Navarra Suma de Pamplona y Ley de Financiación Local

01.04.2022 | 00:37
Navarra Suma de Pamplona y Ley de Financiación Local

Acabo de encontrarme en el buzón con un panfleto (que según la RAE es un libelo difamatorio o un opúsculo de carácter agresivo), titulado Pamplona es tu capital. Sabiendo que Iruña-Pamplona es la capital de Navarra, me he sentido invitada a leerlo asumiendo el papel de Navarra, y por tanto no sólo como residente en la ciudad sino también como ciudadana de la Comunidad Foral.

Lo primero que llama la atención es que en el panfleto sólo aparecen 8 de los servicios que se prestan desde el Ayuntamiento a la ciudadanía, y no todos los que el alcalde Maya menciona cada vez que se le acerca un micrófono y que no duda en anunciar como en riesgo de desaparición: desde la igualdad y el euskera al comercio y turismo o el albergue de alta exclusión.

Lo segundo a destacar es que con la nueva Ley de Financiación Local a Pamplona le van a llegar 1,7 millones de euros menos que en 2021, y según Navarra Suma, 6 millones de euros menos que aplicando la ley anterior. Sin embargo, en el panfleto buzoneado reclaman solo en los 8 servicios mencionados: Atención a la Mujer, Atención a la Infancia, Programas de Desempleo, Actividades en Civivox, Teatro Gayarre, Escuelas Infantiles, Seguridad Ciudadana y Seguridad Vial, un total de 14.916.422 euros.

Me asombra la precisión de algunos cálculos, como los 430.000 euros del mantenimiento del Teatro Gayarre, vinculados a personas no empadronadas en Pamplona, o los 500.000 euros en elementos de regulación del tráfico. Choca también la exigencia de que el Gobierno de Navarra tenga que asumir el coste de una decisión política que se tomó en el Ayuntamiento respecto de la gratuidad de las Escuelas Infantiles municipales.

Y pienso, ¿por qué no calcular también el número de personas no empadronadas que atravesarían la pasarela del Labrit y exigir su construcción al Gobierno de Navarra? ¿Y qué pasaría con el presupuesto de Sanfermines? ¿Quién tendría que financiar la parte correspondiente a tantas personas no navarras que vienen? ¿O tendríamos que restringir las subvenciones nominativas al Orfeón Pamplonés para financiar sólo la parte de las personas empadronadas en el municipio?

Han debido pensar que, puestos a denunciar, vamos a hacerlo a lo grande, exagerando, pero no demasiado para evitar el absurdo, acusando en falso sólo al PSN y a Bildu, y no al resto de partidos políticos que han aprobado en el Parlamento Foral esta nueva Ley de Financiación Local y lamentándose de la pérdida de la Carta de Capitalidad, que hasta ahora les aseguraba muchos millones de euros al año, sin otro criterio que ese, el de ser la capital y participar de una fórmula de reparto que les daba trato de privilegio frente al resto de municipios de Navarra.

"Estar orgullosos de Pamplona es apostar por tu capitalidad", me reclaman desde el panfleto invitándome al "yo primero, porque soy más grande", "merezco más porque soy la capital" y "sólo me importa lo mío, a los demás que ...".

Pero yo prefiero sentirme parte de una comunidad más grande que es Navarra, abierta a quienes vienen de fuera, no sólo de visita sino también a quedarse, consciente de que la tarta hay que repartirla con más solidaridad y con menos privilegios. Con criterios de equidad y de acceso a servicios necesarios para todas las personas independientemente de dónde residan. Con espíritu de colaboración entre administraciones locales y no con rivalidades y desprecios.

En este sentido, sorprende la absoluta falta de solidaridad del alcalde y concejales de Pamplona con compañeros y compañeras de otros municipios, en un partido llamado Navarra Suma, del que forma parte Unión del Pueblo Navarro. Sólo se ha oído la voz del alcalde de Tudela, reclamando también carta de capitalidad y sin reconocer el aumento de financiación que le supone la nueva Ley, y el absoluto silencio de quienes están al frente de municipios cuya financiación mejora notablemente.

Volviendo a mi ciudadanía navarra, ¿tendría sentido que cada municipio al que yo voy de visita o a disfrutar de algunos de sus servicios culturales, comerciales o de ocio, reclamara su financiación al Gobierno de Navarra?

Y respecto a las capitalidades, ¿es partidaria Navarra Suma sólo de nombrar capitales a Pamplona y a Tudela, o también a otras cabeceras de antiguas merindades o futuras comarcas?

Miedo da pensar en su actitud ante el nuevo mapa local que hay que desarrollar y en el que deberíamos avanzar para dar mejor servicio y de forma más cercana y participativa.

Batzarre

noticias de noticiasdenavarra