La cantera de Anaitasuna responde

LIGA / GRAN PAPEL DE LOS JUGADORES DE LA BASE EN EL SOLVENTE TRIUNFO DEL HELVETIA ANAITASUNA

09.12.2021 | 00:22
Adrián Ortiz, autor ayer de cuatro goles, cara a cara con el veterano Diego Moyano, exportero de Anaitasuna.

Helvetia 33

Antequera 22

HELVETIA ANAITASUNA (18+15) Juan Bar (portero), Ganuza (4), Etxeberria, Meoki (3), Aitor García (4), Pereira (4,3p) y Del Arco (5) –siete inicial–. También jugaron Cancio (portero), Martxel Agorreta (1), Edu Fernández (3), Héctor González (1), Bonanno (1), Adrián Ortiz (4), Mikel Redondo (2) y Aitor Albizu (1).

BM IBEROQUINOA ANTEQUERA (10+12) Diego Moyano (portero), Del Castillo (1), Lucas Grandi (5), Fernando Moreno, Ortega, Jorge Silva (1) y Ángel Pérez (3) –siete inicial–. También jugaron Alarcón (portero), Luis Castro, Pedro Iglesias, Rafa Baena (6), Chispi (3,1p), Gavidia (1) y Podadera (2).

Marcador cada cinco minutos 4-2, 5-3, 7-5, 12-8, 15-9 y 18-10 (descanso); 21-12, 23-13, 27-16, 28-18, 31-20 y 33-22 (final).

Árbitros Víctor Navarro Baquero y Fernanda Espino Guerra. Excluyeron a los locales Aitor García (2), Edu Fernández y Héctor González (2); y a los visitantes Del Castillo y Grandi (2).

Pabellón Anaitasuna. 460 espectadores. Se realizó el sorteo de una cesta de Navidad, cuya recaudación irá a apoyar a la Fundación Noelia, que ayuda a los afectados por la distrofia muscular por déficit de colágeno VI y a sus familias.

pamplona – El Helvetia solventó sin demasiadas complicaciones el partido aplazado ante el Iberoquinoa BM Antequera, correspondiente a la jornada 11, y que fue pospuesto en su día por los casos de covid en el equipo navarro. El contundente 33-22 ante el colista, que hasta la fecha sólo ha ganado un encuentro, permite a Anaitasuna lucir dos puntos más en la clasificación y acrecentar su confianza de cara al último duelo de la primera vuelta, este sábado ante el Nava.

El choque supuso, además, un revulsivo para los jugadores de la cantera que esta temporada están participando en el primer equipo. Las numerosas bajas que presenta el Helvetia a estas alturas –Torriko, Bazán, Izquierdo y ayer Gastón también–, junto con la no participación aún de Chocarro en el juego, pese a estar convocado, hicieron que los jugadores de la base tuvieran más protagonismo del habitual en la cancha. Adrián Ortiz, Aitor Albizu, Martxel Agorreta y Mikel Redondo jugaron con descaro y actitud, y contribuyeron no sólo con sus goles, sino con su buena aportación tanto ofensiva como defensiva, a la victoria. Arropados, eso sí, por la experiencia y liderazgo del resto de compañeros, en especial ayer de Juan del Arco y de Ibai Meoki.

El Helvetia encarriló muy bien el partido en la primera parte, como demuestran los ocho goles con los que se fue al descanso (18-10). Pronto se puso con un 4-1 favorable, si bien algunas imprecisiones, la actuación de Moyano en la portería o la eficacia de Baena desde el pivote impedían que abriese brecha. Superados los primeros 15 minutos, y gracias a una buena intensidad defensiva que propiciaba los errores rivales, el Helvetia comenzó a aprovecharse de las contras y del brazo demoledor de Juan Del Arco para ir ampliando su ventaja.

Ante la superioridad que le otorgaba el marcador al descanso, Domínguez optó por rotar más su banquillo en la segunda mitad. Así, a Ortiz, Agorreta y Redondo, que ya habían jugado en el primer tiempo, se les sumó Aitor Albizu. Para enmarcar, el pase al pivote del estellés que transformó Agorreta en gol desde los seis metros y que supuso el 28-17.

Del Arco, con sus trallazos desde el exterior, y la dirección de Meoki, junto con una aguerrida defensa y la correcta aportación de Cancio –y previamente de Bar– en la portería sustentaron una cómoda victoria para un Helvetia mermado por las bajas, pero que demostró tener recursos.

noticias de noticiasdenavarra