El plan de recuperación aprobado por el Gobierno incluye reformas fiscales, laborales y de pensiones

El Ejecutivo confía en recibir a finales de año 27.000 millones de ayudas de Bruselas, que ya ha incluido en los Presupuestos de este año, y 70.000 hasta 2023

28.04.2021 | 00:47
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con varios periodistas tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Foto: Efe

pamplona – El Consejo de Ministros aprobó ayer el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que remitirá a la Comisión Europea con el paquete de reformas e inversiones que pretende impulsar España para canalizar los 140.000 millones de fondos europeos de reconstrucción que recibirá hasta 2026.

En total, se movilizarán en el periodo 2021-2023 inversiones públicas por importe aproximado de 70.000 millones de euros, que tendrán un impacto "inmediato" en la economía y en el empleo este mismo año.

A la espera de que lleguen los fondos, el Gobierno ya ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 la canalización de más de 27.000 millones de euros, a financiar con dichos fondos y que se destinarán a las inversiones y reformas recogidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo Ministros, destacó que España cumple así con el plazo fijado por la Comisión Europea, el 30 de abril, para que los Estados miembro presenten sus planes.

"Es la mayor oportunidad que vamos a encontrar en los próximos años", ha remarcado Montero, tras explicar que, según el calendario, la Comisión Europea tiene hasta dos meses para dar el visto bueno al Plan, aunque no es necesario que esté aprobado por Bruselas para que se proceda a su implementación, como ya se ha venido haciendo, según la ministra.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compareció en rueda de prensa y ante el Congreso de los Diputados hace dos semanas para detallar el contenido del documento provisional del Plan de Recuperación, articulado en cuatro ejes y compuesto de 212 medidas, de las que 110 son inversiones y 102 son reformas para canalizar los fondos de reconstrucción que recibirá España para hacer frente a la crisis.

Entre los objetivos fundamentales que se ha marcado el Ejecutivo destacan impulsar la recuperación económica en el corto plazo y reconvertir y transformar la economía española para hacerla más competitiva y sostenible, en la mayor oportunidad que se le plantea a España en un siglo para lograr una verdadera transformación de su economía, en palabras del propio Sánchez.

Del conjunto del plan, se destinará el 39% a la transición ecológica, 29% a la transformación digital, el 10,5% a educación y formación y un 7% para I+D+i.

inversiones y reformas Entre las inversiones, se contemplan 20 principales para los tres próximos años, con el foco en la movilidad sostenible, vivienda, energía, modernización de la administración pública y digitalización.

Sobre las reformas, la pata del plan más controvertida, se pretende abordar el sistema de pensiones, así como la transformación del mercado laboral, además de la modernización del sistema de salud, la reforma del sistema eléctrico, la modernización de la Justicia, la nueva economía de los cuidados, la ley de Aguas o la reforma fiscal.

El Gobierno sitúa en un 2% anual el efecto positivo de los fondos europeos tanto para este año como para el que viene y además contempla que permitirán la creación de 800.000 nuevos empleos en seis años.

Desde el Ejecutivo han transmitido su confianza en que se mantenga la hoja de ruta prevista para que la Comisión pueda aprobar en junio los planes de recuperación. No obstante, confía en que Bruselas flexibilice la normativa comunitaria sobre ayudas de Estado para acelerar los proyectos.

Desdeel PP, la vicesecretaria de Sectorial, Elvira Rodríguez, acusó al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de aprobar el Plan de Recuperación con "poca transparencia" y "sin consenso" con la oposición y las comunidades autónomas, en vez de seguir el ejemplo del primer ministro de Italia, Mario Draghi.

las claves

Programas "tractores". De acuerdo con lo que ya se conoce del plan, los 70.000 millones se repartirán en 20 "programas tractores" que tendrán un efecto multiplicador sobre la economía superior a 1, es decir, que por cada euro de inversión el PIB mejorará en más de un euro.

Coche eléctrico. La transición al vehículo eléctrico a través de una estrategia de movilidad "sostenible, conectada y segura" se llevará 18,85 de cada 100 euros, con un total de 13.200 millones.

Reahabilitación vivienda. La segunda partida más importante será para la rehabilitación de vivienda y regeneración urbana (6.820 millones), seguida de la modernización de las administraciones públicas (4.315 millones), la digitalización de las pymes (4.066 millones) y la hoja de ruta del 5G (3.999 millones).

Crecimiento. El plan permitirá sumar al crecimiento del PIB 2 puntos porcentuales de media anual en 2021 y 2022.