Detenido un joven en Pamplona por intento de homicidio

Los hechos sucedieron durante los 'no Sanfermines', cuando tres jóvenes robaron una mochila, y, al intentar recuperarla, uno de ellos intentó agredir al dueño con una navaja en el cuello y el cuerpo

15.07.2021 | 13:49
Puesto de Mando Avanzado de los cuerpos policiales para coordinar la vigilancia durante los 'no' Sanfermines

La Policía Nacional detuvo a lo largo de la semana de San Fermín en Pamplona a diecinueve personas, una de ellas por intento de homicidio, como resultado de las denuncias interpuestas en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano, así como de las llamadas recibidas en la sala del 091 y las consiguientes investigaciones policiales desarrolladas.

El comienzo la semana ha estado marcado por la detención de doce personas por diferentes delitos contra la propiedad. Cabe destacar el arresto de tres jóvenes encartados en un mismo atestado por los hechos acontecidos a principios de la semana y por los que fueron arrestados, cada uno por diferentes delitos, como presuntos autores de homicidio doloso en grado de tentativa, hurto y atentado contra agente de la autoridad.

Los hechos comenzaron cuando dos jóvenes dejaron sus mochilas junto a las líneas de caja de un supermercado en el que entraron a comprar. A la salida una de las mochilas, conteniendo un altavoz valorado en más de doscientos euros y los efectos personales del perjudicado, no estaba en su lugar. La víctima y un amigo localizaron a los presuntos autores con la mochila en las inmediaciones del suceso y uno de ellos, para evitar que el legítimo propietario recuperase sus efectos, esgrimió una navaja con la que intentó agredirle en el cuello y el cuerpo.

Personados los agentes del Grupo de Atención Ciudadana, localizaron y detuvieron a los presuntos autores que fueron puestos a disposición judicial junto con las diligencias correspondientes.

Como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación otro joven de 18 años fue detenido tras sustraer, sujetando y levantando del suelo a su propietaria, una riñonera que contenía sus objetos personales. Como consecuencia la víctima cayó al suelo y fue asistida por una amiga y varios viandantes. Uno de ellos además, siguió a los presuntos autores y consiguió recuperar la riñonera junto con una mochila que pensó, era también de la víctima. Cuando los agentes se personaron en el lugar comprobaron que la mochila no era propiedad de la perjudicada, resultando que horas después, el presunto autor denunció su pérdida. Por ello fue arrestado por un delito de robo con violencia.

De igual modo y por sendos delitos de robo con fuerza en las cosas dos hombres fueron detenidos después de que fueran sorprendidos en el interior de una auto caravana que su propietaria había dejado correctamente cerrada. Los presuntos autores salieron huyendo y fueron localizados instantes después por los agentes comisionados al lugar que procedieron a su detención.

En otra de las intervenciones, agentes del Grupo de Atención al Ciudadano fueron comisionados por la Sala del 091 a una céntrica plaza de la ciudad donde varios jóvenes están increpando a los viandantes. En el lugar y durante un cacheo superficial de seguridad a uno de los increpadores, los agentes encontraron un teléfono móvil de última generación que figuraba en las bases de datos como sustraído por lo que fue detenido como presunto autor de un delito de hurto.

También por un delito contra la propiedad y concretamente por un robo con fuerza un hombre fue detenido in fraganti por los agentes, en el interior del establecimiento donde entró a robar fracturando una de las ventanas.

Tras ser localizado montando una bicicleta sustraída que además intentó dejar sobre unos hierros al observar la presencia policial, otro joven fue arrestado como presunto autor de un hurto en interior de vehículo. La bicicleta recuperada, que había sido valorada en seiscientos euros en la denuncia, fue entregada a su legítimo propietario.

Asimismo otro joven de 18 años fue arrestado por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial después de la investigación realizada tras la denuncia en la que se daba cuenta de la sustracción de una bicicleta y un GPS del interior de un trastero valorados ambos en dos mil ochocientos euros (2800€).

En otra de las intervenciones, un joven de 18 años fue arrestado por tener en vigor una orden policial de búsqueda, detención y personación por un delito de hurto cometido a principios del mes de julio en Pamplona y otro varón de 29 años fue arrestado por tener en vigor una orden de búsqueda interpuesta por la Comisaría Provincial de Burgos por un delito de robo con fuerza en las cosas.

Por un delito de tráfico de drogas un varón fue detenido en Pamplona cuando, al parecer, se dirigía a vender la sustancia estupefaciente en un botellón de la ciudad. Los agentes le arrestaron después de que tuvieran que frenar bruscamente el coche patrulla ante la gran velocidad del posteriormente detenido que, además, iba hablando por teléfono.

En otro orden de intervenciones, un varón fue detenido como presunto autor de los delitos de atentado contra agente de la autoridad, daños y amenazas graves. Los agentes fueron comisionados al lugar de los hechos después de que la sala del 091 registrara una llamada dando aviso de una reyerta en vía pública. Debido a la gran congregación de personas existentes, indicativos pertenecientes a las IV Unidad de Intervención Policial se desplazaron también a lugar. A su llegada se entrevistaron con la dueña de un establecimiento comercial que relató cómo, el posteriormente detenido en actitud agresiva había roto varios vasos y platos, llegando a lanzarle uno de ellos a la cara sin llegar a impactar, así como tirado al suelo los productos de alimentación que se encontraban sobre el mostrador, todo ello, mientras la amenazaba de muerte. Además, acompañantes del presunto autor fueron vistos por los agentes intentando esconder una bolsa de plástico transparente en la parte de debajo de un vehículo. Dado que el contenido era compatible con lo que parecía ser sustancia estupefaciente, su propietario fue propuesto para sanción administrativa.

Para finalizar las investigaciones y detenciones, un varón fue detenido por un delito de malos tratos en el ámbito familiar y tres varones más por delitos de reclamación judicial.

Además de lo anteriormente referido, la IV Unidad de Intervención Policial efectuó, durante la semana de San Fermín, 316 despliegues preventivos antiterroristas y controles para evitar aglomeraciones y en cumplimiento de las medidas de seguridad anti Covid19, en los que 1047 personas fueron identificadas, efectuándose además dos detenidos y en los que fueron chequeados 754 vehículos.

También se elevaron 7 propuestas de sanción por infracciones de tráfico, 9 por tenencia de sustancias estupefacientes, 2 por tenencia de armas y 8 por otros motivos y se prestó colaboración con Policía Municipal de Pamplona y Policía Foral en el desalojo de "botellones" y alteraciones del orden público.

Asimismo durante la semana la Policía Nacional ha atendido un total de 710 requerimientos telefónicos a través de la sala del 091, 576 informativas y 134 operativas, y se han recibido un total de 224 denuncias en las Oficinas de Atención al Ciudadano que Policía Nacional tiene en la Comunidad Foral Navarra, generado los correspondientes investigaciones policiales.

noticias de noticiasdenavarra