MásMóvil y Euskaltel ganan 80.000 líneas móviles en marzo

Las dos telecos refuerzan posiciones a las puertas de la absorción de la marca naranja

06.04.2021 | 00:32
Un hombre pasa frente a una céntrica tienda de Euskaltel en Bilbao. Foto: O. González

pamplona – A las puertas de la absorción de Euskaltel por parte de MásMóvil, ambos operadores de telecomunicaciones han pasado con nota en marzo el examen mensual del mercado. MásMóvil volvió a ser la compañía con más portabilidades, en concreto ganó 56.850 clientes de móviles. Por su parte, Euskaltel superó ligeramente las 23.000 migraciones, con la que ambas rozaron las 80.000 nuevas líneas.

A esa cifra hay que añadir los 24.006 nuevos clientes de telefonía fija que ha ganado MásMóvil y los 577 de Euskaltel, según los datos del sector. De modo que ambas compañías afrontan la fusión con un repunte de más de 100.000 clientes en el último mes y buenas perspectivas de negocio.

La teleco que dirige Meinrad Spenger es la compañía que más ha crecido en los últimos años y se ha acercado a los tres operadores premium del mercado, Movistar, Orange y Vodafone, líderes en ese orden.

La operación con Euskaltel dejará a la teleco vasca muy cerca del tercer cajón del podio y la portabilidad, que siempre penaliza a los tres primeros del ránking, será clave en el asalto a la posición que hoy ocupa Vodafone.

La batalla se juega además en varios frentes porque la telefonía fija de banda ancha es un mercado ligeramente más repartido, donde los tres primeros de la clase suman una cuota de mercado del 76% frente al 83% que manejan en el ámbito de la telefonía móvil.

La dinámica ascendente de MásMóvil y el estancamiento de los grandes operadores garantizan que se librará una pugna por la tercera plaza. El operador con sede en Donostia ha buscado varias fórmulas para cambiar su estatus en el mercado. La operación con Euskaltel, que tiene como condición alcanzar el 75% del accionariado de la compañía naranja y que cuenta con el respaldo de los máximos accionistas, ha sido toda una sorpresa.

En vísperas de conocerse la Oferta Pública de Adquisición (OPA) el mercado seguía pendiente de una fusión de MásMóvil con Vodafone que parecía bastante cocinada. Una alianza que habría supuesto un vuelco del mercado tras superar la sociedad resultante a Movistar como primera compañía en clientes. La operación de MásMóvil con Vodafone se frustró porque ambas telecos querían hacerse con la mayoría del accionariado: ser el pez grande que se come al chico.

Así que el sorpasso no ha sido posible, pero la maniobra para apuntar a Euskaltel, refleja el empeño de Spenger por posicionar a su compañía en la zona alta de la clasificación y seguir ganándole terreno a las grandes. La duda es si alcanzará la dinámica ganadora para situarse en puestos de Champions y todo apunta a que los próximos meses se librará un combate de alto voltaje en el sector.

De momento, Vodafone ha reaccionado con nuevos paquetes de telefonía, internet y televisión y volcándose en la captación de clientes de otras compañías con llamadas telefónicas a ciegas, realizadas por call centers automáticos y sin conocer la identidad de la persona con la que se contacta. Orange también se ha empezado a mover en ese escenario consciente de que MásMóvil se está moviendo muy rápido.

Movistar, que no va perder su posición dominante una vez frustrada la fusión de Vodafone y MásMóvil, tendrá por su parte que reaccionar de aquí a finales de año. Con lo que la competencia previsiblemente beneficiará a los hogares.