pistoletazo de salida en Bilbao

Cuenta atrás para la Eurocopa de San Mamés

A falta de un año para que Bilbao acoja cuatro encuentros, la UEFA abrió ayer el proceso de venta de entradas

09.02.2020 | 14:40
Los embajadores de la Eurocopa, Julen Guerrero, (c) y Carlos Marchena, (d) junto a la mascota de la Eurocopa, "Skillzy", (i) el lejendario jugador Txetxu Rojo, (2d) y la jugadora Iraide Iturregui (2i) en el estadio de San Mamés, sede del torneo

A falta de un año para que Bilbao acoja cuatro encuentros, la UEFA abrió ayer el proceso de venta de entradas

Bilbao - Falta un año para que la Eurocopa eche a rodar. Apenas 365 días para que las mejores selecciones del Viejo Continente pugnen por el trofeo de una edición histórica, distinta a todo lo acontecido. Porque desde el 12 de junio hasta el 12 de julio de 2020, serán justo 12 las ciudades que tendrán el honor de convertirse en sedes. Y, desde hace cinco años, Bilbao sabe que será una de ellas. San Mamés acogerá cuatro de los 51 partidos de la competición: tres de la fase de grupos -15, 20 y 24 de junio- y uno de los octavos de final -28 de junio-. Pero es que, además, el secretario general de la Federación Española de Fútbol, Andreu Camps reconoció que, "si España consigue la clasificación que tiene encarrilada, jugaría un mínimo de dos encuentros en La Catedral". Un mínimo de dos porque podrían ser tres si finalmente se cierra un amistoso en San Mamés antes del comienzo de la Eurocopa. Algo que, como dijo el propio Camps, todavía está en el aire.

Así pues, Bilbao se convertirá en la capital del fútbol europeo y, a falta de un año para ello, la maquinaria ya ha echado a andar. De hecho, ayer mismo la UEFA abrió el primer proceso de venta de entradas, que terminará el próximo 12 de julio y cuyo precio oscilará entre los 50 y los 180 euros: "Habrá 3 millones de entradas disponibles y en este proceso se ponen a la venta 1'5 millones. La única forma para comprar entradas es a través de la web oficial. Primero hay un registro, luego se solicitan las entradas, con un máximo de cuatro por persona, después, cuando se cierre la primera fase, se envía la confirmación y se procede al pago", explicó Camps. Sin embargo, en aquellas sedes donde haya más peticiones que localidades, se hará un sorteo en el que todas las personas tendrán las mismas oportunidades independientemente de la fecha de solicitud. "Las no agraciadas entrarán en un programa llamado fans first que asegurara que las nuevas entradas disponibles, fruto de devoluciones o pagos fallidos, se ofrecerán primero a estos aficionados", concluyó el secretario general de la FEF. Finalizada esta primera etapa de venta comenzará la segunda cuando se conozcan las 20 selecciones clasificadas a través de la fase clasificatoria.

Aunque todavía se desconocen los equipos que acudirán a la capital vizcaina, como "en Bilbao se respira fútbol y tiene una larga experiencia en la organización de eventos deportivos", Camps no duda en que la venta de entradas para San Mamés superará las expectativas. Algo que espera y desea Julen Guerrero. El exjugador del Athletic ejerce como embajador de la FEF para la Euro 2020 y reconoce que "para Bilbao esto es una oportunidad única. Lleva un desarrollo espectacular en las últimas décadas, es una ciudad bonita, acogedora y moderna. Ahora tiene una oportunidad increíble para seguir creciendo a nivel de imagen y a nivel económico porque si las finales de rugby del año pasado dejaron 40 millones de euros, no imagino lo que dejarán cuatro partidos". Guerrero disputó dos Mundiales y una Eurocopa con la selección estatal, pero admite que esta competición será especial para él porque "será en Bilbao y como futbolista de aquí vivir este torneo será espectacular". A su lado, Carlos Marchena asentía. El sevillano sabe lo que es levantar una Eurocopa, lo hizo en la edición de 2008, y por eso también fue designado como embajador de la FEF. "Solo he visitado el viejo San Mamés como visitante, pero era un estadio que entendía de fútbol. Bilbao es una ciudad que respira fútbol por los cuatro costados. Cuando trabajé con Joaquín Caparrós, todo lo que me ha contado de su experiencia por aquí ha sido bueno. Me decía que todos se identifican con el equipo, así que solo puedo dar la enhorabuena por la afición y el estadio que tenéis", dijo.

Además, Txetxu Rojo, que ejerce de embajador de Bilbao junto a Iraia Iturregi, fue más allá y aseguró que el papel de San Mamés en la Eurocopa "será un éxito tanto en fútbol como por la ciudad. Es un evento que la gente de aquí se merece, los bilbainos se van a volcar y van a demostrar lo que es el fútbol para esta ciudad". Junto a él e Iturregi, la representación local se completó con Aitor Elizegi, presidente del Athletic, Andoni Goikoetxea, exjugador del Athletic, y Xabier Ochandiano, concejal de Desarrollo Económico, Comercio y Empleo del Ayuntamiento de Bilbao.

PROTESTAS Ayer, mientras tenía lugar el acto de presentación de la Euro 2020 en San Mamés, una treintena de personas protestó en los aledaños del estadio por la presencia del torneo continental en Bilbao. Con pancartas que rezaban "Eurocopa honi ez!" y cánticos de "Eurocopa kanpora", los manifestantes recibieron a la prensa y a los embajadores. Un hecho al que Julen Guerrero quiso quitar hierro: "He jugado en las selecciones que me han requerido, la vizcaina, la vasca y la española. He sido jugador en el Athletic y todo lo he sido desde el respeto y los valores del deporte, unos valores que seguro que van a predominar en este espectáculo que tenemos la suerte que venga a Bilbao".

las entradas