Euroliga

El Barça se lleva otro Clásico

Los catalanes se acercan a la cuarta plaza y muestran su mejor versión defensiva

08.02.2020 | 22:18
El pivot del Madrid Walter Tavares (i) defiende al base del Barcelona Thomas Heurtel.

Los catalanes se acercan a la cuarta plaza y muestran su mejor versión defensiva

Barcelona77 - Real Madrid70

BARCELONA Heurtel (17), Hanga (-), Claver (4), Singleton (4), Tomic (22) -cinco inicial-, Seraphin (3), Pangos (5), Ribas (5), Oriola (2) y Kuric (15).

REAL MADRID Llull (9), Causeur (2), Deck (2), Randolph (12), Tavares (4) -cinco inicial-, Rudy Fernández (15), Campazzo (6), Reyes (4), Ayón (4), Carroll (10), Prepelic (-) y Taylor (2).

Parciales 16-17, 26-20, 14-14, 21-19

Árbitros Matej Boltauzer (Eslovenia), Ilija Belosevic (Serbia) y Emin Mogulkoc (Turquía). Eliminados: Rudy Fernández (min.38).

Pabellón Palau Blaugrana ante 7.311 esp.

Barcelona - El Barça Lassa se impuso ayer al Real Madrid (77-70) en el Palau Blaugrana para seguir de dulce y volver a ganar al eterno rival como ya hizo en la final de la Copa del Rey, esta vez sin que nadie más que los jugadores fueran decisivos y con unos blaugranas que huelen a playoffs, fase para la que ya están igualmente clasificados los blancos.

No hubo tantas diferencias como en la Copa, tampoco tanto barullo ni contactos. El Madrid pudo escaparse en el marcador pero no lo hizo, luego el Barça se escapó aún más pero tampoco tuvo un cierre fácil de partido, llegándose a poner a cinco el Madrid (75-70) con más de un minuto de juego. Ante Tomic y Thomas Heurtel empiezan a ser pareja de hecho, con permiso de un Kevin Seraphin a quien siempre encuentra su compatriota. Esta noche, el pívot croata (22 puntos y 13 rebotes) y el base francés (17 puntos y 10 asistencias) brillaron para confirmar que este Barça Lassa, tras dos años de sequía, aspira a algo en Europa.

El partido tuvo de todo. La tensión arrastrada del final de infarto de la Copa del Rey, la importancia del partido y el escenario, una Euroliga donde el Real Madrid asegura estar mucho más cómodo, propiciaron un bonito espectáculo.

Al descanso se llegó con un 42-37 que maquilló Randolph en el tiro libre. Pero un parcial de 8-0 situó al Barça con 13 puntos de ventaja (50-37) en el arranque del tercer cuarto. La ventaja máxima del Real Madrid había sido un +8 (21-29) en la primera parte. Pero después de ese balanceo, de la máxima blanca a la blaugrana, se volvió a equilibrar el partido y el marcador.

Llull estuvo lastrado por unas tempraneras personales, pero aportó su carácter. Con Randolph atando a Singleton y ganando peso ofensivo, el Real Madrid mejoró hasta acercarse, pero en el Barça Lassa están varios jugadores de dulce, como un excelso Thomas Heurtel vitoreado como 'MVP' por el Palau Blaugrana, que puso un 67-54 ya decisivo a falta de 5:14 para el final del duelo.

Sí se acercó el Real Madrid con un triple de Campazzo que puso ese 75-70, pero una última canasta de Tomic puso ya demasiada tierra de por medio. El Madrid, falto de Llull y sin Rudy Fernández, que hizo su quinta personal, pagó caro también el discreto partido de Tavares y Ayón en la pintura, donde dominó Tomic. Con el triunfo, el Barça iguala el 15-9 de Anadolu Efes, su gran enemigo en la lucha por la cuarta plaza y próximo rival. Los blaugranas se medirán a ellos en Turquía en busca de amarrar el average. Mientras, pese a la derrota, el Madrid sabe que ya es equipo de playoffs aunque se queda a un triunfo del CSKA, que ganó a Olympiacos. - E.P.