Sin premio para el BCN

Basket Navarra compite bien frente al potente Prat, pero acaba cayendo

17.10.2020 | 23:41
El entrenador de Basket Navarra, Jordi Juste, durante el partido de este sábado.

Basket Navarra76

CB Prat88

BASKET NAVARRA Antúnez (13), Seoane (7), Del Cerro (5), Narros (15) y Blount (24) –cinco inicial–, Fernández, Stümer (5), Artiles (3), Barrio, García, Pérez (4) y Migueliz.

CB PRAT Salvans (10), Domenech (7), Da Silva (20), Marzo (4) y Blanch (13) –cinco inicial–, Kraag (4), Mitjana (2), Helmanis (14), Frasnedo (9), Creus (5) y Cabrera.

Parciales Primer cuarto: 19-27, segundo cuarto: 41-51, tercer cuarto: 57-71, final: 76-88.

Árbitro Gómez Hernández y Romero Matute.

Estadio Polideportivo Arrosadia, sin público.

Basket Navarra se quedó sin premio en su segundo partido de LEB Plata, en el que cayó por 76-88 ante el CB Prat catalán, uno de los equipos más potentes de la categoría. El conjunto navarro compitió bien pero, como le ocurrió la semana pasada en Menorca, se quedó sin puntuar. Basket Navarra fue a remolque durante todo el partido, donde los catalanes anotaron con excesiva facilidad gracias a un gran Da Silva, que sumó 20 puntos en la pintura. Aun así, los rojos llegaron vivos a los últimos minutos, donde dos intentos de triple de Narros y Stümer podrían haber puesto al equipo a seis puntos. Pero no pudo ser y el Prat se llevó un choque.

El primer partido poscovid en casa fue, como no podía ser de otra manera, bastante extraño sin el apoyo de la afición. Por si no fuera poco, el partido se retrasó unos minutos por problemas con el marcador en una de las canastas. Una vez superado el percance, Basket Navarra salió a la cancha con su cinco de gala: Antúnez, Seoane, Del Cerro, Narros y Blount.

El partido comenzó con un ritmo frenético. Los dos equipos salieron a presionar a toda la cancha, lo que propició varios robos en ambos conjuntos. Desde los primeros minutos, el club catalán fue por delante en el marcador, en gran parte gracias a la labor del pívot brasileño Da Silva, que impuso su 2.13 de altura bajo el aro.

Basket Navarra se mantenía en el choque anotando muchos puntos al contragolpe. Sin embargo, las escasa elaboración ofensiva también provocó varias pérdidas de balón y una mala selección de tiro en algunos ataques. Al final, la mayor eficacia en el lanzamiento permitió a los catalanes finalizar el primer cuarto 19-27.

En el segundo parcial, la ventaja de los catalanes se disparó hasta 12 puntos, con 26-38 a falta de cinco minutos con el que Jordi Juste se vio obligado a pedir tiempo muerto. Una se-cuencia de buenas acciones de Blount y Narros –dos líderes tanto dentro como fuera de la cancha– redujeron la distancia a seis puntos. Basket Navarra parecía meterse de lleno en el choque, pero un rebote ofensivo en la última jugada volvió a alejar a los catalanes, con un 41-51 al descanso.

El tercer cuarto tampoco empezó bien para los rojos, con una falta antideportiva en un contragolpe que elevó la diferencia a 14 puntos. El partido seguía el guion marcado por los catalanes, que castigaban cada pérdida del conjunto local y alcanzaron una ventaja de 16 puntos. La presión alta de Basket Navarra, encabezada por un hiperactivo Antúnez, generó algunos errores en el Prat, que llegó a conceder una falta de cinco segundos en el saque a causa de sus dudas. Pero, una vez que llegaban al campo rival, los jugadores del Prat anotaban con demasiada facilidad y llegaron a los últimos diez minutos 57-71.

Basket Navarra salió al último cuarto con la determinación de buscar la remontada y un parcial de 4 a 0 situó a los navarros en la barrera psicológica de los 10 puntos. Jordi Juste cambió la defensa a una zona 2-3 y Narros y Stümer tuvieron dos tiros para haberse puesto a seis puntos. Pero no pudo ser, y el BCN intentará convertir las buenas sensaciones en puntos la semana que viene ante el Barça.