tercera división

El Murchante golea a una Peña Sport con nueve

El colegiado expulsó a Barace y Vélez en el minuto 23 de partido por protestar

27.01.2020 | 06:15
Mikel Olcoz, de la Peña, pugna con un rival del Murchante.

PEÑA SPORT 1 Samuel, Sádaba, Rubio, Mario, Pope, Matías, Ibáñez (Cubillo, min.58), Barace, Vélez, Lánder (Sola, min.58) y Olcoz (Valentín, min.62).

MURCHANTE 4 Israel, Marco, Khalila (Igea, min.46), Jesús, Iván, César, Fernando (Daniel, min.81), Mario, Orta (Gil, min.46), Aguado y Ladrón.

Goles 0-1, min.27: Iván; 0-2, min.40: Fernando; 0-3, min.45: Álex; 1-3, min.66: Sola; 1-4, min.80: Igea.

Árbitro Allo Martínez. Amonestó a los locales Mario, Lander, Olcoz y al entrenador Sergio Campos; y al visitante Cornago. Expulsó por doble amarilla a los locales Vélez (min.23) y Barace (min.23).

tafalla - Duro varapalo para la Peña Sport tras caer por goleada en casa, en lo menos parecido a un partido de fútbol que se pudo ver en los últimos tiempos en Tafalla. Los locales no pudieron superar al rival ni al colegiado que finiquitó el partido a los 23 minutos. Una falta en medio campo de Barace, que el colegiado sancionó con amarilla para el centrocampista tafallés, desencadenó en una serie de protestas que incomprensiblemente el colegiado decidió cortar con amarillas, y mostró 4 en la misma jugada, dos para Barace y dos para Vélez, que tuvieron que marcharse a vestuarios ante el estupor de todos los presentes al ver que los locales se quedan con nueve jugadores con 70 minutos de partido por delante.

Los visitantes pronto aprovecharon la situación para ponerse por delante y anotar tres goles antes de la primera mitad sentenciando un partido, que ya lo estaba casi sin haber llegado el primer gol. Pese a la adversidad, la Peña no bajó en ningún momento los brazos y en la segunda parte incluso recortó distancias por medio de Sola.

Derroche físico de los tafalleses que se encontraron en los segundos 45 minutos con un Murchante que no supo jugar con la superioridad en jugadores y marcador. Con el 1-3 los locales soñaron con el segundo para meter el miedo en el cuerpo a los riberos, pero con todo el equipo volcado arriba una contra de Igea sentenció con el cuarto un partido que duró 23 minutos y que habrá que olvidar cuanto antes. Los visitantes se marcharon con tres puntos de los que siempre es difícil sumar en el San Francisco, tras aprovechar la superioridad numérica. - Fernando Chocarro