Fiesta blaugrana en Donostia (1-6)

El Barcelona arrolla a la Real Sociedad con un Messi desatado

22.03.2021 | 00:53
Leo Messi celebra uno de sus goles frente a la Real Sociedad.

Real Sociedad1

Barcelona6

REAL SOCIEDAD Remiro; Gorosabel (Barrenetxea, min.61), Zubeldia (Sagnan, min.83), Le Normand, Merquelanz; Guevara, Zubimendi (Carlos Fernández, min.71), Merino; Portu (Januzaj, min.61), Isak (Bautista, min.83) y Oyarzabal.

BARCELONA Ter Stegen; Mingueza, De Jong, Lenglet; Dest (Riqui Puig, min.84), Pedri (Moriba, min.67), Busquets (Araujo, min.67), Jordi Alba; Messi, Dembélé (Braithwaite, min.79) y Griezmann (Trincao, min.84).

Goles 0-1, minuto 37. Griezmann. 0-2, minuto 43. Dest. 0-3, minuto 53. Dest. 0-4, minuto 56. Messi. 0-5, minuto 71. Dembélé. 1-5, minuto 77. Barrenetxea. 1-6, minuto 88. Messi.

Árbitro Munuera Montero (C. Andaluz). Amonestó a Zubimendi (min.10), Zubeldia (min.79) y Carlos Fernández (min.94), por la Real Sociedad, y a Busquets (min.27) y Braithwaite (min.88), por el FC Barcelona.

Estadio Reale Arena.

SAN SEBASTIÁN – El Barcelona tampoco falló ayer en el cierre de la jornada de Primera División y continuó como el principal perseguidor del Atlético de Madrid tras salvar con más facilidad de la esperada la visita a una Real Sociedad, a la que borró del campo con una sonora goleada por 1-6.

El conjunto catalán no afloja en su persecución al líder y respondió con mucha contundencia a las victorias tanto de los de Diego Pablo Simeone como del Real Madrid para mantenerse a cuatro puntos de la cabeza y, además, afianzando las grandes sensaciones que arrastra desde hace tiempo.

Los de Ronald Koeman encadenaron su novena victoria seguida lejos del Camp Nou. Desde el duro traspié en el Ramón de Carranza, el Barça se ha encontrado muy cómodo como visitante, y siguió con su dinámica ganadora incluso en una salida tan teóricamente complicada como la del Reale Arena, otro refuerzo más en su remontada actual.

La batuta de Leo Messi se impuso durante todo el encuentro y no solo fue el autor de dos goles, sino que fue de nuevo el generador del fútbol blaugrana. Sus conexiones con Jordi Alba volvieron a ser letales y ayer también gozó de su mando Dest, que recibió un pase perfecto para estrenarse como goleador.

La Real Sociedad no fue ese equipo aguerrido y atrevido que se esperaba y que le plantó cara hace unos meses en la Supercopa de España, y apenas pudo oponer resistencia.