Asier Martínez hace historia en Tokio: a la final de 110 m vallas con récord personal en sus primeros Juegos

El navarro, con un tiempo de 13.27 segundos, mejor marca personal, logra una de las dos plazas de repesca

04.08.2021 | 06:45
Asier Martínez, en su sprint final este miércoles en el Estadio Olímpico de Tokio (Japón)

"Ahora, a disfrutar de un verdadero sueño. Quién iba a pensar que pudiera estar en la final, pero estamos aquí"

Asier Martínez Etxarte (22/4/2000) ha vuelto a hacer historia. Será el primer atleta navarro en disputar una final en los Juegos Olímpicos al clasificarse por tiempos en la semifinal de los 110 metros vallas con una marca de 13.27, nuevo récord navarro y récord de España sub-23. El vallista de Zizur ha vuelto a maravillar al mundo terminando tercero en la primera semifinal, tan solo por detrás del jamaicano Ronald Levy (13.23) y del francés Pascal Martinot-Lagarde (13.25) en una sensacional carrera.


El navarro corría en la primera serie y ha tenido que esperar a los tiempos de las otras dos carreras para certificar su pase. Con sufrimiento. Con diez interminables minutos de espera atrincherado en la zona mixta intentando adivinar el tiempo de sus rivales. Así ha sido la clasificación de Asier Martínez para la final de los 110 metros vallas en su debut olímpico. Un estreno soñado. Con marca personal, mejorando su rendimiento en cada carrera y tuteando a los mejores atletas del mundo hasta colarse entre los ocho mejores.

El vallista de Zizur ha salido al tartán tan concentrado como siempre. Asintiendo con la cabeza, abrochándose el mono y preparándose para volver a mostrar su increíble capacidad competitiva. Porque Asier Martínez no falla nunca. Con solo 21 años, corre como un auténtico veterano, con una regularidad que le hace brillar cada vez que se planta en una pista. Y en Tokio ha llegado su consagración. Ya es historia del atletismo foral y nacional.

El pupilo de François Beoringyan ha corrido por la calle seis, escoltado por dos de los grandes favoritos: el jamaicano Ronald Levy y el estadounidense Daniel Roberts, al que ya había ganado en la primera ronda. El de Zizur ha tardado 0.150 segundos en abandonar los tacos y la mayor explosividad de sus rivales le ha hecho perder algo de distancia en los primeros metros. Pero, como siempre, iba a remontar en la segunda parte de la prueba. Con su depurada técnica, no ha tardado en meterse entre los cinco integrantes del grupo cabecero que se iban a jugar el pase. Dos se clasificaban por puestos y a los dos siguientes les tocaría esperar a los tiempos.

El jamaicano Levy (13.23) se ha hecho con la victoria en una llegada de foto finish, seguido por el laureado Martinot-Lagarde (13.25). El francés es uno de los grandes ídolos de Asier Martínez. Hasta hace poco, se conformaba con verlo por televisión, pero ahora ya se atreve a meterle el pecho en una ajustada llegada. Asier ha sido tercero con un tiempo de 13.27, su mejor carrera de siempre mejorando en cuatro centésimas su marca personal y logrando la segunda mejor marca española en unos Juegos Olímpicos, tan solo superada por Orlando Ortega (13.17, plata en Río).

El navarro, que llegaba con el séptimo mejor tiempo de la semifinal por marcas personales y el cuarto por marcas de la temporada, ha superado a rivales tremendamente potentes como Andrew Pozzi (13.32) o Daniel Roberts (13.33), que ha quedado apeado de la final. En las dos siguientes series, nadie ha podido superar el registro de Asier Martínez, que lo celebraba con una mezcla de alegría e incredulidad desde la zona mixta.



Seguramente nadie le esperaba, pero Asier Martínez se ha ganado el derecho a luchar por todo en la final de los Juegos Olímpicos de Tokio este jueves a las 4.55 horas.


"Los peores 10 minutos de mi vida"

Asier tuvo que guardar una " insoportable" espera hasta que supo que había pasado por tiempos, gracias a su registro de 13.27 en la primera semifinal.

" No puedo estar más contento. Han sido diez minutos de una tensión insoportable, no podía estar ni de pie. Han sido los peores diez minutos de mi vida, viendo los tiempos, pero al final he entrado y estoy muy feliz", comentó el navarro.

Martínez señaló que corría " con verdaderos caballos al lado" y que eso le sirvió de estímulo: "Me ha hecho pelear con ellos por los puestos grandes. Ahora mismo no me lo creo".

Mientras esperaba a que se disputaran las otras series para saber si se clasificaba por tiempos, la tensión era mayor porque no veía bien los tiempos que iban saliendo en el monitor.

"Me cuesta ver y la pantalla estaba lejos, los tiempos iban saliendo poco a poco y no sabía si las marcas eran 13.2, 13,3, estaba esperando junto a Pozzi (Andrew, británico, campeón mundial en pista cubierta en 2018, al que ha batido por 5 centésimas) y al final hemos pasado los dos", señaló.

" Ahora, a disfrutar de un verdadero sueño. Quién iba a pensar que pudiera estar en la final, pero estamos aquí", se felicitó.

Por último, tuvo un recuerdo para su compañero de equipo Orlando Ortega, el actual subcampeón olímpico, que no ha podido por competir por culpa de una lesión que ha sufrido durante un entrenamiento, ya en Tokio.

"Me habría gustado -dijo- compartir esta final con él porque es un verdadero campeón y esto también se lo debo a él, por tener un referente así, una punta de lanza en el atletismo mundial. Le mando un fuerte abrazo".




La opinión de François Beoringyan, entrenador de Asier

Objetivo cumplido, que era pasar a la semifinal, y con muy buena carrera. Me imagino que Asier por dentro estaría nervioso, como todo el mundo, pero la verdad es que lo he visto muy bien para ser su debut olímpico. Se ha mantenido con el grupo en la salida y ha hecho una gran segunda parte de la prueba, sin tocar vallas y muy bien técnicamente. Al ser una clasificatoria y haber cierto margen, no era una carrera para arriesgar y Asier lo ha hecho bastante más que correcto. Había gente más rápida en la serie, pero ha podido ganar y la verdad es que no me esperaba que venciera al estadounidense Roberts. Este año hay gente con buenas marcas que están un poco peor de lo previsto, pero siguen siendo los favoritos. Tengo la sensación de que hay gente que no está en su mejor marca. Hay atletas que vienen con tiempos de 2019, todo lo contrario que Asier, que llega en un gran momento de forma esta temporada. Ya sabemos quiénes son los favoritos, pero lo bueno de una carrera de 110 metros vallas es que hasta el final puede pasar de todo. Asier se ha ganado el derecho a soñar con la final.
noticias de noticiasdenavarra