la carta del día

Sobre los encierros, y en particular el de Pamplona

09.02.2020 | 20:51

Hace bastantes años, hablando con un buen corredor del encierro, me comentó, el encierro es o tenía que ser, porque se empezaba a malear, anónimo, voluntario y solidario, yo añado y gratis. Ahora solo es gratis.

Si haces algún deporte, para que te atiendan en caso de accidente tienes que federarte y sacarte un seguro y de responsabilidad civil por si te llevas a alguno por delante, y para practicarlo de gratis nada, socio de un club deportivo ya sea privado o público, la ficha de la luz del frontón, la cancha de pádel, la tirolina, etcétera. Y no hagas el tonto en el monte y te tenga que rescatar el helicóptero, un ojo de la cara, o que te ocurra algún accidente en otro país, los dos ojos, si es que no tienes ningún seguro.

Aquí te atienden la DYA, la Cruz Roja, los voluntarios, municipales, forales, nacionales, personal del Hospital de Navarra, el doctor Belzunegui, que aunque hable en un idioma antiquísimo que hace años se empezó a cantar en la cuesta de Santo Domingo sabe de medicina un rato, amarillo en el centro, blanco por fuera y estoy en la nevera (para más señas en la puerta y dependiendo del modelo doce huecos o más). Los medios de comunicación te hacen entrevistas, te sacan fotos, no de perfil sino de cama entera, vamos, famosísimos.

Va y este año se les ocurre a los cabestros arropar a los toros, que para eso están, para conducirlos a la plaza sin ningún percance, tanto para corredores como para los toros, que los veremos torear previo pago. Ostras pedrín, en vez de correr, algunos mozos se sientan en el suelo protestando a toro pasado, como algún banderillero.

Señores protestones, sacar algún seguro de responsabilidad civil, por las, eso que reparten en misa que os dais, para pagar las multas por agarrar a los toros y cabestros de los cuernos o ir apoyados encima, y si no estáis contentos, sacaros la foto con el toro que hay o había en un hotel de la parte vieja y en un establecimiento de la calle Estafeta que no se mueven y os podéis acercar todo lo que queráis sin molestar al personal, previo pago en el establecimiento, en el hotel, gratis, si queréis, de paso, podéis tomar una consumición previo pago, o que os invite algún admirador o admiradora y, lo más fácil, si no estáis de acuerdo, no corráis y permanecer fuera del recorrido para que los nativos o foráneos que vayan con pantalón y camisa blanca, faja y pañuelo rojo, ya lo de las alpargatas sería lo de misa, corran con los brazos pegados al cuerpo y haciendo los abanicos de antes de llegar los atletas, puedan soltar adrenalina y disfrutar de bonitas carreras, voluntarias, anónimas, solidarias y gratis.