- El Museo de Navarra acoge la exposición El Togado de Pompelo, una muestra dedicada monográficamente a esta escultura de bronce del siglo II, descubierta en Pamplona en 1895 y traída desde Nueva York el pasado mes de mayo.

El acuerdo suscrito con su actual propietario contempla que la obra permanezca en el Museo de Navarra los próximos dos años para su estudio y exhibición.

La consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola Bermejo, inauguró ayer la exposición instalada en la sala 1.5 de la permanente dedicada a la Romanización, en la que se exhibe la pieza recuperada de manera destacada, acompañada de textos que explican su historia patrimonial, los hitos de su trayectoria y su carácter de obra de arte excepcional de la Antigüedad.

Los comisarios de la muestra son los arqueólogos Jesús Sesma Sesma y Luis Romero Novella, quienes ayer viernes impartieron una conferencia sobre el Togado de Pompelo en el propio Museo de Navarra.

Junto a la pieza, se pueden ver otras tres obras pertenecientes a la colección del Museo y que ayudan a aportar contexto, ya que dos de ellas son también hallazgos de la Pompelo romana, y la tercera, procedente de Santacara, ilustra el proceso de amortización que hizo desaparecer la mayoría de la estatuaria antigua en metal.

Como novedad, se ha incorporado una pieza custodiada hasta ahora en el almacén de fondos arqueológicos: un cartel de mediados del siglo XIX que hace referencia al descubrimiento, gracias a la labor de la Comisión Provincial de Monumentos, de unos mosaicos romanos en la calle Curia en 1856, uno de los cuales está en la propia sala. El proyecto museográfico ha sido desarrollado por Intervento, y la productora navarra Arena Comunicación ha realizado un recurso audiovisual que devuelve el Togado a la vida.

Esnaola, acompañada por la directora del Servicio de Museos del Gobierno de Navarra, Susana Irigaray, y los comisarios de la muestra, señaló que “la historia del Togado ha suscitado interés por el propio viaje que realizó desde que salió de Pamplona, hasta que ha regresado más de cien años después; pero también es la historia de cómo ha cambiado el concepto de la protección de nuestro patrimonio en todo este tiempo”.

El Togado de Pompelo es una excepcional pieza escultórica en bronce de la primera mitad del siglo II d.C., que fue descubierta en Pamplona hace 127 años y considerada desaparecida hasta 2015. Muestra a un personaje masculino que porta la toga, una prenda distintiva de los ciudadanos romanos, que era símbolo de prestigio y clase social.

“Seguramente representa a una autoridad civil de la ciudad de Pompelo y estaría colocada en un espacio público. Se trata de la segunda estatua togada en bronce completa conocida de la península Ibérica”, indican los responsables de la muestra recién inaugurada.

Tras su hallazgo en la calle Navarrería a finales del siglo XIX, desde 1906 se pierde su pista al reclamarla su propietario a la Comisión de Monumentos, a quien la había confiado en depósito. En algún momento de comienzos del siglo XX, salió de España, probablemente a Francia, y comenzó un periplo de transacciones en el mercado de antigüedades y obras de arte del que sólo se tienen algunos datos.

Se sabe que “en los años 70 se encontraba en Versalles y en 1985 ya había pasado a Estados Unidos. En los últimos años se localiza en la ciudad de Nueva York”, explican.

l Explicación en sala. El Museo de Navarra ha organizado un servicio de mediación a cargo de la arqueóloga Aitziber Guembe, que explicará en sala la pieza a las personas visitantes y responderá a las cuestiones que el público plantee en torno a la obra y a la época romana.Esta mediación estará a disposición de los visitantes desde hoy 18 de junio hasta el 3 de julio, en el siguiente horario: de martes a viernes, de 10 a 14 horas, sábados de 10 a 14 y de 17 a 19 horas, domingos de 11 a 14 horas.

l Recorridos guiados. Durante el verano, alumnas en prácticas de la Universidad de Navarra y de la Universidad del País Vasco realizarán visitas guiadas a las obras más destacadas de la institución, a través de un recorrido por sus obras maestras que tendrá una parada especial en la sala 1.5, donde se expone el Togado. Las visitas, de carácter gratuito, tendrán lugar de martes a sábado, a las 11.00, 12.30 y 17.30 horas, y los domingos a las 11.00 y 12.30 horas. Los jueves las visitas se realizarán en euskera.