Alondra Bentley: “Cuando intentas contar cosas nuevas te das cuenta de que tus gustos acaban mezclándose”

Alondra Bentley inaugura esta noche a las 20.30 horas el ciclo Escena Civican, en el que hará un amplio repaso de sus casi catorce años de trayectoria musical

09.02.2020 | 23:24
Alondra Bentley.

Alondra Bentley inaugura Escena Civican, en el que hará un repaso de sus casi 14 años de trayectoria musical

pamplona - Alondra Bentley (Lancaster, 1983) está constantemente reiventándose, como su ídolo David Bowie. Camaleónica e imparable, la cantautora hispano-inglesa cuenta con cinco trabajos bajo la manga y esta noche presenta en Pamplona su disco más disruptivo, Solar System (2018), con el que apuesta más que nunca por la experimentación y los sonidos sintéticos.

Es partidaria de no vivir únicamente de la música. ¿Cómo compagina su carrera artística con su faceta de profesora?

-Pues a veces me hago la misma pregunta (ríe). De lunes a jueves doy clases de música a niños en un colegio Montessori y desde el jueves por la tarde hasta el domingo me dedico a componer y ensayar. He logrado compaginar muy bien ambas cosas porque también hago conciertos para mis alumnos, entonces aplico muchas cosas de una faceta a otra.

Mencionó en una entrevista que "no podía invertir todo lo que le gustaría en la creación artística". ¿Ha cambiado de opinión al respecto?

-Al contrario, sigo pensando que para conseguir hacer el disco que quieres en vez del que te permiten las circustancias, necesitas recursos que tienes que sacar de algún sitio (ríe). Y con el tiempo me di cuenta de que la mejor forma de hacerlo era reinvirtiendo en cada proyecto.

¿Cree que su último trabajo, Solar System (2018) se acerca más a esa meta?

-En mis cinco álbumes publicados hasta la fecha me he trazado una meta personal que consiste en materializar al 100% el disco que tengo en la cabeza. A pesar de que ha sido difícil, y en ocasiones casi imposible, tengo la sensación de que lo he conseguido con cada uno de ellos. Se necesita de mucha paciencia ya que desde que empiezas a componer y mezclar hasta que terminas el disco hay un proceso de traducción muy largo de lo que es tu idea inicial a lo que finalmente se materializa en el disco. Luego de esto viene la gira, que si bien puede ser agotadora, aprovecho el tiempo en la carretera para pensar en el siguiente trabajo. Vaya, que soy un poco workaholic (ríe).

Con Solar System parece que se aleja del pop acústico de sus inicios para dar protagonismo a los sintetizadores.

-Mi primer trabajo, Ashfield Avenue (2009) refleja un estilo de música muy natural para mi gusto, que es lo que intuitivamente me sale. Este disco refleja muy bien cómo compongo normalmente las canciones con voz y guitarra para luego convertirlas en algo más o menos fiel a las melodías iniciales, que son muy minimalistas. Trato de que las melodías iniciales sean muy maleables para que puedan ir en cualquier dirección y convertirse en una canción de pop energética con sintetizadores y guitarras eléctricas, como fue el caso de Solar System, o quedarse en algo más intimista. Lo que más me gusta de mi profesión es el proceso de creación, en el que siempre trato de contar las cosas de manera distinta. Para ello tengo como mentor a David Bowie, que siempre apostó por reinventarse a sí mismo. Si algo tengo claro es que no quiero hacer un disco que haya hecho antes.

¿De qué fuentes bebe su último trabajo?

-Mis mayores influencias vienen del rock, del pop y del folk norteamericano y británico. Entre ellas destacan artistas como Björk, Linda Perhacs, Jolie Holland, David Bowie yAinara LeGardon, entre otros. También me encantan el jazz manouche, la canción francesa y las bandas sonoras de Ennio Morricone y Henry Mancini. Con los años he descubierto que cuando intentas contar cosas nuevas, te das cuenta de que tus gustos y tu trayectoria acaban mezclándose.

Creció rodeada de arte, con una madre pintora y un padre poeta. ¿Siente que esto contribuyó a su formación artística?

-Totalmente. Además de poeta, mi padre era también músico y siempre tocaba la guitarra en casa. Cuando era niña recuerdo que una vez estaba en el autobús del colegio y sonó Bob Dylan en la radio. No se me ocurrió otra cosa que decirles a mis compañeros que ese señor era mi padre. Como siempre le escuchaba tararear canciones en casa, pensaba que Dylan, los Beatles o cualquier artista de la época era mi padre (ríe). Por otra parte, mis hermanas tocaban el piano y mi madre el harpa, así que la música siempre estuvo presente en casa. A los quince años le pedí prestada la guitarra a mi padre y nunca se la devolví. Fue a partir de ese momento cuando empecé a aprender y a componer de forma autodidacta.

Su EP Beautiful Home, que publicó este año, cuenta con tres remixes. ¿Cómo surgió la idea?

-Esta canción es la primera que hago con esa tesitura y, por primera vez, confieso abiertamente que la considero puramente electrónica. Además, tiene un mensaje ecologista que considero de suma importancia. Luego de estrenar la versión original, llamé a Nacho Canut, Isabel Fernández Reviriego (Aries) y Parade, tres amigos músicos, para que cada uno hiciera una remezcla del tema. Nacho la lleva por un terreno muy cercano al house clásico, recordando bastante a aquellas remezclas que Fangoria hacía desde su factoría Vulcano a comienzos de los noventa. Por otra parte, Aries la hace sonar como si fuese un tema suyo pero con mi voz, con un exuberante collage caleidoscópico de texturas de fondo que le da un plus de dramatismo. Y Parade me sorprendió mucho al apostar por un estilo que recuerda tanto al tecnopop de los ochenta como a Johnny Jewel, una de mis tantas influencias musicales.

Llama la atención que en sus casi catorce años sobre los escenarios solo ha publicado un tema en castellano.

-Me mantengo fiel al inglés como vehículo de expresión artística, no obstante, el año pasado publiqué mi sencillo Todos el mundo habla del Torgal, dedicada al bar de unos amigos en Ourense. Entiendo perfectamente a los músicos que eligen cantar en inglés aunque no fluyan con el idioma igual de bien que con el castellano. Al final, el idioma determina en gran medida tu estilo: cómo escribes las canciones, qué timbre utilizas y cómo modulas la voz. Y hay géneros como el folk que tienen una herencia anglosajona tan grande que nos resulta difícil encontrarnos cómodos con una lengua distinta. Soy consciente de que seguramente hubiese sido beneficioso para mi carrera en España cantar en castellano, pero el orden de mis prioridades es diferente. Llevo muchos años componiendo canciones en ese idioma pero considero que aún están a medio camino.

Hoy inaugura el ciclo Escena Civican con un concierto al aire libre. ¿Qué tiene planeado para esta noche?

-Sera un encuentro muy íntimo en el que haré un repaso de mi carrera y en el que me acompañarán tres músicos a la guitarra, el contrabajo y el teclado.Y yo, por supuesto, no me despegaré de mi guitarra.

noticias de noticiasdenavarra