ÚLTIMA HORA
Sánchez hará una declaración institucional sobre la pandemia a las 13.00 horas

Veloz. Cumpleaños

Los coches son medios de transporte privados, pero también una vía de escape para dar rienda suelta a nuestras pasiones. Modelos como el Datsun Z, de hace ahora 50 años, y los Nissan GT-R de hoy son la perfecta demostración de ello.

09.02.2020 | 10:57

para nosotros, los usuarios y compradores de automóviles ubicados de los Pirineos hacia abajo, Nissan será siempre la marca de los todoterreno. Fueron los primeros japoneses en hacer acto de presencia en nuestro mercado, instalando incluso una fábrica de vehículos en Barcelona, y los que hicieron del 4X4 una seña de identidad.

Luego, la firma fue creciendo en nuestro mercado y haciéndose fuerte en otros segmentos. Modelos como Vanette, Micra, Primera o Sunny, por citar cuatro ejemplos muy significativos, fueron haciendo cada vez más popular a una marca que siempre destacaba por su capacidad para innovar y sorprender con productos que se convertían en éxitos de ventas y establecían el camino a seguir para otros fabricantes. Hoy en día esta pauta de comportamiento se perpetúa con vehículos como los exitosos Qashqai y Juke entre los crossover, el X-Trail entre los SUV, el Leaf como líder entre los turismos eléctricos, la NV200 como punta de lanza de su amplia y brillante gama de comerciales o el Micra como utilitario urbano por excelencia.

Pero Nissan, fuera de nuestras fronteras, siempre ha sido mucho más de lo que nosotros hemos percibido y conocido aquí. Y el calendario está para recordárnoslo y enriquecer nuestra cultura automovilística. En 2019 se cumplen 50 años de la llegada al mercado del Datsun Z, el primer Z, un vehículo deportivo que, como precisa Nissan, "supuso toda una revelación en el mundo de la automoción. Por aquel entonces no existía ningún coche deportivo asequible que ofreciera estilo y comodidad y pudiera usarse para la conducción diaria. Con un precio base de 3.626 dólares estadounidenses, el Z (conocido como el Datsun Z en aquel mercado) era un coche deportivo al alcance de todo el mundo. Al poco, clientes de todo el planeta disfrutaban de una nueva libertad para explorar con estilo las carreteras con sus curvas preferidas. Las ventas se dispararon a más de 40.000 unidades en todo el mundo en 1970 y el Z de primera generación se convirtió en toda una leyenda".

Por todo ello, Nissan ha querido rendir honor a este medio siglo de vida de sus modelos deportivos de éxito con la presentación de una edición 50º Aniversario de dos de sus modelos deportivos por excelencia, el GT-R y el 370Z. Con ocasión del Salón Internacional del Automóvil de Nueva York, la casa nipona dio a conocer, además de la versión 2020 del superdeportivo GT-R Nismo -una máquina de 600 CV que en su versión actual cuesta 185.000 euros (108.050 euros en la variante GT-R de 570 CV)-, el Nissan GT-R 50º Aniversario. Se trata de un modelo que, en palabras de Hiroshi Tamura, especialista de Producto del GT-R, "gira en torno a la gestión del equilibrio total. No se trata de conseguir una mayor potencia, sino de crear un GT-R en el que no se pasa por alto ningún aspecto".

Junto a una personal y brillante combinación de colores exteriores, que replica la estética de los modelos de competición en las carreras japonesas, y acabados interiores exclusivos, el Nissan GT-R 50º Aniversario evoluciona su mecánica con nuevos turbocompresores -aunque el 3.8 V6 sigue entregando los 600 CV del GT-R Nismo-, mejora la respuesta en bajos y eleva su eficiencia en un 5%; además de incorporar una transmisión revisada de doble embrague y seis marchas con un soberbio modo R, tanto para carretera como para circuito de carreras, y un nuevo tubo de escape en titanio. Con una suspensión controlada electrónicamente todavía más afinada, una dirección más lineal y precisa y frenos más potentes, Nissan destaca la sobresaliente calidad de conducción "a velocidades de hasta 300 km/h".