Carácter y principios

TÓTEM / Baizera y Pirat's Sound Sistema acompañarán este sábado a los navarros en la presentación de su nuevo trabajo –9 euros + gastos–

21.02.2020 | 10:38
Arriba, de izquierda a derecha: Idoia Tapia (voz), Claudia Rodríguez (voz), al lado suya agarrándose Xabi Esparza (bajo), encima suya Julen Bernaldo de Quirós (trombón), Antonio Iriarte (batería), Lorena Aisa (voz) e Iñigo Martínez (saxofón). Abajo, Nikolas Leonardo (trompeta), Iñigo Garatea (guitarra), Imanol Olague (piano y teclados) y Tasio López de Guereñu (voz).

La formación presenta 'Izaera', un tercer disco que con el reggae como base suma nuevas influencias y se acerca a la música negra

Han pasado unos cuantos años desde que Skabidean echó a andar allá por 2012 y si bien la formación navarra ha crecido en miembros y evolucionado musicalmente, siempre ha permanecido fiel a sus principios: la apuesta por la autogestión y la honestidad hacia su música, esa que bebe del ska, del reggae y del rocksteady. Quizá por ello el título de su último disco, Izaera (carácter), recoge bien el presente de una banda joven que suma ya muchas tablas. En todo. Como prueba, la presentación del disco que acogerá mañana la sala Tótem, para la que han abierto la sala al completo y en la que contarán con Baizera y Pirat's Sound Sistema como artistas invitados. La cita comenzará a las 20.00 horas y todavía quedan entradas anticipadas a la venta en la página web de la sala, al precio de 9 euros más gastos de gestión.

Actualmente, Skabidean reúne a once miembros, entre los que figuran Antonio Iriarte (batería), Iñigo Martínez (saxofón) e Imanol Olague (piano y teclados), encargados de charlar con EL CAMALEÓN sobre el proyecto, que durante el pasado año sumó giró bajo el nombre de Skabidean & The Black Birds. ¿La razón? El fichaje de tres nuevas vocalistas, con el objetivo de enriquecer la propuesta. Y ahora, tras unos meses en los que han actuado en gran parte de Euskal Herria y en festivales como el Hatortxu, y con la formación ya asentada, retoman el nombre original con el objetivo de ser todos uno y presentar así su tercer trabajo, Izaera. Si bien ve la luz ahora, el disco se ha ido realizando durante los últimos meses, "compaginando los directos con la composición", explica Iñigo.

En cuanto a dinámica de trabajo, sí hay diferencias respecto a sus anteriores discos, Skabidean (2017) y Bideak darrai (2018). "A nivel de composición, hemos tirado más de pistas y maquetas, por lo que la gente podía ir aportando ideas sin estar simultáneamente en el mismo sitio", cuenta Imanol sobre un trabajo que ha sido "como un collage" y en el que, además, la incorporación de Idoia, Claudia y Lorena les ha abierto posibilidades. "Este disco sigue el rollo del segundo, pero antes teníamos limitaciones en cuanto a voces y con Izaera sin irnos mucho del reggae jamaicano como base, está más orientado hacia la música negra", detalla Antonio sobre su nuevo retoño musical, que verá la luz este domingo, 23 de febrero.

El disco se grabó Garate Estudios (Andoain) durante el puente foral de diciembre de 2019, con Kaki Arkarazo a los mandos de la grabación y mezclas. "Nos ha dado consejos en el momento apropiado y era lo que necesitábamos", recuerda Iñigo sobre un trabajo cuyas letras, algunas más directas y otra más metafóricas, son muy personales: "Es muy introspectivo, es sacar lo que llevas dentro e ir poniendo cachitos de cada uno, de vivencias personales del día a día".

En alusión al título, Izaera, y a la pregunta de cómo es el carácter de Skabidean, Antonio asegura que es lo que les ha traído hasta aquí: "Empezamos con quince años y somos un grupo de amigos, eso está por encima de todo. Ése es el carácter y nuestra identidad".

Y algo que tampoco ha cambiado para la banda es su apuesta por la autogestión: "Hemos recibido ofertas y nos sentamos para decidir si entrábamos o seguíamos por nuestra cuenta... Y sacamos en claro que dejar parte de nuestro trabajo en mano de otras personas es fallar a la esencia de Skabidean", reflexiona.

Bajo esa dinámica de gestión del proyecto e inspirados en el trabajo de bandas como Banda Bassotti, han desarrollado una iniciativa solidaria, con la idea de poder ofrecer una actividad social. Así, en todos los conciertos que han organizado en salas de Euskal Herria, habilitarán un punto de recogida de alimentos en colaboración con la ONG Suharsahara y también destinarán parte del dinero recaudado con la venta de entradas a Solidarios sin fronteras. "Aprovechando que a la gente le gusta nuestra música y nos sigue, queremos hacer conciencia más allá de la música", concluye Antonio. Carácter... y principios.