Director General de ENERCLUSTER

Navarra necesita salida al mar

Las exportaciones de componentes del sector eólico de Navarra y Euskadi vienen creciendo sostenidamente en los últimos años

25.03.2022 | 11:29
Componentes eólicos en el Puerto de Bilbao.
Javier Villanueva Latorre, Director General de ENERCLUSTER
Hemos vivido una recuperación pos-pandemia frustrada, donde no solo los costes logísticos no se han reducido como esperado, sino que los precios de la electricidad y del gas se han disparado. A esto hay que sumarle el incremento de los costes de la materia prima como el acero o el níquel. Y ahora, por si fuera poca dificultad, hemos sufrido las consecuencias de una huelga de transportistas que, justificada o no, no ha hecho sino empeorar la situación del ya complicado día a día de muchas empresas y en particular las del sector eólico en Navarra.

Y es que la logística en todos sus medios es crítica en el crecimiento obligatorio, si se quiere sobrevivir, del sector eólico navarro que está derivando en un incremento del número de transportes especiales, para componentes de cada vez mayor tamaño, que requieren mejores infraestructuras y mayor eficiencia operativa. Es un hecho que en los últimos años se ha registrado un importante crecimiento en el tamaño de las turbinas que continuará en la próxima década. Las previsiones indican que en el sector eólico terrestre el tamaño de rotor de los aerogeneradores será de media de 163 metros de diámetro para potencias nominales por encima de los 8 MW, mientras que en el sector eólico marino podemos estar fabricando rotores de hasta 250 metros de diámetro para potencias en el rango de entre 15 y 20 MW.

Aquellos navarros y navarras que venimos desarrollando nuestra actividad profesional en empresas de energías renovables sabemos que es la tendencia del sector en los últimos años el incremento de la demanda global, derivada de la apuesta acordada a nivel mundial para la sustitución de los combustibles fósiles por las energías renovables. Y esto también ha llevado a la fabricación de componentes de aerogeneradores de mayor tamaño consecuencia de los correspondientes desarrollos tecnológicos para mejorar el rendimiento de los aerogeneradores, tanto en onshore como en el importante crecimiento del mercado offshore. Especialmente en este último, son los países del norte de Europa los que van a concentrar las mayores inversiones industriales en los próximos años. Es por ello que las exportaciones de componentes del sector eólico de Navarra y Euskadi vienen creciendo sostenidamente en los últimos años, marcando un récord histórico el pasado ejercicio 2021 con 151 mil toneladas aproximadamente. Navarra y Bizkaia, concentran el 86% de esas exportaciones por el Puerto de Bilbao, el cual se sitúa como el nodo principal de salida para las exportaciones del sector. Pero el principal origen de las exportaciones que incluyen componentes del sector eólico es sin duda Navarra, con un 67% del total.

Estas tendencias, para aquellas industrias navarras o con centros productivos en la Comunidad Foral, y que aspiren a seguir manteniendo actividad industrial de primer nivel, como es el caso de SAKANA Coop (bujes y bastidores desde Lakuntza), Grupo MEKATAR (bujes, bastidores y grandes ejes desde Lekunberri), SIEMENS GAMESA (nacelles en transito desde Agreda) y NORDEX ACCIONA (palas desde Lumbier y nacelles desde Barasoain) entre las principales, conllevan una serie de necesidades logísticas. En primer lugar, se debe contar con una red viaria nacional, de las comunidades autónomas y forales adaptada al paso de los transportes especiales. Igual de necesario es contar con accesos viarios a los puertos y servicios marítimos y logísticos adecuados a las necesidades del transporte especial y asociados a costes competitivos. Sin olvidar la necesaria mejora, ya urgente, de la eficiencia operativa en la tramitación y permisos para los transportes especiales.

Las exportaciones de componentes del sector eólico de Navarra y Euskadi crecen sostenidamente en los últimos años, marcando un récord histórico en 2021

Con estos antecedentes, la industria de fabricación de componentes eólicos en Navarra, puede verse negativamente condicionada si no se logra estructurar y desarrollar un corredor logístico eólico hasta el puerto de Bilbao que responda a sus necesidades de exportación.

En los últimos meses, el Clúster de la Energía de Euskadi y ENERCLUSTER junto a otras entidades como la Autoridad Portuaria de Bilbao y el Clúster Logístico de Euskadi así como las empresas de Navarra y Euskadi afectadas, hemos conformado un único grupo de trabajo en el que se han realizado las siguientes actividades. Se han analizado los flujos de transporte especiales desde las empresas vascas y navarras del sector eólico hasta puerto de Bilbao, determinando su frecuencia, características técnicas y restricciones físicas. También se han estimado los potenciales impactos al sector que podría llegar a suponer las restricciones de infraestructura y operativas existentes. Con dicho diagnóstico se dispone ya de un plan de mejoras para el corto y medio plazo para la operativa del transporte especial sobre la ruta recomendada de cara a estructurar el corredor logístico eólico en la AP68 que actualmente presenta una serie de características que habría que adecuar.

Se trata ahora de trasladar a los agentes e instancias competentes de estas necesidades, el plan propuesto con el objetivo de que se planifiquen y presupuesten la implantación de las mejoras planteadas en los próximos años. Para el desarrollo del corredor logístico eólico, se han identificado dos áreas de actuación, la adecuación de la infraestructura, pero también la mejora de la eficiencia en la gestión administrativa.

El sector de las energías renovables representa en Navarra más de 10.000 empleos, de los cuales 5.900 son directos y supuso en el año 2020 una cifra de negocio de 3.200 M€ lo que supone un 8,5% del PIB navarro. Se estima que las empresas a las que más interesa el corredor logístico representan el 42% del sector en términos de facturación y el 43% en términos de empleo. El impacto global en el escenario más desfavorable podría implicar una reducción de negocio de más de 200 M€ y afectar a más de 600 empleos.

Los próximos días 4 a 7 de abril, se celebra en Bilbao la primera feria por importancia del sector eólico a nivel mundial denominada WindEurope´22, en la que se darán cita las principales empresas y agentes del sector. Representantes del grupo de trabajo del corredor logístico nos reuniremos con los departamentos de Desarrollo Económico de ambos gobiernos, el vasco y el navarro, ya conscientes de la situación, y para exponer el diagnóstico y trabajar conjuntamente como se ha acordado, ya que nos une la misma ambición, en un plan de actuación porque nos estamos jugando hoy el futuro de nuestra industria eólica.

noticias de noticiasdenavarra