“Le he dado gracias al linier por el gol”

Vestuarios Rubén García dice que no se lo creía cuando el árbitro anuló en primera instancia su tanto de falta directa, el segundo de su cuenta

09.02.2020 | 04:49
“Le he dado gracias al linier por el gol”

Pamplona - Pese a empezar por detrás en el marcador, Osasuna ganó ayer al Deportivo en El Sadar con dos goles de Rubén García, el segundo de ellos de falta directa y que a punto estuvo de no subir al marcador. El árbitro lo invalidó en primera instancia, pero después varió su decisión a instancias de uno de sus ayudantes. El jugador valenciano vivió la situación con una mezcla de inquietud e incredulidad: "Cuando he metido el gol, no sabía qué hacer ni cómo reaccionar porque no me lo creía. Que metas un gol de falta así y que te lo anulen... En el descanso he preguntado y me han dicho que el árbitro pensaba que Oier había pisado a Quique, que estaba en el suelo porque se había tirado al suelo por si el lanzamiento iba por debajo de la barrera. Al linier, que ha sido el que ha corregido al árbitro, le he dado las gracias. Además ha sido un gol importante porque ha servido para dar la vuelta al marcador llevarnos los tres puntos".

El otro protagonista de la acción, Oier Sanjurjo, también ofreció su versión de los hechos: "Me he quedado sorprendido porque no sabía qué estaba pitando. Quique se ha tirado al suelo como se suele hacer últimamente para tapar el hueco que se crea si la barrera salta y creo que el árbitro ha pensado que le había derribado yo. No daba crédito y mi cara ha sido de incredulidad, pero el linier le ha corregido acertando plenamente". Al estellés le mostraron en la misma acción una tarjeta amarilla que, como el propio futbolista navarro desveló al término del choque, le fue retirada automáticamente: "El árbitro ha venido al rato y me ha comunicado que me retiraba la tarjeta porque obviamente no había habido nada".

Sobre el partido, tanto Rubén García como Oier, protagonistas de la acción que decantó el marcador del lado de Osasuna, coincidieron en señalar las dificultades de la victoria de ayer. El valenciano explicó que "sabíamos que era un rival directo que venía con hambre y necesidad de ganar. No ha sido fácil porque es uno de los mejores equipos de la categoría y seguro que al final de temporada va a estar arriba peleando por el ascenso, pero hay que reconocer que hemos hecho un partido muy sólido, todos los jugadores hemos sido solidarios y ahí ha estado la clave para ganar", añadió el bigoleador. Por su parte, Oier destacó que "el Deportivo ha salido muy fuerte y nos lo ha hecho pasar mal en los primeros minutos", aunque después destacó la capacidad de reacción del equipo gracias, en gran medida, al apoyo de la afición.

Lo último Lo más leído