La exposición 'Entre luces', de Carlos Cánovas, Príncipe de Viana 2020, regresa a la Casa del Almirante de Tudela

11.08.2020 | 19:26
Cánovas, ante fotografías de su exposión 'En el tiempo'

Con motivo del nombramiento del fotógrafo Carlos Cánovas como Premio Príncipe de Viana de la cultura 2020, regresa a la Casa del Almirante la exposición 'Entre luces', que ya se pudo ver en este mismo edificio en 2012.

'Entre luces' es una muestra que reúne 20 fotografías en blanco y negro que retratan diferentes obras del arquitecto tudelano Rafael Moneo.

La muestra podrá visitarse en la primera planta de la Casa del Almirante hasta el próximo 13 de septiembre. El horario de visita es de martes a sábados de 10.30 a 13.30 y de 17.30 a 20.30 y domingos de 10.30 a 13.30.

El fotógrafo Carlos Cánovas Ciaurriz nace 1951 en Hellín (Albacete), pero reside en Pamplona desde el mismo año de su nacimiento.

En los años 70 hizo su primer trabajo consistente en un documental cinematográfico y en 1972 se compra su primera cámara fotográfica. En la década de los 70, centra su labor en fotografiar situaciones cotidianas y el paisaje urbano de Navarra.

Entre los años 1975 y 1980 continúa su formación y participa en diversos concursos y encuentros con otros profesionales de esta misma disciplina. En 1977 expone en la Real Sociedad Fotográfica y en los 80 realiza nuevas exposiciones, entre ellas la que tuvo lugar en la Fotomostra de Lérida (1983). En esta década efectúa labores de recuperación de fotografías y organiza una nueva exposición bajo el título 'Paisajes Furtivos', centrada en la descripción de edificios abandonados y el paisaje urbano de Navarra. Además publica su primer libro 'Fotomontaje, cartelismo y publicidad' (1984).

El Museo de Arte Moderno de Oporto ofrece una muestra del fotógrafo en 1988. Un año más tarde escribe un artículo sobre la historia de la fotografía en la Comunidad foral bajo el título 'Apuntes para una historia de la fotografía de Navarra'.

En 1991 realiza la exposición '4 direcciones: fotografía contemporánea española'. Ya en 2002 lleva sus obras al Instituto Cervantes. Cuatro años más tarde, en 2006, realiza su obra 'Paisaje anónimo', centrada en la descripción de edificios antiguos.

Su obra forma parte de fondos fotográficos de la Biblioteca Nacional de Francia y del Instituto Valenciá d'Art Modern.