El Gobierno de Navarra llevará al juzgado a la macrogranja de Caparroso

Denuncia el incorrecto uso del digestato (un residuo) y su posible afección en la fauna de la zona, como el galápago europeo, la rata de agua, la nutria y el visión

07.05.2021 | 14:10
Macroexplotación de Caparroso, de la sociedad Valle de Odieta.

El Gobierno de Navarra, a través del departamento de Desarollo Rural y Medio Ambiente, llevará al juzgado a la macrogranja de Caparroso por un uso inadecuado del digestato (un residudo generado por la actividad de la explotación de vacuno de leche ) y su posible afectación en la fauna de la zona.

De esta forma, Medio Ambiente ha iniciado las actuaciones para elevar al juzgado las afecciones medioambientales de la "incorrecta" aplicación del digestato de la vaquería de la sociedad Valle de Odieta, con unas 3.500 vacas.


¿QUÉ ES EL DIGESTATO?


El digestasto resulta de la biometanización del purín y otros residuos para reducir su potencial de contaminación y, además, producir metano que se aprovecha para generar electricidad verde, ha informado el Ejecutivo foral.

El departamento de Itziar Gómez ha adoptado esta decisión después de analizar los informes encargados por el Servicio de Biodiversidad a varios expertos, entre otros, a GAN-NIK, la sociedad pública de Gestión Ambiental de Navarra-Nafarroako Ingurumen Kudeaketa, que evaluó la afección a la fauna, a la flora y a los hábitats en la zona por "la aplicación incorrecta de digestato".

En el encuentro han participado el director general, Pablo Muñoz, personal técnico y de Guarderío del departamento, y miembros de la Brigada de Protección Medioambiental de Policía Foral, y la fiscal delegada de Medio Ambiente y Urbanismo de Navarra.

¿PERJUDICADOS? EL GALÁPAGO EUROPEO, LA RATA DE AGUA, LA NUTRIA Y EL VISÓN


Los estudios se han centrado en el impacto sobre el hábitat del galápago europeo, la rata de agua, la nutria o el visón europeo en la balsa del Camino del Sotillo, ubicada en la Zona de Especial Conservación (ZEC), Tramos Bajos del Aragón y del Arga.

El Gobierno ha recordado que Medio Ambiente ya requirió a la empresa en su momento el cese inmediato de la distribución del digestato con medios no autorizados.

MEDIO AMBIENTE YA HIZO UN REQUERIMIENTO A LA EMPRESA


De esta forma, envió un requerimiento a la empresa en febrero, tras recibir un informe de Policía Foral "confirmando el uso de instalaciones fijas de riego para aplicar digestato y la presencia de encharcamiento en varias parcelas y escorrentías de digestato fuera de las fincas de cultivo, una situación advertida en visita de inspección del Guarderío de Medio Ambiente".

Dicho informe recogía diversas "deficiencias". Entre ellas, indicaba que "la forma de aplicación señalada no está amparada por la Autorización Ambiental Integrada de que dispone, y la presencia de encharcamientos refleja una situación de aplicación incorrecta que puede dar lugar a contaminación de las aguas subterráneas y escorrentías a los cauces públicos próximos".

Ante las "deficiencias" observadas, se requirió al titular "el cese inmediato de dichas prácticas no autorizadas y que remitiera al Servicio de Economía Circular y Cambio Climático un documento con información detallada de las prácticas de riego realizadas desde el 1 de enero de 2021, así como una evaluación de la idoneidad de las mismas o, en su defecto, de las situaciones irregulares observadas".

DE 3.500 a 7.000 VACAS


Este año la macrogranja de Caparro obtuvo la autorización para poder ampliar sus instalaciones de unas 3.500 vacas a más de 7.000, después de que el Gobierno de Navarra tuviera que acatar una sentencia del TSJN.

noticias de noticiasdenavarra