Eroski mejora ventas y resultado operativo, pero cierra 2020 con pérdidas

El grupo de distribución da por cerrada una etapa de exceso de deuda y se enfoca en la eficiencia

18.05.2021 | 16:52
Agustín Markaide, presidente de Eroski

El grupo Eroski ha cerrado 2020 con una pérdidas de 77 millones debido a las dotaciones extraordinarias realizadas tras aplicar ajustes en la valoración de sus activos, si bien ha obtenido el mejor resultado operativo de los últimos doce años al alcanzar los 252 millones de euros, un 30,2% más que en el ejercicio anterior. Las pérdidas en Eroski S.COOP se han elevado a 442 millones, según ha informado en un comunicado.

Según ha precisado, el grupo mejoró su Ebitda un 26% hasta los 331 millones y ha destacado que la mejora de los resultados en 2020 es, también, consecuencia de "la mejora acumulada de la competitividad de los negocios del grupo en los últimos 12 años".

Las ventas brutas del grupo aumentaron un 2,1% hasta los 5.377 millones, a pesar de los efectos "adversos" de la Covid-19 en sus negocios no alimentarios, más afectados por las restricciones.

Según ha destacado, el crecimiento de la facturación se ha conseguido en un contexto en el que la superficie de venta del grupo se ha reducido en el año en un 3,5%. El grupo ha indicado que este "buen comportamiento" de las ventas también se trasladó al canal online que cerró con un crecimiento del 82%.


Liderazgo en zona norte

Asimismo, ha subrayado que Eroski ha reforzado su "liderazgo" en la zona norte del mercado español (desde Galicia a Baleares) elevando en 2020 su cuota de mercado hasta el 13,3%, manteniéndose como el segundo distribuidor de alimentación en dicho perímetro.

"2020 quedará para la historia como un año excepcional por la incidencia de la Covid que ha condicionado toda la vida social y empresarial. El desempeño general de Eroski ha sido muy positivo, aunque algunos negocios como gasolineras, viajes o deporte han sufrido impactos negativos importantes", según ha remarcado el presidente de Eroski, Agustín Markaide.

Según ha apuntado, ese desempeño se ha traducido en unos resultados ordinarios "netamente positivos". Markaide ha indicado que esos resultados ordinarios han mejorado "notablemente, tanto si se miran los resultados brutos, ebitda, como los resultados operativos". "Encadenan ya muchos años de mejora sucesiva como consecuencia de la reestructuración realizada en los negocios y de la mejora de la competitividad", ha subrayado.


Ajusta el valor de sus activos 

En estos resultados ha influido la decisión de Eroski de ajustar el valor de sus activos consolidados en 195 millones, para aplicar una "valoración más prudente a las proyecciones futuras de los negocios afectados por la pandemia". Según ha explicado, se han adaptado las tasas de descuento de dichas proyecciones a las "incertidumbres económicas y financieras que se perciben en el entorno", lo que redunda "en un menor valor de los fondos de comercio y de otros activos tanto en las cuentas consolidadas como en las de la cooperativa Eroski".

"Estimamos que la valoración de los riesgos empresariales debe ser más prudente, especialmente cuando estamos atravesando una pandemia. Esto nos ha llevado a ser más precavidos al valorar los activos que se evalúan según las proyecciones futuras. Como consecuencia, en 2020 hemos incorporado unas dotaciones importantes y estos criterios de mayor prudencia nos dejan en una mejor disposición para atender cualquier circunstancia del futuro", ha valorado Agustín Markaide.

El grupo ha precisado que, como consecuencia de estas dotaciones extraordinarias, y pese a los "excelentes" resultados operativos obtenidos, las cuentas consolidadas del grupo Eroski como las de Eroski S. COOP. (tenedora de las participaciones en las sociedades cuyas valoraciones se han actualizado) presentaron a cierre de 2020 unos resultados negativos de 77,56 y 442 millones de euros, respectivamente.


Deuda normalizada

No obstante, fuentes del grupo han precisado que esas pérdidas son unos resultados "extraordinarios" que el año que viene "no se darán" y han destacado que se está en un momento con una "deuda normalizada" y un negocio "competitivo" porque los resultados ordinarios y la actividad "así lo demuestran". "Se han hecho los deberes para llegar a este punto", han agregado.

En concreto, Eroski en 2020 redujo su deuda financiera en 140 millones, alcanzando desde 2010 una reducción de más de 2.000 millones. 

Según ha subrayado Markaide, en los últimos años Eroski ha ido cumpliendo los compromisos de reducción de deuda contraídos, incluso en el tiempo de la Covid, y, al mismo tiempo, "ha ido reconvirtiendo los negocios hacia modelos más competitivos".

"Ahora se encuentra en condiciones de abordar el fin de una etapa de exceso de deuda, generado en parte con la compra de Caprabo en 2007,  y prevemos alcanzar niveles de normalidad en nuestra deuda financiera neta al final de 2021" ha recordado. Eroski dará por cumplido el compromiso de amortización de deuda fijado para fin de este año en un importe superior al comprometido reduciendo su deuda financiera por debajo de los 1.000 millones.


Final de una etapa

Markaide ha manifestado están asistiendo al "final de una etapa para Eroski y al nacimiento de otra". "La etapa que se termina se ha caracterizado por una importante reconversión de Eroski que le ha llevado a la mitad de la dimensión que tuvo en 2008. Una etapa con fuertes impactos económicos, financieros y sociales, la cultura cooperativa de nuestro grupo, de esfuerzo, sacrificio, solidaridad y cohesión social es la que nos ha permitido sobreponernos, transformarnos y recuperar nuestro proyecto. Y, por eso, Eroski está hoy más fuerte que nunca", ha explicado.

Según ha destacado, la "mayor competitividad" del negocio y la mejora de la posición financiera permiten a Eroski iniciar esta nueva etapa, que se afronta, con "menos limitaciones" que en el pasado y que seguirá enfocada hacia su compromiso como empresa-cooperativa. "El compromiso de ser un agente activo de transformación en favor de los socios y de la sociedad, los actuales y los futuros, impulsando una alimentación más saludable y un consumo más sostenible", ha agregado.

Según ha apuntado Markaide, durante la anterior etapa Eroski decidió "focalizarse en la eficiencia", reducir su perímetro para concentrar "sus esfuerzos en la zona norte donde es un operador de referencia" y fortalecer sus negocios prioritarios.


Más de 70 aperturas

Por otra parte, ha señalado que, a pesar de las dificultades derivadas de la pandemia, el pasado año Eroski inauguró más de 70 tiendas, entre propias y franquiciadas.

Según ha apuntado, destaca especialmente la operación de adquisición y adaptación al modelo "Contigo" de diez establecimientos de Sabeko Banaketa. En la zona norte, prioritaria para el grupo, también concentró la transformación de su red con 92 tiendas reformadas.

No obstante, el grupo disminuyó su superficie comercial total en 40.000 m2 como consecuencia de la reducción de su presencia con hipermercados fuera de la zona norte. Sin embargo, fuentes de Eroski han señalado que, a partir de ahora, hay "intención de crecer" y, en principio, el objetivo es crecer al año en 18.000 metros cuadrados.

En el ámbito de las operaciones inmobiliarias, en 2020 cerró una operación de sale & leaseback de una cartera de 27 inmuebles por 85,5 millones.

noticias de noticiasdenavarra