ÚLTIMA HORA
La Justicia saca a Toni Cantó de la lista de Ayuso para el 4M

Rober Ibáñez: “Tenía muchas ganas de marcar en El Sadar”

Los Protagonistas | La grada despidió al autor del gol de la victoria coreando su nombre: “ha sido increíble”

09.02.2020 | 02:56
Rober Ibáñez y sus compañeros celebran la victoria de ayer.

Pamplona - Rober Ibáñez anotó un gol para Osasuna por segunda jornada consecutiva, pero en esta ocasión con la diferencia de que su tanto sirvió para que el equipo navarro se llevara el triunfo ante un correoso Extremadura (1-0). Un motivo de satisfacción para el valenciano, como él mismo reconoció al término del choque. "Estoy muy contento por haber sacado los tres puntos. Los necesitábamos, sobre todo después de la derrota de la pasada semana contra el Tenerife (3-2)", destacó el atacante rojillo.

El extremo explicó la acción del gol, "una jugada combinada en la que he definido bien y que ha servido para sumar los tres puntos", insistió. Además, pese a que la pasada temporada ya jugó medio curso en Osasuna y desde el pasado mercado invernal ha vuelto a reforzar al conjunto navarro, el de ayer fue su primer gol en Pamplona: "Tenía muchas ganas de marcar en El Sadar. No lo había hecho el año pasado ni éste y ha sido increíble, sobre todo por cómo retumbaba el estadio. Ojalá pueda repetir y ojalá que podamos celebrar el ascenso". Además, también catalogó como "increíble" la despedida que le tributó la afición al ser sustituido por Kike Barja: "Ha coreado mi nombre y, aunque llevo poco tiempo aquí, el cariño que me da es espectacular".

Una opinión similar expresó Rubén García, para quien una derrota ayer ante el Extremadura "nos podía afectar, sobre todo por cómo perdimos en Tenerife". "Sabíamos que teníamos que salir enchufados y así ha sido", remató. El mediapunta rojillo destacó la dificultad de un partido en el que "nos hemos enfrentado a un gran equipo que nos lo ha puesto complicado". "Nos ha costado ganar", agregó.

De las 12 victorias consecutivas en El Sadar que acumula Osasuna en Liga, Rubén García resaltó que "se dice pronto, pero es una racha difícil de lograr y eso demuestra la conexión que tenemos con la afición". "Es un lujo poder venir a El Sadar cada dos fines de semanas. A nosotros nos da un plus y se nota, sobre todo a nivel de estadísticas", añadió el valenciano, que también valoró el hecho de que el resto de resultados de la jornada hayan sido favorables a los intereses de Osasuna: "No soy muy de mirar la clasificación, pero con los compañeros me voy enterando y, cuando se da un fin de semana así y consigues los tres puntos, te vas más contento a casa".

El entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, presentó tres novedades en su once inicial con respecto al que elaboró para el partido en Santa Cruz de Tenerife. Rubén Martínez relevó en la portería a Sergio Herrera, Oier entró por Luis Perea y a Brandon le tocó empezar en el banquillo porque el técnico apostó por Juan Villar, que reapareció. "Aún me falta un poco de confianza, pero es lo que tienen las lesiones musculares", explicó el pichichi rojillo, aunque en su discurso primó lo colectivo sobre lo individual: "Siempre es importante ganar después de una derrota. Ha sido complicado, pero a estas alturas ningún partido va a ser fácil. Ahora lo que tenemos que hacer es sumar y cumplir el objetivo sin fijarnos en los demás".

Para Kike Barja, que disputó los minutos finales, "está claro que siempre jugamos para ganar y, cuando no puedes hacerlo, estás deseando que llegue el próximo partido. Por suerte, hemos vuelto a estar bien y ha sido una victoria justa". "Estamos en la posición que merecemos", añadió. En lo personal, dijo que "volver después de una lesión cuesta, y más si el equipo está funcionando, pero tengo que trabajar y aprovechar las oportunidades".