Jordi Juste: "Este play off es una fiesta que viviremos con la afición en el Navarra Arena"

Jordi Juste, técnico de Basket Navarra, afronta con ilusión el primer partido del 'play off' de ascenso a LEB Oro que los rojos disputarán el sábado 24 de abril ante el Alega Canatabria en el Navarra Arena (19.00 horas)

20.04.2021 | 18:56
Jordi Juste, junto a Iñaki Narros en el banquillo de Basket Navarra durante un partido de esta temporada.

Jordi Juste (Terrassa, 10/9/1978), entrenador de ENERparking Basket Navarra, espera vivir una auténtica fiesta en el primer partido del play off de ascenso a LEB Oro que su equipo disputará el sábado (19.00 horas) en el Navarra Arena. Un premio que conjunto navarro se ha ganado a pulso después de una temporada muy complicada, marcada por el coronavirus y las continuas lesiones.

¿Cómo llega el equipo al partido del sábado ante el Alega Cantabria?

–Llegamos mejor que en último mes y medio. Con la gente un pelín recuperada, más fresca y con Iñaki Narros cada vez mejor. No está al cien por cien, pero creemos que vamos a poder contar con él en estos play offs.

En el caso de Antúnez, ¿tiene alguna opción de jugar?

–No. A Antúnez parece que aún le quedan un par de semanas y en principio no vamos a contar con él para esta serie. Si hay suerte y la pasamos, sería otra cosa y tal vez podría volver.

¿Nota en el equipo los nervios previos a una gran cita?

–Para bien y para mal, somos un equipo bastante joven y creo que hay más la ilusión y el descaro propio de la juventud que nervios. Es cierto que venimos sufriendo bastante estos últimos meses y que la temporada no ha sido fácil, pero creo que parar una semana más antes del partido nos ha venido bien para recuperar. El equipo está en mentalidad de play off, con muchas ganas e ilusión.

¿Cómo ve la eliminatoria?

–Creo que ellos son más que favoritos. Quedaron segundos en su grupo y tienen un equipo muy bueno, con mucho talento. Tienen prácticamente dos cincos titulares y sus jugadores de banquillo aportan mucho. Su base, Perry, y el interior, Granado, son el motor del Cantabria y luego tienen muchos recursos tanto en el juego exterior como en el interior. Además, hacen un juego alegre, vistoso, nada estructurado y eso les hace ser todavía más imprevisibles.

¿Por dónde pasan las opciones de Basket Navarra?

–Sería importante limitar las acciones de Perry y Granado. Y luego, debemos meter un buen ritmo de juego porque ellos no son muy rápidos bajando a defender en el balance defensivo. Intentaremos correr sin perder balones, que es un pequeño hándicap que estamos teniendo últimamente. También deberemos luchar mucho en el cuerpo a cuerpo para coger rebotes, porque ellos tienen mucho poderío físico.

¿Es el del sábado el partido más importante de su carrera?

–Bueno, espero que vengan más partidos y más importantes que éste. Es una eliminatoria muy importante para nuestro equipo y para nuestra afición y hay que tomarla con responsabilidad, pero sin olvidar que debe ser un premio, una fiesta que celebraremos con la afición en el Navarra Arena.

Se ha creado bastante expectación en torno al encuentro, incluso con filas para comprar entradas. ¿Les llega este apoyo de la afición?

–Sí. Ilusiona mucho ver que la gente está comprometida y que tiene ganas de ver el partido. Todo eso nos llega a través de la gente del club, de los aficionados que te encuentras y por medio de los propios jugadores, que son los que más contacto tienen. Vivimos el partido con responsabilidad, pero también como una fiesta, como el premio que supone para Basket Navarra clasificarse para un play off cuando no era el principal objetivo.

El Osés Construcción Ardoi también disputó el play off y los dos equipos habéis conseguido enganchar a la afición.

–Sí. Lo del Ardoi también tuvo mucho mérito. El equipo lleva varias temporadas ahí arriba y, encima, tengo el placer de conocer al entrenador (Jotas Unzué), que ha hecho un magnífico trabajo. Seguro que volverán a pelear el año que viene para conseguir ese ascenso. Vamos a ver nosotros de qué somos capaces, pero creo que la gente puede estar contenta y orgullosa del esfuerzo que ha hecho este equipo. Sobre todo, con todas las dificultades que hemos ido afrontando este año: covid-19, aplazamientos, lesiones... Creo que tiene mérito, la afición lo sabe y nos lo trasmite.

¿Qué le parece jugar en el Navarra Arena?

–Una pasada. La instalación es súper bonita y creo que se va a generar un gran ambiente. Ojalá que vendamos las máximas entradas posibles y que se llene el aforo permitido. Esperemos que el aficionado disfrute del partido, porque tiene que ser una pequeña fiesta.

Ha sido un año muy difícil. ¿Se esperaba llegar al play off?

–La verdad es que era complicado (ríe). Éramos un grupo muy joven, la plantilla era prácticamente nueva, sin experiencia y el hecho de no tener un interior en septiembre nos hizo poner los pies en el suelo. La verdad es que veíamos complicado el play off y que el objetivo era lograr la permanencia cuanto antes. Se consiguió la semana anterior a asegurar el play off y con eso ya estábamos muy contentos. Luego, creo que este último mes ha sido supervivencia pura y dura.

Con el objetivo ya conseguido, se espera a un equipo ambicioso el sábado.

–Sí. Tenemos que mostrar nuestra personalidad. Si eso implica perder unos cuantos balones por intentar arrisesgar o por querer correr, lo debemos asumir. Y también queremos tirar de la experiencia de Adrián García y de Iñaki Narros el tiempo que pueda estar. A partir de ahí, creo que uno de nuestros fuertes en estos últimos meses ha sido la defensa. A ver si estamos sólidos, les preparamos alguna trampa y estamos bien en el rebote. Intentaremos no perder nuestro estilo, ser ambiciosos y jugar con alegría: esa es la primera premisa y el objetivo principal del equipo.

Usted llegó a Basket Navarra el curso pasado. ¿Cómo ha evolucionado el club desde entonces?

–Ha cambiado todo bastante. Cuando llego, el objetivo del club es otro bien distinto, con un poco más de ambición por conseguir el ascenso a Oro. Llegué en una situación difícil y, después del coronavirus, han pasado muchísimas cosas a nivel de patrocinio, de presupuesto y de plantilla. Es más que lógico y aceptable después de todo lo que ha pasado. Eso sí, lo que no ha perdido el club es la ambición de estar arriba. Si ahora no puede ser, se está trabajando para que en los años venideros Basket Navarra pueda estar en LEB Oro otra vez.

¿Se ve muchos años más en Basket Navarra?

–Sí, es un sitio en el que estoy cómodo y en el que trabajo a gusto. Me gusta el carácter de la gente de Pamplona, que siempre va de cara y que me hace sentir muy cómodo. De entrada, no me importaría seguir construyendo este proyecto y espero que las dos partes estemos de acuerdo en poder seguir. Cuando acabe la temporada, ya lo hablaremos, pero a mí sí que me gustaría estar aquí y seguir creciendo junto al club.