El 51% de los contratos en la industria en Navarra fueron de siete o menos días en 2020

CCOO exige un plan estratégico para que este sector no "pase dificultades en el futuro"

18.02.2021 | 11:55
De pie: Carlos Ibáñez (MTorres), Hernán Goñi (Miasa) y Miguel Ángel Molina (Trenasa). Sentados: Josema Romeo y Eva Ciaurriz.

CCOO ha denunciado esta mañana que el 51% de los contratos temporales realizados en la industria en Navarra en 2020 fueron de siete días o menos. El sindicato ha presentado un informe sobre uno de los sectores más importantes para la economía foral, basados en datos del INE.

Josema Romeo, secretario general de la Federación de Industria de CCOO; y Eva Ciaurriz, secretaria de Acción Sindical de Industria de CCOO han dado a conocer este informe.

Romeo ha remarcado que las cifras muestran "un grave empeoramiento de la calidad del empleo, sobre todo desde la aprobación de la reforma laboral en 2012". Para ello ha solicitado al Gobierno de Navarra un plan que "oriente al sector en el medio plazo" y que haga "que las empresas enraícen en Navarra en un contexto internacional de fuerte competencia e inestabilidad". Romeo ha propuesto diseñar un plan entre el Gobierno y los agentes sociales para captar el máximo dinero de los fondos europeos y mantener así a Navarra como pionera en la industria. "Este sector debe ser puntero; y para ello, se deben instalar nuevas empresas en la Comunidad", ha repetido.

Además ha exigido al Gobierno de España que "derogue la reforma laboral para lograr una industria fuerte con empleos de calidad".

Ciaurriz ha remarcado "la alta rotación y la ultra temporalidad" de una industria que emplea a 76.100 personas en Navarra. Por ello, ha hecho hincapié en que "si un contrato en 2007 duraba 257 días de media, actualmente se prolonga solo 30 días".

De esta forma, la secretaria de Acción Sindical ha manifestado que uno de cada cuatro trabajadores de la industria tiene un contrato temporal. "Ha existido un fuerte deterioro de las condiciones laborales, entre otras causas, por la reforma laboral".

CCOO ha recordado que las mujeres no terminan de incorporarse al sector, solo un 26% de ocupadas; que tres de cada cuatro empresas tienen menos de diez trabajadores; y que en una década han cerrado 900 empresas. Actualmente hay 3.372 compañías.

Ambos han estado acompañados de representantes sindicales de CCOO en tres empresas que actualmente sufren conflictos laborales en la Comunidad Foral: Miguel Ángel Molina (Trenasa), Hernán Goñi (Miasa) y Carlos Ibáñez (MTorres).

"No podemos permitir que empresas que reciben grandes cantidades de ayudas públicas, como Trenasa, propongan despidos a los pocos meses. El retorno social de ayudas tiene que estar asegurad y si para eso hace falta cambiar la normativa habrá que hacerlo", ha dicho Romeo.

TRENASA, UN FUTURO INCIERTO


CAF anunció el cierre de la planta de piezas de trenes en Castejón el pasado septiembre. Un proceso que paralizó a la
espera de la ejecución de las licitaciones de Renfe. La compañía se comprometió la semana pasada a dar carga de trabajo a esta factoría, con algo más de 70 empleos, hasta que adopte la decisión final de cierre o de continuar con el
proyecto. "Llamamos a que se implique el Gobierno de Navarra y del Estado", ha manifestado Romeo.

MIASA, UNA HISTÓRICA EN LIQUIDACIÓN


Miasa, empresa del sector de la automoción de Landaben con cerca de cien trabajadores, está en liquidación. La búsqueda de un inversor resulta clave para evitar la clausura de esta planta con más de 50 años de historia. "Estamos en la fase en la que los trabajadores dejarán de pertenecer a la empresa y esperamos que alguien compre la planta", ha dicho Romeo.

MTORRES, ERE EN EL SECTOR AERONÁUTICO


MTorres, firma del sector aeronáutico, ha planteado un ERE que perjudica a 89 asalariados de sus instalaciones de Torres de Elorz. Desde que la dirección anunciara el expediente de extinción el 1 de febrero hasta hoy, cuatro profesionales se han dado de baja en la plantilla, por lo que el recorte ahora mismo afecta a 85 personas. Desde la declaración del estado de alarma en marzo de 2020 hasta la actualidad más de 50 empleados se han marchado de la planta navarra. "Pedimos al Gobierno de Navarra su máxima implicación para que la fábrica salga adelante", ha adelantado Romeo.