El Osés mantiene el ritmo con un 'Plan letargo'

Baloncesto/ El equipo entrena desde casa a la espera de si se disputará el play off de ascenso

06.05.2020 | 00:12
Las jugadoras del Osés Construcción Ardoi, tras el último encuentro disputado antes de que se parase la liga. Foto: Cedida

Zizur Mayor – Con la liga parada y sin poder entrenar en la canasta, el Osés Construcción Ardoi ha tenido que reinventarse para intentar poner un ritmo que les permita mantener la forma física.

Hace ya más de un mes que las chicas de Zizur se encuentran paradas en la competición, pero eso no hace que las jugadoras paren ni un segundo. El conjunto de Liga Femenina 2 ha diseñado un plan de entrenamiento, denominado Plan Letargo, con el objetivo de mantener al equipo unido y preparado para cualquier escenario futuro.

El plan consta de entre cuatro y seis entrenamiento por semanas con actividades distribuidas en diferentes bloques: scouting propio, trabajo por puestos, técnica y táctica individualizada, todo ello realizado a través de videoconferencias individualizadas o grupales.

Con la incertidumbre de cuál va a ser el desenlace de la temporada y a la espera de saber si finalmente se podrá disputar la fase de ascenso, a la que Ardoi obtuvo el pasaporte la última jornada de liga que pudo disputarse, el pasado 7 de marzo, las de Jotas Unzué preparan desde casa, y con la mentalidad de que finalmente podrán pelear por el ascenso, un plan para el final de temporada, en la que ya es seguro que no se disputarán las cinco jornadas de la liga regular que restaban antes del parón.

Sin embargo, cada día que pasa y viendo la situación actual, se ve menos probable que se pueda acabar disputando una fase de ascenso y, si finalmente tiene lugar, no será hasta el mes de junio. Pero la preparación de las jugadoras sigue adelante con el programa de entrenamiento que ha diseñado el cuerpo técnico del Osés Construcción.

Ejercicio al aire libre como complemento. Junto a los entrenamientos dirigidos desde casa, las jugadoras de Ardoi complementan desde el pasado sábado esas sesiones con el ejercicio que se puede realizar al aire libre, lo que les supone un respiro a la hora de poder preparase físicamente.

"Una vez se ha permitido salir a la calle lo que hemos hecho es complementar el trabajo de preparación física y hacerlo más completo y más real esperando la posibilidad de jugar la fase de ascenso en un futuro cercano", afirma el técnico de las navarras, Jotas Unzué, quien confía en que en los próximos días, desde la Federación Española de Baloncesto comuniquen la decisión final de si se puede disputar o no esa fase de ascenso a la que las de Zizur obtuvieron plaza en la última jornada del campeonato que se pudo disputar.

Una fase a la que, para el técnico del conjunto navarro, "harían falta unas semanas de entrenamiento, entre cinco y seis para poder recuperar lo perdido". Sin embargo, pese a ser lo ideal, es probable que los plazos no puedan ser tan largos, y se manejan entre tres y cuatro semanas antes de volver a la competición. "Al final dependerá de la fisionomía de cada jugadora, de cómo hagamos el trabajo y que no haya sobrecargas", confiesa Jotas Unzué, quien confía en que la fase de ascenso finalmente se pueda terminar disputando, pero no sin antes poder volver a entrenar en el polideportivo.

Lo que le queda claro al técnico es que la vuelta a los entrenamientos grupales es necesaria, pero el día que se pueda regresar a ellos se deberá ir con precaución para "no forzar la máquina". "Cuando volvamos a los entrenamientos grupales, los primeros días serán muy suaves. Una toma de contacto con poca carga. Al final, después de tanto tiempo en casa, por mucho que hagas ejercicio no es lo mismo jugar una competición o en equipo, por lo que lo mejor será no forzar", confiesa Jotas.

Un plan postemporada El otro escenario que se maneja desde Zizur es que finalmente no se pueda jugar la fase de ascenso y que sea la Federación marque los criterios para los ascensos a la Liga Endesa, momento en el que las de Zizur darán por terminada la temporada y comenzarán con el plan postemporada, donde los entrenamientos estarán dirigidos más al trabajo individual de cada jugadora, todo ello a la espera de que las autoridades permitan al equipo volver a la preparación en los polideportivos.

Pero es un plan que por ahora Jotas Unzué no contempla ya que, afirma "estamos con la idea de que se va a jugar", y mantendrá la espera hasta el 15 de mayo, fecha en la que la Federación se ha puesto de plazo para decidir acerca de si se disputará o no la parte final de la temporada.

Termine la temporada en la pista o no, el entrenador de Ardoi todavía no piensa en el próximo curso, sobre la que mantiene la duda de la situación que tendrá el equipo de cara al siguiente año. "Es un momento difícil para pensar en la próxima temporada. Hasta que no avance la situación y las instituciones, patrocinadores y el propio club se estabilicen y vean los recursos con que se cuenta no podemos hablar del futuro, sentencia Jotas Unzué.

"Estamos con la idea de que finalemente vamos a poder jugar la fase de ascenso a la Liga Endesa"

Jotas Unzué

Entrenador del Osés Construcción Ardoi


noticias de noticiasdenavarra