Ellas vuelven primero

MANO Cuatro navarras buscarán el domingo la final de goxoa de la Emakume Master Cup

15.06.2020 | 01:56
Maite Ruiz de Larramendi (i) y Iera Agirre conforman la pareja navarra de las semifinales de goxoa.

La pelota mano volverá este domingo 21 de junio, pero no serán los manistas profesionales los primeros que regresen a los frontones. La organización de la Laboral Kutxa Emakume Master Cup, torneo de pelota mano femenino, anunció el pasado martes 9 que retomará la competición al final de esta semana, tres días antes del festival programado en Eibar de profesionales. Ellas van a ser las primeras en vestirse de blanco.

El frontón de Elgoibar acogerá las semifinales de la modalidad de goxoa a las 12.00 horas en ETB-1, unos partidos que estaban programados para el 14 de marzo justo cuando se decretó el estado de alarma. En estos encuentros participará una pareja navarra, la formada por Iera Agirre y Maite Ruiz de Larramendi, que se enfrentará a la beratarra Irantzu Etxebeste y Ane Urkizu (en sustitución de Leire Etxaniz que ha renunciado a jugar por la situación sanitaria). Además, en el otro duelo también habrá una pelotari de la comunidad. Amaia Jaka, de Ihabar, jugará junto a Ainhoa Ruiz de Infante (sustituta de Eneritz Arrieta) ante las hermanas Nagore y Leire Galeano.

"Estábamos felices cuando nos dijeron que ya había fecha para las semifinales", manifiesta Maite Ruiz de Larramendi, zaguera de Oberena. También mostró alegría su compañera Iera Agirre, delantera del Aurrera K.E: "Supone que ya volvemos un poco a la normalidad. Teníamos ganas de jugar esa semifinal".

Hasta el 10 de mayo no pudieron ir a un frontón para entrenar. Durante el confinamiento "hacíamos lo que podíamos en casa. Tienes que hacer las manos porque sino se ablandan. No es que sea un trapo a lo que le pegamos", dice Maite. Iera, por su parte, se ha mantenido en "bastante buena forma corriendo en la cinta".

La organización del torneo envió a las parejas de la final de pelota mixta –que contará con presencia navarra con Olatz Ruiz de Larramendi– y a las ocho pelotaris de la semifinales de goxoa "un certificado para presentar en nuestros ayuntamientos porque a pelotaris como Irribarria se les había dejado entrenar en el pueblo", comenta Maite. "En algunos sitios no se atrevían a abrir el frontón. El certificado servía para movernos y hemos ido a frontones abiertos como el de Latasa o Muguiro", añade.

La pareja navarra ha estado entrenando junta desde que volvieron a los frontones y en los últimos días se han ejercitado con sus rivales de las semfinales

En principio, en los partidos no habrá publico, algo que lamenta y comprende Maite Ruiz de Larramendi: "Lo que más cosa da es ir al frontón solicas. Si algo tiene la Master es visibilidad y el ambiente que se da en la grada, los frontones se llenan".

En la edición del año pasado, tanto Maite como Iera se quedaron a las puertas de la final de goxoa por tan solo un tanto (18-17), aunque no jugaron juntas. Maite lo hizo con su sobrina Olatz Ruiz de Larramendi, mientras que la pareja de la leitzarra fue Olatz Arrizabalaga. Este año tienen ganas de alcanzar la final y calarse la txapela.

La pelotari del Aurrera K.E. manifiesta: "Las dos nos quedamos en 17 y la cosa estuvo cerca. Estamos con ganas de que esta vez lo podamos conseguir juntas y jugar la final de una vez". "En tres pelotas se nos fue, casi que la lié yo", admite Maite recordando el partido.

De las ocho semifinalistas, seis volverán al frontón ya que Leire Etxaniz ha renunciado a volver a la competición por la situación sanitaria y Eneritz Arrieta–pareja de la navarra Amaia Jaka– tampoco jugará. Etxaniz, campeona de las tres ediciones anteriores, tiene tres familiares con la covid-19 y ha optado por no volver a vestirse de blanco.

"Ella sabrá por qué lo ha decidido así. Es su decisión. Más pena para ella, nosotras estamos con ganas", apunta la zaguera. "Pienso que ha venido por otro lado, pero hay que respetar lo que piensa cada uno. También tengo familia y lo último que pienso es en contagiar a mis familiares", asegura.

En la dupla navarra no ha habido dudas de que iban a disputar las semifinales. La pelotari de Oberena dice que "tenía bien claro que quería jugar porque estamos siguiendo los protocolos, no nos estamos adelantando a nada, estamos cumpliendo y respetando lo que se marca a todo el mundo".

Iera asegura que desde la organización han sido "muy claros". "Nos dijeron que pondrían todas las medidas necesarias para volver a jugar", añade. "Está bien cómo lo han planteado. Viendo cómo ha evolucionado todo y los permisos que han obtenido para hacerlo como la ley dice, no le veo mayor problema para poder jugar", manifiesta la leitzarra. También opina que "algún riesgo va a existir siempre". Además recuerda que "el virus está ahí. Hay riesgo, pero lo hay en el frontón y en todos los sitios que vas".

Maite, Iera, Irantzu y Amaia tratarán de alcanzar la final, que se disputará una semana después, el día 28 en el Urantzu de Irun. Ese día también será el desenlace del parejas de pelota mixta en la que estará la zaguera de Eulate Olatz Ruiz de Larramendi, acompañada de la vitoriana Leire Garai ante Olatz Arrizabalaga y Gentzane Aldai.

"Viendo cómo ha evolucionado todo y cómo lo han planteado, no le veo mayor problema para poder jugar "

iera agirre

Delantera del Aurrera KE

"Si algo tiene la Master Cup es visibilidad y el ambiente que hay en la grada, los frontones

se llenan"

maite ruiz de larramendi

Zaguera de Oberena