Otsagabia homenajea a Iker Vicente

Deporte rural y danzas en la localidad para reconocer la trayectoria del joven pentacampeón

28.12.2019 | 06:15
Los danzantes de Otsagabia hacen pasillo al pentacampeón.

otsagabia - Contar en un pueblo con un aizkolari pentacampeón es un motivo de alegría que el Ayuntamiento de Otsagabia quiso poner ayer de manifiesto con el reconocimiento público a su vecino Iker Vicente Saralegui. Lo hizo con un acto sencillo, no por ello exento de emoción, en una recepción que comenzó a las 12.30, tras la llegada del joven a la casa consistorial flanqueado por sus padres y acompañado desde la puerta de su casa por los danzantes de su localidad natal y amigos de cuadrilla.

Tras un intercambio de palabras con la alcaldesa, Mari Carmen Recalde, que le deseó seguir disfrutando de lo logrado, el joven aizkolari expresó su ilusión por el acto organizado entre el Ayuntamiento y familiares, y recibió unos bertsos dedicados a él tallados en madera como recuerdo de un día que no olvidará. Seguidamente, acudieron todos al frontón, donde le esperaba un festival de deporte rural con los mejores aizkolaris y harrijaso-tzailes del momento, que formaron un emocionante pasillo de entrada a toda la comitiva.

Los aizkolaris Mikel Larrañaga, Ion Rekondo y Rubén Saralegi por una parte, y el trío formado por Eneko Otaño, Ugaitz Mugerza y Julen Alberdi realizaron tres pruebas diferentes de rapidez, corte de un tronco de 72 pulgadas y la prueba larga de 8 cortes. Los levantadores que no quisieron perderse el homenaje fueron Mikel Lopategi, campeón de Euskadi de piedras pequeñas, Jon Goenatxo y Xabier Peñagarikano.

"Cualquier vecino o vecina que hace algo por el pueblo se merece un homenaje, y en este caso es muy merecido. Iker nos alegra por todo lo que ha hecho y hasta dónde ha llegado", expresaron desde el Ayuntamiento, testigos como el pueblo de su esfuerzo y de sus triunfos, "que los vive con humildad", recalcaba el concejal Mikel Aoiz. Algo que, sin duda, le hace todavía más grande.

Cabe recordar que a sus 22 años Iker Vicente está en lo más alto. El campeón más joven de su historia ha logrado 35 txapelas como profesional. Este año se ha proclamado ganador del Campeonato de Euskadi de Aizkora, y ha sumado su quinta txapela en el Campeonato de Navarra.