Sin Chimy, pero con otros

Gallego y Arnaiz, en la citación de Osasuna para visitar al Villarreal (18.30 horas, 'Movistar LaLiga 1')

02.02.2020 | 06:16
José Arnaiz, durante un ejercicio del entrenamiento de ayer en Tajonar.

Pamplona - Tras caer el miércoles en la Copa (3-1 contra la Real Sociedad), Osasuna se vuelve a centrar en la Liga visitando al Villarreal (18.30 horas, Movistar LaLiga 1), y lo hace sin el lesionado Chimy Ávila, pero con sus dos últimos refuerzos invernales, Enric Gallego y José Arnaiz, en la lista de 18 convocados. Los rojillos, undécimos en la clasificación con 28 puntos (el Granada les adelantó ayer tras ganar al Espanyol), buscan incrementar su cuenta para acercarse un poco más a la permanencia en la máxima categoría, su gran objetivo de la temporada.

Para afrontar el reto de cosechar un buen resultado en el estadio de La Cerámica, Jagoba Arrasate cuenta con la baja destacada de su máximo artillero, un Chimy Ávila que se va a perder lo que resta de ejercicio por culpa de la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda en el último duelo liguero de su equipo. En aquel encuentro, disputado el sábado 24 de febrero en El Sadar, Osasuna ya supo sobreponerse a la ausencia del argentino, que se lesionó cuando el conjunto navarro empataba sin goles contra el Levante, un encuentro que los rojillos terminaron resolviendo con las postreras dianas de Rubén García (de penalti) e Íñigo Pérez.

El equipo de Jagoba Arrasate demostró de esta forma que es capaz de ganar sin su mejor goleador sobre el terreno de juego -Chimy Ávila ha marcado 9 tantos en poco más de media Liga, registro al que hay que añadir los 2 que ha hecho en la Copa-, asunto que esta tarde podrá volver a refrendar en la cancha de un adversario complicado. Eso sí, la gran diferencia estriba en que el club navarro ha acudido esta semana al mercado en busca de pólvora ofensiva y la ha encontrado en Enric Gallego, con muchos boletos para colarse en el once inicial, y José Arnaiz.

Quien no jugará hoy contra el Villarreal será Oier Sanjurjo, fuera de la lista pese a haberse ejercitado con relativa normalidad en las dos últimas sesiones de entrenamiento de esta semana, ni tampoco Darko Brasanac, ausente por sanción. De esta forma, con Fran Mérida recién recuperado de una lesión, todo apunta a un doble pivote con Moncayola e Íñigo Pérez y la habitual defensa de cuatro, sistema solo alterado en el partido copero del pasado miércoles -jugaron tres centrales y dos carrileros- y que Arrasate no descartó en la previa del partido de ayer, aunque tampoco lo confirmó.

Osasuna-Real Madrid

A vueltas con el medio día del club

Críticas de los socios. La decisión de la junta directiva de Osasuna de declarar medio día del club el partido que el conjunto navarro disputará en El Sadar contra el Real Madrid -el domingo 9 de febrero a las 16.00 horas- ha generado controversia entre la afición rojilla. El hecho de que los socios tengan que pagar entre 10 y 30 euros para poder presenciar el encuentro ha provocado críticas en un amplio sector de la masa social de Osasuna, expuestas muchas de ellas a través de las redes sociales. Sin ir más lejos, Indar Gorri también se ha sumado a la polémica y ayer mismo invitó a sus socios y simpatizantes a no adquirir todavía sus localidades para el choque contra el Real Madrid -el plazo para los socios expira a las 14.00 horas del viernes de la próxima semana- a expensas de las decisiones que el grupo adopte en una asamblea prevista para un día sin especificar de esta misma semana.

Detalles

Viaje en chárter. Osasuna viajó ayer en avión a Castellón y regresará a Pamplona tras el partido.

Fiesta hasta el miércoles. La primera plantilla del conjunto navarro tendrá dos días libres tras el partido (lunes y martes) y volverá al trabajo en Tajonar el próximo miércoles.

Oier, en Pamplona. Pese a entrenarse con relativa normalidad el viernes y el sábado, el capitán no entró en la citación. El estellés ya se perdió el partido contra el Levante por una lesión muscular.

El rival

Paco Alcácer, el último en llegar al Villarreal

El Villarreal presentó el pasado viernes a Paco Alcácer, su rutilante fichaje en el mercado de invierno. El delantero, ex de Valencia, Barcelona y Dortmund, dijo en su puesta de largo como nuevo jugador del conjunto castellonense que "tenía ganas de volver a la Liga española". "Volver a casa es muy importante y sé que no me equivoco", señaló un Alcácer que tiene muchas opciones de debutar esta tarde en el partido contra Osasuna.