría, de 50 años, y de sus hijos José Antonio y Cristian, de 20 y 17 años, quienes recibieron sendos disparos de una escopeta de caza en el curso de una pelea con miembros de otro clan familiar el 18 de septiembre de 2018.

El Ministerio Fiscal solicita 60 años de cárcel por tres delitos de asesinato para cada uno de los tres acusados del triple crimen de Cáseda: Juan Carlos Jiménez Jiménez y sus dos hijos, Juan Carlos y Emilio, que se mantienen en prisión provisional desde que sucedieron los hechos. Por su parte, la familia de las víctimas reclama que sean condenados por la Audiencia Provincial a prisión permanente revisable.

El inicio de la vista oral está fijado para las 10.00 horas del próximo 24 de mayo, lunes, y el juicio se desarrollará durante días sucesivos en sesiones de mañana en el Palacio de Justicia de Pamplona. Una semana después, el 31 de mayo, el presidente del tribunal entregará al jurado popular el objetivo del veredicto con las cuestiones relevantes que deberán responder sus integrantes para alcanzar un veredicto de culpabilidad o no culpabilidad para cada acusado.

FAMILIAS ENFRENTADAS

Según sostienen las acusaciones, el crimen se produjo durante un enfrentamiento entre los acusados y las víctimas, como consecuencia de la relación sentimental que mantenían sendos familiares. Por este motivo, en la tarde del día de autos los tres acusados se trasladaron a Cáseda en un coche en el que transportaban dos escopetas y cartuchos, así como seis armas blancas (una navaja, una daga y dos cuchillos debajo de la alfombrilla del maletero y dos navajas en la parte delantera), cuatro varas y un bastón.

Una vez que los acusados llegaron en el vehículo a las inmediaciones del domicilio de la pareja, se inició una pelea entre los padres de ambas familias, así como otros enfrentamientos físicos. Sobre las 18.53 horas, es decir, transcurridos unos cinco minutos, el acusado Juan Carlos Jiménez (padre) grito "saca, saca" para que su hijo Emilio sacara la escopeta de caza que llevaban en el asiento trasero del turismo. Acto seguido y "actuando de forma súbita e inesperada", mientras el acusado Juan Carlos Jiménez (hijo) gritaba "dispara, dispara", el acusado Juan Carlos Jiménez (padre) tiroteó sucesivamente a las tres víctimas.