LAB pide una política propia ante la "pésima" situación del empleo

12.02.2020 | 20:38

Pamplona. LAB afirma que el Diagnóstico de Empleo en Navarra, en el que se recoge que se ha recuperado el nivel de antes de la crisis, confirma la "pésima situación", y propone a la patronal y al Gobierno foral acuerdos y medidas para "garantizar trabajos, pensiones y vidas dignas".

El informe incide en la necesidad no solo de crear más empleo sino también en una mayor calidad del mismo, lo que a juicio de LAB supone avalar las denuncias de este sindicato sobre "la precarización del empleo impulsada por la patronal".

Y alude a la temporalidad, siniestralidad, brecha salarial machista, desregulación laboral, trabajadores migrantes, parados de larga duración con perfil de mujer, paro juvenil, pobreza y vulnerabilidad social, falta de prestaciones por desempleo o aumento de perceptores de la Renta Garantizada para subrayar "la dura realidad que impide que la mayoría de navarros y navarras podamos tener un trabajos y vidas dignas".

Por eso rechaza "más chiringuitos como el Consejo de Diálogo Social" o "planes estrella como otro Plan de Empleo" ya que, "hasta el momento, se han demostrado absolutamente ineficaces ante los problemas y necesidades que tiene la clase trabajadora".

La alternativa es para LAB "un marco propio de relaciones laborales y protecciones sociales" para "poder tomar medidas que den la vuelta a esta pésima situación" y para ello indica que el Gobierno "debe reclamar ya las competencias sobre las políticas pasivas de empleo" que afectan a contrataciones, condiciones laborales, indemnización por despido o edad de jubilación.

"No nos podemos permitir limitarnos a unas meras acciones y medidas complementarias", subraya, y señala que la tasa actual de intermediación del SNE es de un 2% de las colocaciones totales, algo "inaceptable" si se pretende que las políticas activas sean "mínimamente eficaces más allá de los incentivos a la contratación están cuestionados desde el ámbito europeo, que sólo benefician a la patronal y que son sinónimo de trabajos precarios".

LAB reclama además "una crítica e interpelación directa a una clase empresarial que, aprovechando las reformas laborales y la consecuente desregulación laboral, está imponiendo un modelo precario de relaciones laborales que prioriza su beneficio económico a costa de empeorar la salud y empobrecer a la clase trabajadora".

Por todo ello, y ante "la falta de herramientas eficaces", LAB propone un acuerdo interprofesional que elimine la brecha salarial, establezca el SMI en 1.200 euros netos en 14 pagas y en 35 horas la jornada laboral semanal, con 20 de mínimo, y garantice el derecho a la subrogación de los trabajadores de empresas subcontratadas.

Pide además la transferencia de las competencias en materia de Inspección de Trabajo y políticas pasivas de empleo, completar las pensiones mínimas hasta los 1.080 euros, y retomar y buscar nuevos mecanismos para posibilitar la jubilación anticipada en el sector público.

LAB apuesta también por acabar de manera inmediata con la temporalidad en el empleo público, la reversión de los recortes, el incremento de inversión en los servicios públicos, garantizar la aplicación de la Ley de Contratos Públicos, una reforma fiscal que aumente los ingresos con mas presión a rentas altas, capital y empresas y mas lucha contra el fraude, y garantizar derechos y vivienda a personas dependientes y en situación de pobreza.