El deporte femenino existe

28.01.2021 | 02:10

Todos estamos de acuerdo en que en España el deporte rey es el fútbol, pero cuando hablamos de fútbol, ¿incluimos también el femenino? Me temo que no. El fútbol no solo es el deporte rey, sino que también es el rey de las desigualdades. Sin embargo, no solo existen en este deporte, sino que están muy presentes en la mayoría. Pues bien, como he dicho antes, el fútbol es el rey de las desigualdades. El futbolista brasileño Neymar cobró la pasada temporada 36,5 millones, cifra que equivale al salario de 1.693 jugadoras de ligas de distintos países. Pero no solo hay diferencias en este deporte, sino que se observan desigualdades en la mayoría. Por ejemplo, en baloncesto, la jugadora mejor pagada de la WNBA (liga femenina profesional de EEUU) cobra una quinta parte del salario más bajo de la NBA, la liga masculina. Lo peor de todo es que estas desigualdades ocurren también en los medios de comunicación. En España tan solo el 5% del espacio de la prensa deportiva está dedicado a mujeres deportistas, se dedica mucho más tiempo y espacio a las competiciones masculinas (e incluso a la vida privada de los jugadores) que al deporte femenino.Necesitamos dar y crear visibilidad, apostar por espacios en los medios de comunicación donde sigan el deporte femenino, pues, aunque estas deportistas sean profesionales todo lo que les rodea no lo es, no hay el mismo nivel de exigencia, de competitividad en la actividad, ni recursos, ni cuerpo técnico, ni repercusión mediática, ni por tanto espectáculo, que es de donde proceden gran parte de los ingresos. Todos esos esfuerzos se vuelcan al deporte masculino, dificultando que se les reconozca a estas deportistas por lo que realmente son, profesionales y en su mayor parte infravaloradas.